Mundial de básquet. La selección de Nigeria, un rival de mucho cuidado, con raíces en los Estados Unidos

  • 0
Nigeria

Nigeria

  • 0
Argentina

Argentina

Diego Morini
(0)
1 de septiembre de 2019  • 23:59

WUHAN, China.- El próximo paso será determinante. Los jugadores de la selección de la Argentina lo saben y se concentran en eso. Se cruzan en los pasillos del hotel y en los del estadio con Nigeria, el rival de este lunes, a las 5.30 hora de nuestro país, con transmisión por TyC Sports, pero no hay demasiado contacto entre ellos. Los africanos se mueven sin demasiados complejos y con cierto aire de suficiencia. Incluso, quienes trabajan en la organización de la competencia confiesan que es complicado el trato con ellos, ya que son reacios a obedecer algunas órdenes. Un equipo africano con apenas 3 jugadores nativos y con 9 integrantes nacidos en los Estados Unidos que en la primera jornada mostró talento y que el conjunto de Sergio Hernández estudia hasta el detalle para no dar un paso en falso.

Es una de las pruebas más intrigantes para el conjunto nacional, porque su rival tiene el potencial para competir con cualquier equipo, pero también cierta falta de rigor a la hora de defender y respetar los sistemas. A pesar de esta debilidad que muestra, es necesario comprender que apenas un jugador del plantel africano participa en la liga local: Ben Uzoh. Sin embargo, su experiencia marca la diferencia. Tiene 31 años, nació en Houston, empezó a jugar en la universidad de Tulsa, jugó en Brooklyn, Cleveland y Toronto en la NBA. Sufrió una lesión muy curiosa (síndrome de abertura torácica) y eso lo sacó de las grandes ligas.

El resto de los jugadores están participando de ligas internacionales. Casualmente dos de los tres basquetbolistas nacidos en Nigeria integran equipos de elite. Josh Okogie, es un escolta de 20 años, que nació en Lagos, Nigeria, y juega en la NBA: Minnesota Timberwolves. Mientras que el pivote Michael Eric, que también nació en Lagos, jugó en la Universidad de Temple, pasó por Milwaukee Bucks, estuvo en Bilbao Basket, jugó en 2017 en la liga de Alemania y acaba de acordar un contrato por dos temporadas con Baskonia. Incluso, el ala pivote Talib Zanna, de 28 años, que nació en Kaduna, Nigeria, juega en Ironi Nes Ziona, de Israel.

Ben Uzoh, uno de los jugadores nacionalizados que tiene el seleccionado nigeriano
Ben Uzoh, uno de los jugadores nacionalizados que tiene el seleccionado nigeriano Crédito: @NigeriaBasket

Las amenazas de Nigeria se concentran en sus jugadores NBA. La principal figura es Al-Farouq Aminu, de 28 años, el ala pivote que jugó en Portland Trail Blazers y que acaba de firmar contrato con Orlando Magic. También Ekpe Udoh, es uno de los valores del equipo africano, ya que pasó por Milwaukee, Clippers y ahora juega en Utah Jazz. Y apuesta al futuro con Chimezie Metu, el ala pivote de 22 años, que en la última temporada formó parte del plantel de San Antonio Spurs y jugó 22 encuentros.

Esta cantidad de recursos de Nigeria son los que pondrán a prueba nuevamente al equipo de Sergio Hernández. Sabe el conjunto argentino que una victoria este lunes podría significar la clasificación a la segunda etapa del torneo. Es que, en el segundo turno se medirán Rusia y Corea del Sur y un éxito del equipo europeo le daría el pase a la Argentina a Foshan, la ciudad donde se cruzarán con el primer y el segundo del grupo A (China, Polonia, Venezuela y Costa de Marfil).

Nueva York, Houston, Los Ángeles, Oklahoma, son algunas de las ciudades que vieron nacer a muchos jugadores de este seleccionado africano que es una verdadera amenaza para el equipo argentino. Otro paso complejo, pero que Facundo Campazzo, Luis Scola y compañía saben cómo hacerle frente.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.