Jerome Meyinsse, el múltiple campeón con el Ciclón que es instagramer y quiere bailar en lo de Tinelli

Jerome Meyinsse, multicampeón de la Liga Nacional con San Lorenzo
Jerome Meyinsse, multicampeón de la Liga Nacional con San Lorenzo Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio
Diego Morini
Juan Manuel Trenado
(0)
5 de julio de 2019  • 10:06

Había terminado sus estudios en la universidad de Virgina. Su carrera deportiva como basquetbolista en la NCAA no fue muy buena. En ese aspecto se puede decir que tuvo mejor suerte con los estudios. Como alumno distinguido y títulos en las carreras de economía y matemática, uno de sus profesores le ofreció trabajo en Wall Street. A los 21 años tenía que tomar una decisión, elegir el rumbo que prefería darle a su vida. Y hoy disfruta del nuevo título con San Lorenzo.

Si se pudiese abrir una línea temporal alternativa en ese preciso momento, Jerome Meyinsse sería hoy un hombre de traje y corbata, rodeado de planillas y pantallas con datos del Dow Jones, teléfonos sonando a su alrededor y gente gritando por el valor de una acción; o, por qué no, hasta un exitoso y multimillonario empresario. Pero no fue lo que eligió. En cambio, hay en la Liga Nacional un pivote en San Lorenzo, el jugador más divertido y extravertido de la competencia, capaz de lanzarse en parapente con un disfraz de hada madrina, o vestirse de mujer para imitar a Esmeralda Mitre en Bailando por un sueño, programa al que sueña llegar alguna vez como protagonista.

Jerome tiene 30 años y vive en pareja con Lia, una brasileña que juega al voleibol, también en San Lorenzo. Su look varió en las últimas semanas. De las prolijas y ajustadas trenzas puede pasar al refulgente afro con la misma naturalidad. Cuida los detalles. En el momento de la entrevista, había tomado esta segunda opción. Antes de comenzar, enciende la cámara de su teléfono y empieza a revisar si algo está fuera de lugar en su cabellera expansiva.

Delgado pero fibroso, mide 2,08 metros y pesa 106 kilos, pero esa es la parte que le sirve para ser intimidante arriba del parquet. Afuera es una sonrisa que le ocupa toda la cara. Se ríe permanentemente, recuerda anécdotas, se lo percibe genuino y explica cómo planea construir su carrera como influencer en las redes sociales. Un estadounidense suelto en la Liga Nacional, que consiguió una nueva corona con San Lorenzo, nada menos que el tetracampeonato del conjunto de Boedo.

-¿Qué fue lo que te motivó, a los 21 años, para venir a jugar a la Argentina?

-Terminé mi última temporada en la universidad y debía decidir si iba a trabajar o jugaba al básquetbol. Contraté un agente, me buscó un lugar y me ofreció la Argentina. Fui a Wikipedia para ver dónde quedaba y conocer un poco más de ustedes. El básquet era mi pasión y sentía que era el momento de hacerlo. Es que el cuerpo te permite hacerlo por un tiempo y no más. En ese contexto es que entendí que los negocios los podía hacer después del deporte. Decidí probar y así fue la historia. No tenía conocimiento del país, sí sabía más o menos donde estaba en el mapa, pero no mucho más.

Jerome Meyinsse, un personaje muy particular de la Liga Nacional
Jerome Meyinsse, un personaje muy particular de la Liga Nacional Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

-Pero la Argentina ya le había ganado a Estados Unidos y había sido campeón olímpico en 2004, ¿eso lo sabías?

-La verdad que no le daba importancia. La historia para nosotros se cuenta desde el otro lado: un equipo de los Estados Unidos de la NBA había fracasado en los Juegos. No era importante que la Argentina había ganado la medalla.

-En ese momento, ¿tampoco tenías referencias de Manu Ginóbili?

-No me gustaban los Spurs. Era fan de los Lakers. Estaba en contra de San Antonio y Ginóbili. Sí lo conocía a él, porque fue un tremendo jugador, pero no era fan de él.

Cinco títulos consiguió Jerome Meyinsse en la Argentina: con Regatas Corrientes ganó el Super 8 de 2012 y la Liga de 2013, y con San Lorenzo obtuvo el Súper 4 y la Liga de 2017, y la Liga de las Américas 2019.

-¿Cómo fue tu primer día en la Argentina?

