La nueva faceta dirigencial de Fabricio Oberto

Fabricio Oberto
Fabricio Oberto Fuente: LA NACION - Crédito: Matías Aimar
El ex pivote de la Generación Dorada es ahora directivo de la intervenida CABB y hasta desempeña un cargo en FIBA
Xavier Prieto Astigarraga
(0)
7 de febrero de 2015  • 09:39

Fabricio Oberto fue un jugadorazo, tal vez el mejor pivote de la historia del básquetbol argentino. Campeón en cada tipo de torneo que afrontó, al cordobés se lo conoce también por sus actividades fuera de la cancha. Le gusta el rock, tiene un programa de radio, conduce otro de televisión... y acaba de agregar otra faz a su vida: la dirigencial.

Hoy, a los 39 años, es uno de los referentes de la Generación Dorada involucrados en la recuperación de la Confederación Argentina de Básquetbol (CABB) tras la devastación económica. Y hace pocos días, con ni siquiera un par de meses en su función, ya recibió una nueva: a propuesta de CABB, integra la Comisión de Jugadores de FIBA , encabezada por otra gloria mundial, el serbio Vlade Divac .

-¿Qué implica tu cargo en FIBA?

-Estoy contento. Es una muy buena oportunidad de hacer cosas. El comité va a analizar situaciones de jugadores, y a medida que surjan problemáticas, Vlade va a ir tirándolas sobre la mesa. Esto va a abrir mucho el juego para el bien del deporte.

-¿Es como un sindicato dentro de la patronal?

-No lo había pensado así. Puede ser. Competencia y calendario serán el primer tema. Éste es un primer paso y un desafío. Recibí felicitaciones de Sergio [Hernández] y Julio [Lamas] . Y hablé con Horacio [Muratore , el presidente de FIBA]. Vamos a estar en la cocina de los torneos.

-¿Y en qué consiste tu labor en CABB?

-Comencé hablando con Fede [el interventor, Federico Susbielles ] y con Juan [Espil , el director deportivo] para hacer convenios con federaciones para partidos U16 y U19. Es un tema de ex compañeros, hoy directivos. La intención es ir abriendo puertas con las federaciones, tener un vínculo de ida y vuelta. Ahora vienen los Juegos Olímpicos y se da una buena oportunidad de que algunas, como España y Serbia, devuelvan visitas que les hemos hecho. Todos buscamos tener el equipo mayor más competitivo posible. Ahora estamos comenzando con el U14. Y el básquet femenino debe tener una estructura.

-¿Por qué aceptaste la convocatoria?

-Hablé con los chicos de la selección, Luis [Scola] , Pablo [Prigioni] . No había descubierto que tenía ganas de hacer esto y es una forma de devolver algo al básquetbol. Tengo compromisos en radio y televisión, pero para esto no necesito estar todos los días en Buenos Aires. Es un proceso de aprendizaje. Soy director de relaciones internacionales, pero a la venta de humo hay que dejarla a un lado. Yo trato de hacer cosas.

-¿Cómo encontraste a la entidad?

-Hay muy poca información y un gran déficit. Nosotros tuvimos la suerte de estar en organizaciones muy importantes del básquet, y debemos aprovecharlo en una situación general muy difícil. Pero no nos compete estar opinando de lo que pasó.

-¿Cómo recibiste la novedad del hurto de hace unas semanas en CABB?

-Debe motivarnos a hacer mejor las cosas. Hay que seguir trabajando. Que los equipos puedan seguir viajando... En la confederación al final del día uno toma la decisión, pero todos somos consultados. Este modelo dará muchos resultados.

-¿Cuánto tiempo puede tomar normalizar la institución?

-No va a ser de un día a otro, como no lo fue lo que pasó antes. A medida que se va teniendo eventos y torneos se va pudiendo levantar deudas. Cuando el equipo está arriba en el ranking, es más fácil recuperarse. Ahora hay que trabajar por tener el mejor equipo posible.

-¿Cuán involucrados están los otros miembros de la Generación Dorada?

-Siempre saben lo que está pasando. Todos estábamos conectados antes, de una manera u otra. Y hoy todos saben de las decisiones que se va tomando.

-Hay una causa por corrupción contra Luciano Di Césare, director de PAMI, que habría influido para que Federico Susbielles, otro funcionario de PAMI, fuera designado interventor de CABB. ¿Hay garantía de que quienes están al mando son probos?

-No sabía de esa causa. No he escuchado el nombre de él ni en una charla, siquiera. No puedo opinar de eso. Nosotros debemos enfocarnos en el deporte. La confederación debe ser una institución fuerte y estar entre las mejores del mundo, con trabajo.

-¿Hay riesgo de una politización?

-No lo siento. Si fuera así, trataría de no meterme en eso. Lo más importante es que muchos chicos puedan hacer deporte. La corrupción está, pasó.

-¿Qué ves para dentro de dos años?

-Esperamos tener una estructura, una forma de reclutar jugadores. Que Argentina sea potencia, como Yugoslavia en su momento, como Serbia hoy. Más que de la Generación Dorada, queremos que se hable de la selección argentina. Apuntamos a estar entre los cuatro mejores del mundo.

Hoy parece muy difícil eso, con los dorados en retirada y sin recambio del mismo nivel a la vista. Pero aquel grupo campeón olímpico surgió en poco tiempo, y Fabricio confía en que la tarea dirigencial ayude a suscitar otro: "Hay equipo, hay gente, y hay que seguir trabajando y sumar".

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.