Con oficio: Boca pasó a cuartos de final con una victoria contundente

En Belém, el conjunto de Carlos Bianchi venció a Paysandú por 4 a 2 con una tarea soberbia de Barros Schelotto, autor de tres goles, dos de penal; el tanto restante lo marcó Delgado; el equipo local terminó con nueve hombres
(0)
15 de mayo de 2003  • 23:37

BELEM, Brasil .- Un espléndido Guillermo Barros Schelotto, con tres goles, le dio a Boca una victoria por 4 a 2 sobre Paysandú de Brasil y el consecuente pase a los cuartos de final de la Copa Libertadores.

Guillermo Barros Schelotto abrió el marcador a los 14 minutos, igualó Lecheva a los 52 y Marcelo Delgado desniveló a los 57.

Barros Schelotto liquidó el pleito a los 67 y 70 minutos, con dos penales, aunque un gol de Nicolás Burdisso, en contra, acortó la diferencia a los 86.

Paysandú finalizó con nueve jugadores por expulsiones a los 69 minutos de Wellington y a los 81 de Sandro. Estas expulsiones fueron producto de la excelente tarea del equipo argentino que dominó de principio a fin.

A Paysandú le hubiese bastado, con un empate ya que en el choque de ida ganó 1-0 en el mítico estadio La Bombonera.

En cuartos de final, Boca jugará con Cobreloa de Chile, que eliminó a Pumas de México.

Paysandú se lanzó de entrada al ataque y fue así como a los cuatro minutos, el arquero Roberto Abbondanzieri le tapó un remate de gol a Sandro.

Pero a partir de entonces Boca frenó la ofensiva de su rival, con toque y rotación, con Carlos Tevez manejando los hilos de su equipo.

Y fue así como Boca llegó al gol con un desborde por derecha de Tevez, cuyo centro fue empalmado por Barros Schelotto con un disparo que le tapó Ronaldo; la pelota volvió a caerle a ese mismo jugador, quien entonces no perdonó y la clavó en la red.

Una media vuelta de Sandro por sobre el travesaño cerca de la media hora, fue un timbre de alerta de Paysandú, ante un Boca que después de su gol abandonó la ofensiva y se dedicó a defenderse.

Con el arranque mismo del segundo tiempo, Abbondanzieri le tapó un gol cantado a Sandro y enseguida hizo lo propio con un tiro de Iarley.

Sin ser un dechado de virtudes, Paysandú llegó a su segundo gol con una bombazo de Lecheva, pisando al área grande.

Pero poco le duró la alegría a los brasileños, ya que Boca empató con un gol de Delgado luego de un pase de Barros Schelotto, quien luego selló el resultado con dos certeros penales.

Burdisso marcó un gol en contra casi sobre la hora, con un fallido despeje.

La previa

El equipo que dirige Carlos Bianchi está en un punto límite y hoy, más que nunca, debe mostrar de qué madera está hecho. El gran objetivo está en peligro: los xeneizes cayeron ante Paysandú en el encuentro de ida, en la Bombonera, por 1 a 0, y para mantener las ilusiones de conquistar la Copa Libertadores deben ganar por dos o más goles de diferencia para acceder directamente a los cuartos de final o por un gol para forzar una definición por penales.

Es a todo o nada. Si Boca obtiene la clasificación, no sólo se fortalecerá anímicamente, también recobrará el respeto de los demás y mostrará que tiene chapa de campeón para ganar tanto la Copa Libertadores como el torneo Clausura, donde marcha puntero junto con Vélez. Si es eliminado, será el golpe más duro que reciba con Carlos Bianchi como DT y creará cierta incertidumbre de cara al futuro.

Los equipos

Paysandú: Ronaldo; Wellington, Jorginho, Tinho y Luis Fernando; Sandro, Bruno, Lecheva y Iarley; Vandick y Velber. DT: Darío Pereyra.

Boca: Abbondanzieri; Burdisso, Schiavi y Crosa; Villarreal, Cascini, Battaglia y Cagna; Tévez; Barros Schelotto y Delgado. DT: Carlos Bianchi.

Arbitro: Jorge Larrionda (Uruguay)

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.