Presiones y millones: el detrás de escena de la decisión de Marcos "Chino" Maidana

Andrés Vázquez
(0)
25 de abril de 2019  • 18:01

Primó la cordura. A pesar las presiones y el entusiasmo del entorno, Marcos Maidana decidió que no volverá a boxear. Después de su estruendoso anuncio de regreso, de entrenar durante dos meses en Las Vegas y bajar casi 20 kilos, entendió que ya no tiene las condiciones físicas y espirituales que lo llevaron a la gloria boxística y decidió retomar sorpresivamente al país. "Me retiro definitivamente del boxeo, no vuelvo mas. Le pido perdón a la gente pero hubo algunas cosas que no estaban bien", lanzó el Chino a la cadena Fox Sports, apenas aterrizó en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza, el miércoles por la noche, proveniente de Las Vegas, donde estaba preparando la vuelta al ring, tras cinco años de inactividad.

La noticia de su "no retorno" rápidamente cobró notoriedad y tuvo fuerte repercusiones en el mundillo del boxeo mundial. Pero al mismo tiempo surgieron las dudas y las preguntas de su anuncio y su vuelta imprevista al país . ¿Por qué decidió no volver a boxear? ¿Cuál fue la causa de su arrepentimiento? ¿Tenía realmente ganas de volver? Se deduce que Maidana ya tenía tomada la decisión desde hace varias semana, aunque su equipo, conformado por Alex Ariza, el entrenador Vladimir Baldenebro y su primo Martín Pileta Gomez, confiaban en revertir la situación a la hora de comenzar las sesiones de sparring.

Maidana había firmado un contrato de 14.5 millones de dólares por tres peleas (1.5 millón por la primera pelea, 3 millones por la segunda y 10 millones por la tercera) con la promotora Premier Boxing Champions, del reconocido promotor Al Haymon, ex representante de Floyd Mayweather. En el mismo constaba que el resultado del primer combate le daría continuidad al cumplimiento sucesivo del contrato. Sin embargo, hubo algo que al Chino Maidana no le gustó y le restó motivación: "la decisión de no volver no es sólo por lo físico, también hubo algunos problemas con la empresa que firmé el contrato. No cumplieron nada de lo que prometieron y el trato no fue bueno", acusó Marcos.

En poco más de un mes, el ex boxeador de 35 años había bajado 20 kilos y mostraba buenas señales para llegar físicamente óptimo a la primera de las tres peleas pautadas. "La realidad es que estaba entusiasmado con el tema de la vuelta, pero después me encontré con esto que me desilusionó realmente. Es momento de abandonar todo y enfocarme a full en familia y en Chino Maidana Promotions (su empresa promotora de boxeo oficial)", comentó antes de emprender viaje rumbo a su casa de Calchaquí, en el norte de Santa Fe.

En tanto, Alex Ariza, jefe de equipo del Chino, en diálogo con LA NACION, fue más explícito y acusó directamente al promotor José De Cubas, asesor de Al Haymon, de no cumplir con lo acordado. "A Marcos le prometieron que le iban a pagar toda su preparación, pero la plata nunca apareció. Se cansó de bancar todo de su bolsillo y de las mentiras de José de Cubas y Marcelino Castillo, quienes decían ser asesores de Al Haymon. Esto la sacó motivación y decidió volver a Argentina", argumentó Ariza, quien cree "que hubo un mano negra para impedir la vuelta al ring del ex campeón mundial superligero y welter AMB.

Más allá de los incumplimientos contractuales, los condicionantes físicos y anímicos, Marcos Maidana parece haber decidido lo que siempre tuvo en mente, pero que por presiones y supuestos millones dudó en tomar: finalmente no volverá a boxear. Hombre de pocas palabras, pero mucha sabiduría, imitó el ejemplo de su coterráneo Carlos Monzón en 1982, cuando lo tentaron para volver con Marvin Hagler y lo rechazó, después de comprobar que no estaba apto. Al fin y al cabo, un buen campeón siempre se retira a tiempo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.