-Fui directo a Córdoba (N. de la R.: su primer club fue Sportivo 9 de Julio de Río Tercero). Esperaba a alguien con un cartel con mi nombre, pero no lo encontré. Traté de tomármelo con calma, esperé un rato. Al final alguien apareció y me llevó a Río Tercero. Viajamos una hora en auto. Fuimos a almorzar con el presidente del equipo, nadie hablaba inglés. Sólo había un chico que hacía de traductor. La verdad es que no entendía mucho de todo lo que hablaban, me perdí de todos los chistes ese día. Después fui al hotel y a la noche me dio hambre. Quise volver a comer al mismo restaurante. Eran las 18.30 o 19 y cuando llegué estaba cerrado. Estuve caminando por 30 minutos, nadie hablaba inglés. Entonces me dije: "OK, así van a ser las cosas". Miré por la puerta y en el fondo había una persona. Trataron de explicarme que los horarios de comida son otros acá. Esa misma noche me encontré de nuevo con el traductor y probé fernet por primera vez.

-¿Te gustó?

-Me gustó el Fernet. Cuando jugaba en Córdoba tomaba mucho más, ahora no tomo tanto.

Facilidad para el idioma y adaptación

Jerome jugó luego en Estudiantes de Bahía Blanca, Sionista, Regatas, Atenas. y en el medio, tuvo una experiencia que lo marcó: Flamengo. Aunque hay que decir que más lo encandiló Río de Janeiro. Entre 2013 y 2016, coincidió con Nicolás Laprovittola. Fue cuando empezó su exposición en las redes sociales. Tony Washam, otro jugador norteamericano que fue su compañero en la primera temporada en Brasil, comentó: "En dos meses aprendió el portugués con mucha facilidad, cuando yo no podía decir una palabra". Vivía a dos cuadras de la playa y adora la arena. Pasaba mucho tiempo allí. Cuando la gente lo empezó a reconocer le pedía fotos y autógrafos. Así fue como, sin saberlo, se puso su propio apodo. Un hincha le dio su camiseta y le pidió que escriba su firma con letras grandes. Meyinsse recién estaba empezando a hablar el idioma y entendió que lo que le pedían era escribir la palabra "grandote", así lo hizo: "Grandão". Desde ese momento, así lo conocen en Brasil.

-¿Cómo fue la experiencia de Flamengo?

-Fueron increíbles los tres años en Río de Janeiro. Me encantó. Creo que podría volver en algún momento porque hice muchos amigos. A nivel deportivo estuvo espectacular. Pero llegó un momento en el que estaba muy cómodo y quería encontrar más desafíos, por eso también decidí cambiar y volver a la Argentina.

-Después de vivir tantos años afuera de tu país, ¿sos más sudamericano que estadounidense?

-La verdad que parece que sí, porque cuando vuelvo a los Estados Unidos, que lo hago por dos o tres semanas, ando de acá para allá porque no tengo casa. Me quedo con mi madre o mis amigos por unos días y después vuelvo. La mayoría de mi tiempo estoy en Sudamérica. Estoy feliz con eso, no tengo problema.

Jerome Meyinsse contra Charles Mitchell, en la semifinal contra Ferro
Jerome Meyinsse contra Charles Mitchell, en la semifinal contra Ferro Crédito: Marcelo Figueras/ La Liga

-¿Qué es lo que más te gusta de nuestra cultura?

-La mente americana (en los Estados Unidos) es de trabajar 20 horas por día y nada más. Después de haber vivido tantos años en Sudamericana, veo que tienen una vida un poco más relajada, que comparten tantas cosas con la familia, que disfrutan de los amigos.

-Los jugadores de tu estilo son muy requeridos en las Ligas de Europa y allá se gana mejor dinero, ¿nunca tuviste ofertas?

-Sí, sí. Tuve ofertas. Pero al principio no ganás más dinero. Primero tenés que jugar y demostrar. Después sí podés cobrar más. En 2013 me ofrecieron ir a Europa, pero elegí Brasil. También en el último año en Río me ofrecieron jugar en España, pero decidí quedarme. Es que estoy cómodo en Sudamérica y tener que ir a Europa implicaba demasiados cambios que no sé si los quería.

El rey de las redes sociales

Son muchos los videos que se hicieron virales en sus cuentas. Su fuerte está en Twitter (@y2jerome), Instagram (instagram.com/y2jerome) y Facebook (facebook.com/JeromeMeyinsse55/). El recorrido por sus videos lo puede mostrar interpretando a un super héroe en Copacabana, vestido de mujer o imitando a Maluma en una versión de "Felices los 4" que incluyó a sus compañeros norteamericanos cuando jugaba en Atenas (Darington Hobson, Donald Sims y Roquez Johnson).

