Ciro Immobile, el goleador que a los 30 entró en el reino de Messi y Cristiano e igualó un récord de Higuaín

Ciro Immobile recibirá el Botín de Oro de la temporada europea por sus 36 goles en Lazio.
Ciro Immobile recibirá el Botín de Oro de la temporada europea por sus 36 goles en Lazio. Crédito: DPA
Claudio Mauri
(0)
1 de agosto de 2020  • 19:45

Pasaron los años y Michela Immobile, una madre sobreprotectora que nunca se acostumbró a tener lejos a sus hijos, asegura que no se arrepiente de haber irrumpido en el departamento que su hijo Ciro ocupaba con otros juveniles en Turín para ordenarle: "¿Qué estás haciendo acá? Vamos para casa". Lo quería cerca aunque desde los cinco años le rompiera la casa a los pelotazos. Volver al hogar familiar era viajar hacia al sur, a su lugar de nacimiento, Torre Annunziata, un municipio de Nápoles. Ciro trató de hacerle entender a su progenitora: "Mamá, ¿entendiste a dónde llegué? Estoy en Juventus y mi sueño es convertirme en goleador". Para Michela era suficiente con que hiciera goles en los equipos juveniles de Sorrento y en los campos de los salesianos en la basílica de la Madonna (Virgen) della Neve.

La ilusión de Ciro Immobile se hizo realidad, aunque para eso tuvo que salir de Juventus y sigue recibiendo el mensaje interrogatorio de Whatsapp de su mamá: "¿Comiste?". Ella siempre lo espera con su especialidad: berenjenas a la parmesana. Desde hace un tiempo, la vida familiar del futbolista transcurre en pareja con su esposa, Jessica Melena, madre de sus tres hijos, modelo e influencer, con quien él se muestra en las redes sociales y revistas del corazón.

Immobile, a 15 años de aquella anécdota que hace un tiempo contó el diario Il Mattino, en 2020 no es un goleador que nadie haya visto venir; lejos está de ser una sorpresa. De él se puede esperar más cuando se siente cómodo y adaptado, como le ocurre ahora en Lazio, sin sentir nostalgia del calcio como cuando estuvo en el fútbol alemán y el español, ni ante la presión extrema que imponen Juventus, el club de sus comienzos, y el seleccionado italiano (10 goles en 39 partidos), en el que quedó señalado durante la serie con Suecia que dejó a la Azzurra afuera de un Mundial (Rusia 2018) después de 60 años. La clasificación para Rusia habría representado para Immobile la posibilidad de una revancha después de jugar 88 minutos en dos partidos durante la eliminación en la primera rueda de Brasil 2014.

El gol a Napoli con el que igualó el récord de 36 de Higuaín

Siendo un goleador, lo que quizá no estaba dentro de las previsiones era que se destapara esta temporada con cifras de impacto, que le hacen un lugar entre unos pocos elegidos. A los 30 años (1,85 metros y 78 kilos), sus 36 goles en 35 partidos -Cristiano Ronaldo quedó en 31- tienen un significado mayor que el de haber sido el capocannoniere de la Serie A que acaba este fin de semana.

Immobile exploró nuevos territorios en su condición de goleador. En primer lugar, como futbolista italiano es un fiel exponente de un torneo que cambió su antaño conservadurismo y su rigor defensivo por un espíritu ofensivo que lo convierte en la competencia europea de 20 equipos con mejor promedio de goles. El atrevimiento rompió con años de pragmatismo. E Immobile es el emblema de esa contundencia porque para él será el Botín de Oro de la temporada europea. El polaco Robert Lewandowski vio en las últimas semanas cómo sus 34 tantos para Bayern en la ya finalizada Bundesliga no iban a alcanzar.

El Nº 17 de Lazio intercaló su nombre en una lista que desde hace una década dominan Lionel Messi (seis trofeos) y Cristiano Ronaldo (tres), con la intromisión de Luis Suárez (uno, y otro compartido con el portugués). Desde 2006/07 no se quedaba un italiano con el Botín de Oro, cuando Francesco Totti marcó 26 tantos para Roma.

