El paraíso de San Lorenzo: en Boedo, logró el récord de cuatro campeonatos consecutivos en la Liga Nacional

De fiesta en Boedo: San Lorenzo y la costumbre de ser campeón.
De fiesta en Boedo: San Lorenzo y la costumbre de ser campeón. Fuente: FotoBAIRES
Andrés Fernández
(0)
4 de julio de 2019  • 23:41

San Lorenzo de Almagro marcó a fuego en la historia del básquetbol argentino el título de tetracampeón, que no figuraba en ninguna de las páginas del libro llamado "Liga Nacional" que hace 34 años comenzó a escribir León Najnudel. El Ciclón lo conquistó en uno de los momentos más emocionantes de la vida del club, cuatro días después de volver a tomar posesión formal de su "Tierra Santa", en el barrio de Boedo. Con esta cuarta conquista de manera consecutiva y en escasas cinco participaciones, el club azulgrana ya se acomoda en la galería de los grandes del básquetbol argentino, apenas por debajo de Atenas (9 coronas) y Peñarol, de Mar del Plata (5), equipos que marcaron épocas.

El conjunto dirigido por Gonzalo García derrotó en el séptimo juego de la final por 79-71 a Instituto, de Córdoba, con Dar Tucker como figura (25 puntos y eficacia de 9 de 12 en dobles y triples), a tal punto que el estadounidense de Michigan fue premiado como MVP (jugador más valioso) de la final. Su compatriota Jerome Meyinsse dejó lo suyo, con 15 puntos y 3 rebotes. Instituto se presentó como un durísimo rival durante toda la serie, con carácter, y a pocos minutos estuvo de conseguir su primer trofeo de Liga.

Tucker, el MVP de la final, maniobra ante Clancy
Tucker, el MVP de la final, maniobra ante Clancy Fuente: FotoBAIRES

A diferencia de las tres definiciones anteriores, esta le costó muchísimo a San Lorenzo, que había vencido por 4-0 a La Unión (Formosa) en 2016, por 4-1 a Regatas Corrientes en 2017 y por 4-2 a San Martín (Corrientes) en 2018. A su vez, la Liga tuvo un séptimo capítulo de una final luego de nada menos que 19 años.

El Ciclón fue el mejor de todos durante la temporada. Batalló contra las presiones, algunos infortunios y las ausencias de varios jugadores importantes por lesiones en momentos decisivos de la competencia. San Lorenzo partió como favorito en el torneo y fue casi arrollador en la etapa regular: perdió tan solo 6 partidos de los 38, con 82,4% de eficiencia. Se basó en un plantel largo y tuvo a Nicolás Aguirre y el sobresaliente de José Vildoza, también base, como estrellas. Además, contó con seis extranjeros de primer nivel: Tucker, Donald Sims, el uruguayo Mathias Calfani, Meyinsse, el boricua Ramón Clemente y el canadiense Joel Anthony, que tuvo participación en la mismísima NBA, con pasado en Miami Heat, Boston Celtics, Detroit Pistons y San Antonio Spurs, en el que fue compañero de Manu Ginóbili.

El polideportivo Roberto Pando estuvo completo; el público azulgrana se habituó a festejar en Boedo por el básquetbol.
El polideportivo Roberto Pando estuvo completo; el público azulgrana se habituó a festejar en Boedo por el básquetbol. Crédito: @Sanlorenzo

Siendo el de Boedo el equipo de mayor presupuesto en la Liga, desde hace tres años viene "obligando" a los demás a realizar grandes erogaciones para estar a la par y luchar por la copa con posibilidades reales. Pero nadie lo consigue. San Lorenzo es dueño y señor del básquetbol argentino por otro año y afianza una era, con récords y proyección internacional, al punto de ser al mismo tiempo bicampeón de la Liga de las Américas.

Cuatro consagraciones seguidas en el ámbito nacional, dos en el continental, invitaciones para jugar contra equipos de NBA, festejos en su querido Boedo. San Lorenzo goza en su paraíso basquetbolístico.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.