-¿Por qué te gustan tanto las redes sociales?

-Me divierte. Es mi personalidad la que muestro en las redes. Comenzó todo en Brasil y casi sin querer. Tenía una idea, la hice en video, lo subí y a la gente le gustó. Seguí haciendo otros y otros más. Se hicieron virales y fue sin buscarlo. Me gusta hacerlo, desarrollo una idea, a veces hasta escribo un guión y después edito el video para que quede bien.

Cinco campeonatos conquistó en Brasil: ganó tres veces la Liga NBB (2014/15/16) y la Liga de las Américas y la Copa Intercontinental de 2014.

-¿Lo hacés todo vos?

-Sí, lo hago yo. Según la idea me grabo yo o le pido a algún compañero que me ayude. Puedo estar más de una semana pensando en cómo hacer el video. Tengo que visualizar la idea y después la ejecuto. Cuando lo tengo claro, llamo a la gente que me hace falta. Bajo todo a la computadora y lo edito. Me da mucha energía hacer eso. Cuando lo tengo listo, se lo muestro a una o dos personas para saber qué piensan y después lo subo a las redes. Me gustaba ver cómo reacciona la gente y me parece genial.

-¿Quiénes te ayudan?

-Como hace 6 años que los hago diferentes personas me ayudaron. Uno que lo hacía era Nico Laprovittola, yo lo llamaba y le decía 'Nico tengo una idea' y él me decía 'Ok Jerome, voy para allá y lo hacemos'. La pasábamos muy bien y nos reíamos muchísimo.

-¿Aceptaste un desafío en Brasil para tirarte en parapente?

-Sí, fue increíble. Lo había hecho varios compañeros míos de equipo y hasta Nico lo hizo. Me dijo que no pasaba nada, que estaba bueno. Entonces, dije que si lo hacía debía hacerlo disfrazado. Abrí una consulta en Instagram y de allí saqué la idea de hacerlo con un disfraz de hada madrina. Fue una locura, pero la verdad que la pasé espectacular.

Jerome Meyinsse en la lucha en el poste bajo, con el uruguayo Esteban Batista
Jerome Meyinsse en la lucha en el poste bajo, con el uruguayo Esteban Batista Crédito: Marcelo Figueras/ La Liga

-¿Pensaste en comercializar los contenidos?

-Lo pensé, pero lleva mucho tiempo hacerlo bien. Con los viajes y los juegos es imposible tomarlo con seriedad.

-¿Alguna vez se enojó algún compañero por lo que hacés?

-No, porque a la hora de subir un video no lo puedo hacer antes de un partido o durante las prácticas. Hay que estar enfocado en las cosas. Soy muy cuidadoso con esas cosas. Después de una victoria, un festejo o las vacaciones, soy de hacer más este tipo de locuras.

-Dijiste que querías participar en Bailando por un sueño. ¿Qué te falta para hacerlo?

-Yo quiero, pero hay que hacer muchos ensayos y la verdad que no es compatible con los entrenamientos con San Lorenzo. Fui una vez al estudio. En ese momento no entendía mucho del programa y no lo miraba tanto. Ahora soy súper fan y lo miro siempre.

-¿Se lo pediste a Marcelo Tinelli?

-Sí, pero no me dan los tiempos.

Jerome Meyinsse, pivote de San Lorenzo, instagramer y aspirante a Bailando por un sueño
Jerome Meyinsse, pivote de San Lorenzo, instagramer y aspirante a Bailando por un sueño Fuente: LA NACION - Crédito: Fernando Massobrio

-Pero si te diera el tiempo, después del retiro ¿estás listo?

-Pero claro, si tengo un espacio, ahí voy y bailo sin problemas.

-¿Vas a volver a vivir a Estados Unidos alguna vez?

-No me quiero quedar en un solo lugar. Quiero viajar y recorrer. Estar unos meses en una ciudad, otros tres en otra y unos seis meses en los Estados Unidos. Me gustaría poder llevar esa vida. Pero quedarme 12 meses allá. No, no lo quiero.

-Aprovechar tus estudios en economía, ¿ya no es una alternativa para el futuro?

-Puede ser. Me gustaría más aplicar mis conocimientos, pero para el mundo del deporte. No sé si puedo volver a ser un "hombre de los números", de mentalidad norteamericana, después de ver la forma de vivir en Sudamérica. Podría aplicarlo, pero si fuera con los negocios al básquetbol.

-¿Cómo sería tu retiro ideal?

-Playa todo el día, con lentes de sol. Una bebida. Eso quiero.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.