Río 2016, básquet: los pibes dieron la talla, con Garino como abanderado