Golden State y Cleveland: un duelo que crece como clásico de todos los tiempos de la NBA

LeBron James y Kevin Durant, otra vez frente a frente
LeBron James y Kevin Durant, otra vez frente a frente Fuente: AFP
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
30 de mayo de 2018  • 00:01

"Increíble despliegue de talento ayer por LeBron y hoy por Steph y KD. Gran época para ser un aficionado a la NBA", tuiteó Emanuel Ginóbili, y sin querer desató algunos debates entre esos aficionados.

Golden State acababa de vencer a Houston Rockets por 101 a 92 como visitante y de clasificarse por cuarto año consecutivo para la final. Lo mismo había hecho Cleveland frente a Boston Celtics la noche anterior (87-79). Y entonces la mejor liga del mundo se definirá, por cuarta vez sucesiva, entre Warriors y Cavaliers, a partir de este jueves.

Más allá de que algunos cibernautas interpretaron en el mensaje de Ginóbili un posible anticipo sobre su futuro ("solo volvé, hombre", "simplemente no te retires", "volvé y hacé que la NBA sea grande de nuevo #UnoMasManu"), el bahiense se refería a la era en que abundan los cracks, como James (LeBron), Stephen Curry (Steph) y Kevin Durant (KD). De hecho, dos minutos antes había publicado "¿alguna vez tuvo la NBA 5 jugadores contemporáneos en su apogeo tan dominantes como Durant, Curry, Harden, LeBron y Westbrook? Solamente me lo pregunto...". Y entonces se abrió la discusión. Entre las respuestas aparecieron colosos de la historia: Magic Johnson, Michael Jordan, Larry Bird, Isiah Thomas, Dr. J...

En la otra cuestión, la de la "gran época para ser un aficionado a la NBA", muchos seguidores discreparon con Manu. "Es una época HORRIBLE para ser un aficionado a la NBA. Warriors-Cavaliers, parte 4?!?", cuestionó @JIFTheChosenOne. Y como él, muchos.

Ese tuit de Ginóbili tuvo más de 24.000 "me gusta" y más de 4900 republicaciones, pero la mayoría de quienes contestaron se mostró a disgusto con –y se quejó de– este cuarto Golden State vs. Cleveland en fila por el trofeo Larry O’Brien. Un cruce que se afianza como uno de los clásicos de todos los tiempos de las finales de la NBA, el único que se dio más de dos veces en fila en los 71 años de historia de la mejor liga de básquetbol del planeta. Y en cuanto a enfrentamientos en total, no solamente consecutivos, Warriors vs. Cavaliers se ubica segundo, si se considera como equipos distintos a Minneapolis Lakers y Los Angeles Lakers. Únicamente Boston Celtics vs. LA Lakers está por encima, con 11 finales entre ambos (12 si se agregara a Minneapolis), y a la par, con cuatro, figura LA Lakers vs. Philadelphia 76ers (seis, si se considerara a Minneapolis y a Syracuse Nationals, antecesor de Philadelphia).

Golden State vs. Cleveland se trata de una rivalidad bipartita en las alturas que puede no gustarle a una buena parte del público estadouidense, pero otras en otros deportes han marcado época sin aburrir: Roger Federer vs. Rafael Nadal en el tenis, Real Madrid vs. Barcelona en el fútbol español. No hay muchas más en el primer nivel mundial, de allí el valor de este cruce tan repetido en la elite del básquetbol.

Ambos finalistas consiguieron el pase con lo justo, en séptimos partidos, algo que no ocurría en las semifinales de la NBA desde 1979. Golden State dio vuelta en el tercer cuarto (33-15) un encuentro que se le ponía cuesta arriba en Texas, ante un Houston que pecó de abuso de intentos de triple: acertó apenas 15,9% de los 44 que ejecutó, con 27 yerros sucesivos (récord en playoffs en la liga), y así se quedó sin final James Harden (2 de 13), uno de los cracks referidos por Ginóbili.

En contraste, Steph Curry igualó un récord de otro histórico, Reggie Miller (jamás campeón), con 42 encuentros de playoffs como visitante seguidos acertando al menos un triple. El base anotó 27 tantos, y Kevin Durant, 34. Desde este jueves en California, tendrán enfrente a otro monstruo, LeBron James, que puede quedar como segundo goleador histórico en finales (1255 puntos; le faltan 63 para rebasar a Kareem Abdul-Jabar). Vaya si habrá atractivos en el nuevo clásico de la NBA.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.