Lionel Messi, con el Botín de Oro 2019, uno de los seis que ganó; lo sucederá el italiano Immobile.
Lionel Messi, con el Botín de Oro 2019, uno de los seis que ganó; lo sucederá el italiano Immobile. Fuente: AFP

Immobile ingresó a jugar este sábado en Nápoles, muy cerca de donde pasó la infancia, con el Botín de Oro asegurado porque Cristiano fue uno de los tantos titulares que Juventus preservó en la derrota contra Roma para enfrentarse el viernes próximo con Lyon por la Champions League. También Lazio ya había abrochado la clasificación para la etapa de grupos de la próxima Champions, por primera vez en los últimos 13 años. Igual, Immobile tenía una motivación para no perder el apetito. A los 21 minutos conectó de atropellada un centro de Marusic y alcanzó la cifra de 36 goles que iguala el récord para un campeonato que desde de 2016 ostentaba Gonzalo Higuaín, que en Napoli había quebrado una marca de 66 años, la de los 35 del sueco Gunnar Nordahl en Milan.

Con su esposa modelo se anima a bailar reggaeton

Ver esta publicación en Instagram

Scemo + scema = [R]

Una publicación compartida por jessica Melena (@jessicamelena) el

El advenimiento del VAR incrementó la cantidad de penales. De los 36 de Immobile, 16 fueron desde los 11 metros, contra los 13 de Cristiano por la misma vía. Convirtió en 25 de los 37 partidos que jugó, con dos hat-tricks, a Sampdoria y Verona. Y salvo a Roma y, por supuesto, a Lazio -quedó cuarto-, les marcó a los equipos ubicados en los ocho primeros puestos de la tabla de posiciones: Juventus, Inter, Atalanta, Milan, Napoli y Sassuolo.Muchas veces formó pareja ofensiva con el tucumano Joaquín Correa, y además de tener el arco entre ceja y ceja, realizó ocho asistencias.

Por tercera vez Immobile fue el capocannoniere; hace dos temporadas compartió la distinción con Mauro Icardi (Inter), con 26, y en 2013/14 quedó en lo más alto con 22 para Torino, dejando atrás a Carlos Tevez (Juventus) e Higuían (Napoli).

Formado en Juventus, debutó a los 18 años al entrar en reemplazo de Alessandro del Piero. "Fue una señal del destino. Ciro, con cuatro años, se sacó una foto con Del Piero, que había venido a Nápoles. Pero no sólo le gustaba Del Piero; también [David] Trezeguet y [Fabio] Quagliarella", recordó una vez Antonio, su padre. Immobile no encontró lugar en la primera división de la Vecchia Signora y salió a curtirse en la segunda categoría. En 2012 contribuyó con 28 goles -máximo anotador del torneo- al ascenso de Pescara.

Immobile fue máximo goleador de la Serie A por tercera vez; en 2018 compartió el primer lugar con Mauro Icardi.
Immobile fue máximo goleador de la Serie A por tercera vez; en 2018 compartió el primer lugar con Mauro Icardi. Fuente: AFP

En 2014, sus 22 goles en Torino despertaron el interés de Borussia Dortmund, que pagó 18,5 millones de euros por su pase.Pero ni a la Bundesliga ni a España(Sevilla lo compró por 11 millones)exportó su capacidad goleadora.

Tuvo que volver al calcio. En Lazio, la secretaría técnica había elaborado un informe que lo describía como un delantero "de buena técnica, sin llegar a ser excelente, con poderío físico y resistencia a la carrera. Menos efectivocuando juega de pivote o debe asociarse". La evaluación recogía las opiniones divididas entre quienes le veían fragilidad para adaptarse a ambientes distintos al calcio y a clubes de altas ambiciones, y los que consideraban que era víctima de estereotipos.

En Lazio no bajó de los 15 tantos en cada una de las últimas cuatro temporadas, para meterse en el reino de Messi y Cristiano, probarse un calzado dorado y hacerle compañía al récord de Higuaín.

En el seleccionado de Italia Immobile baja el promedio de gol que tiene en los clubes.
En el seleccionado de Italia Immobile baja el promedio de gol que tiene en los clubes. Fuente: Reuters

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.