Por qué "la pelea del año" ni siquiera fue la pelea de la noche

Osvaldo Príncipi
Osvaldo Príncipi PARA LA NACION
Teófimo López venció a Vasily Lomachenko en un combate deslucido
Teófimo López venció a Vasily Lomachenko en un combate deslucido
(0)
18 de octubre de 2020  • 17:15

La táctica y la estrategia son dos de los patrones más poderosos que tiene todo arte competitivo para conseguir el mejor resultado. Sin embargo, en el boxeo, se prioriza tanto o mucho más que todo esto, el estallido y el espectáculo ofrendado por los peleadores. Mucho más que la mismísima eficacia y el purismo técnico con los que se obtienen los puntos de cada round. Por eso, cuando esto es una consecuencia de esquemas avaros y "resultadistas", tan egoístas como beneficiosos en la puntuación, los combates fracasan por completo. Y esto pasó anoche en el Casino MGM Grand de Las Vegas, en el que la autodenominada "pelea del año" perdió por KO.

Más allá de los fallos, determinantes de un vencedor y un derrotado, en tales circunstancias, bajaron del ring dos boxeadores que no pudieron alcanzar su cometido.

En un cotejo indescifrable, opaco, ajedrecístico, sucio y sin roce, el neoyorquino Teófimo Lopez, (61,237 kilos) dimensionó su poderío con el campeonato mundial de los livianos, al adjudicarse todas las versiones (CMB, FIB, AMB, OMB) con una victoria por puntos en doce rounds sobre el ucraniano Vasiliy Lomachenko (61,237 kg), considerado como el número 1 del momento. El mejor de todos. Con pasado de bicampeón olímpico y tricampeón mundial. Algo que se esfumó con el último campanazo.

La decepción por la escasa entrega de ambos en el cuadrilátero, por sus planteos indescifrables e improductivos, determinó que López, flamante campeón de 23 años, ganador de 16 combates, con 13 KO, no lograra desplegar el suceso y efecto que un triunfo de ésta magnitud hubiese concitado en otras circunstancias. Sobre todo porque Lomachenko parecía imbatible, y a los 32 años, sólo exhibió una resistencia tibia y vacía.

Téofimo no tuvo nada del rebelde noqueador que jamás respetó jinetas ni pergamino de sus oponentes - mayormente limitados- y casi nunca arriesgó en un desborde a cara abierta. Lomachenko olvidó su talento en los vestuarios y marcó el ring como si fuese un juego de rayuela que no le arrojó nada positivo.

Teofimo López estuvo más activo que Vasily Lomachenko en el comienzo de la pelea: los jurados castigaron al ucraniano con el fallo
Teofimo López estuvo más activo que Vasily Lomachenko en el comienzo de la pelea: los jurados castigaron al ucraniano con el fallo

¿Quién es Teófimo López? Es un joven que vivió toda la vida para el boxeo. Impulsado por su padre y entrenador: Teófimo Sr. Acompañado siempre por su madre - que dice ser brasileña- y aferrado a la bandera de Honduras, la tierra de su abuela. Estuvo en Buenos Aires, en el preolímpico de boxeo de 2016 y aquí aprendió un par de "palabrotas" que pasaron a ser parte de su vocabulario favorito. Fue eliminado en el primer combate en los Juegos de Río 2016. Hace dos años se casó y ello fue un detonante familiar que casi termina en un episodio de comisaría. Maneja como nadie, el negocio del amor y el odio con el público. Tiende a tratar de ser un nuevo Roberto "Mano de Piedra" Durán, pero careció de su iracundia, en esta ocasión, ante un Lomachenko, que pareció avejentado en medio de esta crisis.

Hay tres factores aplicables para entender, en parte, el fracaso del desafío "Loma vs Teófimo". 1°) Pelear sin público los desorientó y les quitó concepto sobre lo que estaban brindando en silencio y a puertas cerradas. 2°) Los perjudicó prepararse,en tiempos de Covid-19, con mentalidades y temáticas diferentes en el gimnasio. 3°) Los deportistas han perdido plenitud y su desempeño ha mermado en periodo pandémico. Terminante.

López arriesgó un poco más que Lomachenko y con eso le alcanzó para quedarse con el triunfo
López arriesgó un poco más que Lomachenko y con eso le alcanzó para quedarse con el triunfo

El veredicto unánime fue tan llamativo como el pobre nivel del match. Volvió a causar estupor la señora Julie Lederman, estadounidense de 52 años, hija del difunto Harold Lederman, experto de HBO, que puntuó: 119-109, (Entiéndase 11 asaltos a 1 a favor de López). En crónicas pasadas destacamos su incomprensión para juzgar esta disciplina. Sobre todo cuando mantenía ventajas para el inglés Matthew MacKlin sobre el quilmeño Sergio "Maravilla" Martinez, en 2012, en Nueva York. Siempre sorprende con sus apreciaciones y nadie la aparta del sistema. ¿Por qué será? Las restantes indicaron: 117-111 y 116-112.

La tarjeta de LA NACION indicó igualdad en 114. ¿Disentimos con el fallo oficial? No, de ninguna manera, dado que dentro de un desarrollo paupérrimo como el de este combate es imposible sostener un criterio razonable.

El pugilismo pudo haber alzado bien alto sus valores en este universo apaleado. Sin embargo, desaprovechó una gran oportunidad. Todos perdieron algo. Los hombres del negocio relegaron ganancias y bajaron sus acciones, al igual que Teófimo y Lomachenko.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.