Tragedias e historias de intrigas y desconcierto en el boxeo

Osvaldo Principi
Patrick Day es llevado desde el ring tras ser noqueado el sábado pasado: falleció cuatro días después
Patrick Day es llevado desde el ring tras ser noqueado el sábado pasado: falleció cuatro días después Crédito: AFP
(0)
19 de octubre de 2019  • 00:27

Las adversidades y las intrigas no son los mejores cómplices de un crítico al analizar editorialmente una situación. Sobre todo en este ámbito del boxeo, donde duelen, avergüenzan y hasta aburren.

La muerte del pugilista estadounidense Patrick Day, de 27 años, acaecida el pasado miércoles tras sufrir un KO en un ring de Chicago el sábado último, dio continuidad a una serie de tragedias pugilísticas sucedidas en los últimos 90 días en donde perdieron la vida el santafecino Hugo Santillán y el ruso Maxim Dadashev y resultó seriamente lesionado el mexicano Felipe Orucuta. Más allá de las conclusiones recurrentes y nada efectivas contra estos episodios, el sistema político boxístico deberá profundizar a fondo dónde estuvieron las fallas en cada uno de estos casos y la investigación de por qué se llegó hasta lo peor. Se agotó el límite para tolerar falencias y casos fatales. Imperiosamente, sea como sea, se necesita frenar esta crisis y saber qué pasó.

El estadounidense Errol Spence, de 29 años, parecía afianzar una imagen de campeón modelo por su tecnicismo artístico expuesto en sus últimas victorias sobre Mikey García y Shawn Porter, sosteniendo el campeonato mundial welter CMB-FIB y una carrera invicta de 26 peleas. Pero un tremendo accidente automovilístico originado por su absoluta irresponsabilidad causó un cambio inmediato en la valorización de su figura.

Así quedó la Ferrari de Errol Spence, que salvó su vida de milagro
Así quedó la Ferrari de Errol Spence, que salvó su vida de milagro

Conduciendo su Ferrari a altas velocidades e infringiendo las reglas de tránsito de Dallas, salvó su vida de milagro. Excedió los límites alcohólicos permitidos para manejar en el estado de Texas y tras varios tumbos fue despedido de su máquina -no utilizaba el cinturón de seguridad-, y ello motivó su primer delito de clase B, que deberá resolver a la brevedad.

Este caso evocó la tragedia protagonizada por el mexicano Salvador Sánchez, fantástico campeón mundial pluma del CMB, que perdió el control de su Porsche yendo a más de 200 kilómetros por hora en una carretera azteca y apagó su vida de modo inconcebible a los 23 años, en 1982.

Spence, milagrosamente ileso, solamente atinó a decir: "Miren, soy un monstruo: no tengo un sólo hueso roto". El gran ejemplo se esfumó en una frase y un segundo.

Intrigas y desconciertos

Las intrigas y el desconcierto forman parte, todavía, de las reglas que tendrá el boxeo olímpico en los Juegos Olímpicos Tokio 2020. Excluida la sospechosa Asociación Internacional de Boxeo Amateur (AIBA) de la fiscalización, tanto el Consejo Mundial de Boxeo (CMB) como la Asociación Mundial de Boxeo (AMB), entes reguladores del profesionalismo, intentan incidir, con sus principios totalmente opuestos, en el Comité Olímpico Internacional (COI), que será el máximo rector en la competencia.

Mauricio Sulaimán, el presidente del CMB, aboga por el protagonismo exclusivo de pugilistas de carácter amateur puro, tendencia que aprobamos, mientras que Gilberto Mendoza Jr., el máximo directivo de la AMB, propugna la participación de boxeadores profesionales, una instancia riesgosa que no amerita experimentación en este tiempo luctuoso del pugilismo.

La exatleta porteña Carolina Mariani, que compartió Juegos con Oscar de la Hoya y Floyd Mayweather, fue designada como la máxima autoridad del Comité Olímpico Argentino (COA) para las eliminatorias que clasificarán a los boxeadores americanos que tomarán parte de Tokio 2020.

Mariani, quien jerarquizó al judo argentino tiempo atrás, ya empezó a trabajar. En silencio y con gente valiosa. De todos modos, nadie sabe cuáles serán sus aportes a las nuevas reglas del amateurismo, necesitado de buena dirigencia y sabiduría. En todos los niveles.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.