Canapino sacó ventaja para los 200 Kilómetros

Marcó la pole-position rumbo a la tradicional carrera, que este año se corre en La Pampa
Roberto Berasategui
(0)
27 de septiembre de 2015  

TOAY, La Pampa.- Son las consecuencias de la marginación que vive el autódromo Oscar y Juan Gálvez de la Ciudad de Buenos Aires. Los 200 Kilómetros nacieron con aires porteños para destacar las bondades marketineras y deportivas de la categoría que siempre ostentó la potestad de enorgullecerse como la más tecnológica y apoyada por las campañas de las terminales automotrices que la nutren.

Sin embargo, el año pasado la clausura de lo que siempre se conoció como "la Catedral de la Velocidad" en la Argentina cambió el rumbo de una competencia que ahora se trasladó a La Pampa. Es cierto, alguna vez se mudó al autódromo de La Plata. Pero en la actualidad dista de aquellos años que se floreó con el ruidoso (por el motor y por la repercusión) Fórmula 1 y con invitados de pergaminos internacionales.

El autódromo de Toay ofrece otras características. Alicaído si se lo compara con aquellas experiencias fabulosas de autódromo porteño repleto, esta vez la apuesta pasa por lo estrictamente deportivo. Los ya clásicos 200 Kilómetros en un circuito que, casualmente, el promedio de vuelta roza los 200 km/h.

Sobre el veloz asfalto pampeano, Agustín Canapino impuso su ritmo con el Peugeot 408. El arrecifeño competirá en esta carrera especial con el piloto invitado Ricardo Risatti. Aquí no sólo se contemplará vértigo absoluto con el acelerador a fondo. También el cambio de conductor y la estrategia serán fundamentales para conformar un trabajo grupal en busca del triunfo.

"Es importante lograr la pole por la confianza y porque cristalizamos el gran funcionamiento del auto. Por supuesto que en una competencia tan compleja, hay muchas variables que definirán el resultado. Pero nos tenemos mucha fe", comentó Canapino. Detrás se ubicó el cordobés Facundo Chapur (Fiat Linea).

Desde la tercera fila, otro Peugeot, el del campeón Néstor Girolami. El monarca cederá su butaca a su gran amigo, Mauro Giallombardo ("Siempre lo elegiré, porque tenemos un estilo similar, contextura física acorde y porque somos muy amigos. No elegiría a Canapino", confesó Bebu), con quien ganó el año pasado en Buenos Aires y marcó la diferencia rumbo a al corona.

Serán 49 giros para completar los 200 kilómetros del Súper TC2000, a partir de las 12.15. En el autódromo patagónico también habrá fecha especial de Fiat Abarth Competizione, con pilotos invitados, y la Fórmula Renault (ayer ganó Federico Cavagnero). Una fecha muy especial.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.