Murió Mantequilla Nápoles, un exquisito campeón que no pudo con Carlos Monzón

Mantequilla Nápoles cuando peleó, y perdió categóricamente, con Carlos Monzón
Mantequilla Nápoles cuando peleó, y perdió categóricamente, con Carlos Monzón
(0)
16 de agosto de 2019  • 19:54

Fue, en los años 70, uno de los mejores pugilistas libra por libra. Cubano de nacimiento (en Santiago de Cuba, en 1940), pero nacionalizado mexicano, José Ángel Mantequilla Nápoles reinó en la categoría welter (semimedianos), ostentando el título de la Asociación Mundial de Boxeo. Tanta era su calidad que los promotores vieron la gran ocasión de hacerlo trascender aún más: "¿Por qué no enfrentarlo al monarca de los medianos, el imbatible Carlos Monzón?", fue la idea marquetinera. Acaso la peor decisión deportiva que pudo haberse tomado en la carrera de Mantequilla.

Exquisito boxeador, muy técnico, de gran velocidad de manos, Nápoles falleció este viernes a los 79 años. Aquella pelea con Monzón, el 9 de febrero de 1974 y organizada por el actor Alain Delon (amigo del argentino) en París, en la zona de La Defense, marcó un punto de inflexión de su carrera. No sólo porque debió subir dos categorías (de 66kg a 72,500) para enfrentar al argentino, sino porque nada fue igual después de ese combate. El santafecino le dio una paliza para ganar por KO técnico en el 7° round. Nápoles no pudo continuar el combate y su cara mostró posteriormente el costo que tuvo ese duelo desigual. Monzón, como solía ocurrir con sus rivales, no tuvo piedad.

Mantequilla Nápoles con el cinturón de campeón de los welters
Mantequilla Nápoles con el cinturón de campeón de los welters

Mantequilla tenía 8 peleas como profesional (debutó en 1958) cuando el dictador Fidel Castro decidió prohibir el boxeo en Cuba en 1959. Fue entonces cuando partió rumbo a México, para continuar con su campaña entre los livianos. En 1969, obtuvo el título de los welters de la AMB y del CMB frente al norteamericano Curtis Cokes. Construyó una carrera con más alegrías que tristezas hasta que se cruzó con Monzón, a quien acusó de haberle introducido el dedo pulgar en uno de sus ojos en plena pelea, lo cual le restó posibilidades de visión.

Mantequilla, que forma parte del Salón de la Fama del boxeo y fue elegido entre los 100 mejores de todos los tiempos por la revista The Ring, siguió siendo campeón de los welters. Defendió incluso la corona ante otro argentino, Horacio Agustín Saldaño (la Pantera tucumana) y se retiró en diciembre de 1975. En total, realizó 84 combates, con 77 victorias (54 de ellas por KO) y 7 derrotas. Una de ellas, la que cambió su historia.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.