La visita de Manu Ginóbili a Saavedra: la historia de la cancha de básquetbol del barrio que recuperaron los vecinos

Ginóbili firmó su gigantografía en "La Copita", la cancha de básquet de Saavedra
Ginóbili firmó su gigantografía en "La Copita", la cancha de básquet de Saavedra Crédito: Twitter
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
28 de diciembre de 2018  • 16:53

Viernes 28 de diciembre. La Ciudad de Buenos Aires amanece con un sol radiante y pocas nubes. El calor empieza a subir y el verano comienza a hacer estragos. Parece un día normal, el último previo al fin de semana que anticipa el nuevo año. Pero la Plaza Roque Sáenz Peña, del barrio de Saavedra , recibe una visita inolvidable. Entre los árboles y en una camioneta blanca, aparece un gigante de 1,98 metros: con gorra gris, remera blanca, bermuda gris y zapatillas negras, Manu Ginóbili se baja y sorprende a todo el barrio al acercarse hasta allí para dejar su sello en una cancha de básquetbol que lleva su imagen y, ahora, su firma.

La cancha de básquet en homenaje a Manu, desde el drone de LA NACION

00:43
Video

"Hola, qué tal, cómo andan", dice Ginóbili, mientras empieza a ser abordado por el pequeño grupo de vecinos que lo esperaba. "Manu, cómo va, bienvenido a la placita. Esta cancha es del año '47", le dice un señor mientras le estira su mano derecha y con la izquierda sostiene su celular, intentando grabar un momento único. "Del '47, mirá qué bien que se conserva", responde Manu, atento, mientras continúa con los saludos antes de emprender su actividad.

La iniciativa forma parte de una campaña publicitaria de la marca de ropa deportiva que lo auspicia al exbasquetbolista de 41 años. Desde anteayer, las imágenes del homenaje comenzaron a circular en las redes sociales: el artista Rodrigo Ojeda pintó una gigantografía de Manu con la vestimenta de San Antonio Spurs en el rectángulo de juego de la cancha "La Copita", ubicada entre Valedenegro y Avenida García del Río, en el sub-barrio 1° de Mayo de 1948 de Saavedra.

Crédito: Twitter

Dibujada en blanco y negro, en el centro del campo de juego -azul con líneas blancas- se puede apreciar a Ginóbili de espaldas, con su característico número 20 en la remera blanca de los Spurs, su brazo y pulgar izquierdo en alto y una toalla en su mano derecha.

"Ya me olvidé de cómo se hacía esto, totalmente", dice Manu, con una pelota en la mano y a punto de ejecutar un tiro, parado sobre la línea de tres puntos. "Por ahí algo te acordás, igual", le responden desde un costado. "Estoy más para posar, para fotos", responde el bahiense, entre risas, mientras la tradicional y antigua cancha de básquetbol del barrio está a su merced.

No es un lugar más para los habitantes de Saavedra. A mediados de 2014, el Gobierno de la Ciudad tomó la decisión de encarar una serie de reformas que generaron polémica en la calles de la zona: se retiraron los aros, se construyó una carpeta de hormigón simple sobre el piso de asfalto y se colocaron dos arcos metálicos de handball que también podían utilizarse para jugar al fútbol, dejando atrás de los mismos las jirafas que se habían retirado.

Ginóbili cayó de sorpresa en Saavedra para conocer la cancha de basquet que lleva su imagen - Fuente: Twitter

00:52
Video

Ante la situación, los vecinos tomaron cartas en el asunto, juntaron firmas a través de la plataforma "Change.org" para recuperar la cancha de básquetbol -mantenida por ellos mismos-, realizaron sucesivos reclamos y lo lograron en marzo, pocos meses después del desmantelamiento. Hoy, es lugar de recreación y promoción del deporte para jóvenes y adultos. Y más aún desde ahora, que una parte del histórico Manu Ginóbili está allí presente.

Las tomas pasan, y luego de fotos y videos -algunas junto a sus tres hijos- con el equipo profesional que llevó a cabo la campaña, el exescolta de los Spurs y la selección argentina empieza a retirarse del lugar, abordado por grandes y chicos que quieren retratar el momento único. "Estoy con el deporte, es salud. Orgullo para nosotros", le dice Néstor, "el farmecéutico del barrio" según comentan los vecinos en un video. Y Manu responde: "Me alegro muchísimo, realmente, mirá, a mí me tiene bien. Felicitaciones. Y muchísimas gracias".

Antes partir, agrega, con sonrisa incluida: "Quedó muy linda la cancha. Los felicito. Ahora que firmé, la cancha no se puede usar más". Vaya si la van a utilizar a partir de hoy.

San Antonio, cuna de homenajes para el 20

A cada paso que se da en San Antonio se respira una porción de Manu Ginóbili. Ni el retiro que conmovió a todos en agosto pudo frenar el clamor popular por el argentino que se volvió un ícono. Y son varios los homenajes que ha recibido el líder en robos (1392) y en triples (1495) de la historia de la franquicia texana, luego de disputar 1057 partidos.

Uno de ellos es un reconocido mural de colores en el que su figura está junto a las de Tim Duncan y Tony Parker, quienes conquistaron juntos cuatro anillos de la NBA (2003, 2005, 2007 y 2014) y se consagraron como uno de los tríos más importantes de la historia. Nadie logró más victorias: alcanzaron 575 en temporada regular y 126 en playoffs.

Otro apareció en abril del presente año, pintado por Nik Soupé, integrante del grupo de muralistas de arte urbano "Los Otros". Allí, se lo puede apreciar al bahiense mirando hacia su izquierda, de espaldas y con su camiseta, en un retrato pintado en blanco y negro, bordeado por luces que parecen replicar flashes. La obra está sobre una de las paredes del restaurante Rudy's Seaafood, en South Flores St.

Crédito: www.instagram.com/souplaws/

Poco tiempo atrás, el 30 de agosto, tres días después de su retiro, la ciudad entera se revolucionó con el #ManuGinóbiliDay, día en el que todos le brindaron homenaje al argentino. La iniciativa fue impulsada por el alcalde Ron Nirenberg y en todas las calles hubo banderas, camisetas, promociones en los comercios, estandartes y hasta una tarjeta gigante para firmar.

"¡Gracias, Manu!", se leyó en una bandera que se colgó en el ingreso a la legislatura de San Antonio, donde durante todo el día estuvo el Coyote -mascota del equipo- y se colgaron dos gigantografías de Ginóbili para que la gente pudiera fotografiarse con ellas. Fue tal la locura que el intendente proclamó, vestido con su camiseta y frente a los concejales que también llevaban puesta las suyas, al 30 de agosto de 2018 como "Día de Manu Ginóbili".

Y no todo termina: el 28 de marzo de 2019, en el partido frente a Cleveland Cavaliers en el AT&T Center, se retirará de forma oficial la camiseta número 20. Porque Manu siempre habrá uno solo. En Buenos Aires, Bahía Blanca o San Antonio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.