Your browser does not support javascript

Alex Zanardi encontró cómo reemplazar la adrenalina de la Fórmula 1 y sumó su tercer oro paralímpico