NBA: Toronto es el campeón que destrozó las lógicas y ahogó el tricampeonato de Golden State

Crédito: AFP
Diego Morini
(0)
14 de junio de 2019  • 01:15

Destrozó las predicciones, se burló de los especialistas, pisoteó todo ego y reescribió la historia de una competencia de más de 70 años de existencia. Toronto Raptors rompió toda lógica, no solo le negó el tricampeonato a Golden State Warriors y sacude su imperio, sino que además patea el tablero de la NBA, que por primera vez tiene un campeón no estadounidense y ve cómo el preciado anillo se muda a tierra canadiense. La victoria en Oakland por 114-110 será una huella imborrable para un grupo de jugadores que llegaron desde el este, se impusieron por 4-2 en la serie y se quedaron con el trono.

Es un auténtico cuento de hadas el que escribió esta franquicia que tiene apenas 24 años en la NBA (ingresó en la temporada 1995/96). Dio el golpe después de conformar un plantel nuevo, con jugadores que emigraron de otros equipos, mientras nadie tenía muy claro cómo podían encajar tantos talentos diferentes. Detrás del desembarco de Kawhi Leonard se consolidó un conjunto que ya tenía a Kyle Lowry como el conductor, y a Nick Nurse en su primera temporada como entrenador. Y que se potenció cuando se sumó en febrero de este año el español Marc Gasol.

La emoción de los jugadores de Toronto - Fuente: Twitter

00:23
Video

Toronto dejó de pertenecer al grupo de equipos que nunca consiguieron un anillo, que quedó conformado por 11 franquicias de las 30 actuales: Suns (51 temporadas), Clippers (49), Jazz (45), Nuggets (43), Nets (43), Pacers (43), Magic (30), Timberwolves (30), Hornets (29), Grizzlies (24) y Pelicans (17).

Estalla Toronto, porque desde la creación de la NBA, sucedida en 1950 a partir la fusión de la ABA y la NBL, nunca una organización extranjera se había consagrado. En la primera temporada de ABA, en 1946, había participado Toronto Huskies, que apenas se sostuvo un año, con 22 victorias y 38 derrotas. Lo llamativo es que el primer partido de la historia de la liga se desarrolló en Canadá.

Otro canadiense en la competencia fue Vancouver Grizzlies, que estuvo seis temporadas en la NBA y nunca logró acceder a los playoffs (en 2000/01 la franquicia se mudó a Memphis). Por eso, lo que consiguió Toronto Raptors se eleva hasta el cielo para el deporte profesional canadiense, y por eso las impresionantes mediciones de audiencia y las muchedumbres en las calles de la ciudad.

El crecimiento fue paulatino porque desde la temporada 2013/14 el equipo participa con seriedad en la postemporada y hoy acumula seis participaciones consecutivas; en los 18 años anteriores tenía apenas cinco. La dirigencia tomó determinaciones importantes para este momento de gloria, al considerar que para tener a Kawhi Leonard debía dejar marchar en el intercambio a DeMar DeRozan, el jugador franquicia de Raptors hasta la temporada anterior.

Crédito: Tony Avelar / AP

Y vaya si el cambio dio frutos, porque Leonard que salió de San Antonio en medio de un escándalo de acusaciones cruzadas y se fue al este para mostrar que su condición de superestrella no entiende de conferencias de la NBA. Su rendimiento en playoffs resultó completamente dominante: así como eliminó a Philadephia con un triple sobre la chicharra, en esta postemporada el muchacho de Los Ángeles marcó 722 puntos, una cifra que alcanzaron Michael Jordan (759) en 1992, Hakeem Olajuwon (725) en 1995 y Allen Iverson (723) en 2001.

Y como si fuese poco Kawhi, que fue nombrado MVP (jugador más valioso) de la final, volvió a transformarse en el verdugo de una franquicia que buscaba un tricampeonato. En 2014, cuando ya brillaba en Spurs, detuvo la furia de LeBron James, Dwyane Wade y Chris Bosh, el Big Three de Miami Heat. Anoche pulverizó ese sueño de Stephen Curry y compañìa, liderando a un plantel que ganó tres partidos como visitante en la serie.

Es verdad que Golden State sufrió como pocas veces lo hizo un equipo en la final de la NBA. Las lesiones dejaron demasiado malherido al bicampeón: primero padeció la de Kevin Durant, y anoche se sumó una de Klay Thompson, que dejó el juego tras caer mal en un intento de volcar el balón y se torció la rodilla izquierda. Luchó hasta el final Warriors, pero Toronto no dejó pasar la oportunidad.

Raptors es el nuevo campeón de la NBA. Nadie lo imaginaba antes de la temporada. Toronto llegó desde el norte para destronar a Golden State y cuando muchos creían imposible semejante empresa, la franquicia canadiense se lleva el trofeo Larry O'Brien para dejarlo un largo tiempo fuera de Estados Unidos por primera vez en la historia.

ADEMÁS

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.