Un equipo que pidió el cambio en el entretiempo

Marcelo Gantman
Marcelo Gantman PARA LA NACION
(0)
16 de junio de 2014  • 00:17

Río de Janeiro.-"Este partido fue difícil y los que vengan van a serlo más. Es un Mundial , siempre los partidos se ponen más complicados. El último siempre es más dificil que el primero", dice Javier Mascherano , en una de sus paradas en la zona mixta. También fue consultado, como todos sus compañeros, por el sistema de juego y los cambios notorios de nombres y esquema en el segundo tiempo.

Es probable que el 2 a 1 a Bosnia haya sido difícil por eso justamente: el equipo tuvo que, en términos de Messi, cambiar un "chip" para ponerse otro. Por las respuestas evasivas de Alejandro Sabella y los comentarios directos de algunos jugadores, la transición pareció haber ido entre un sistema impuesto y otro deseado. Hubo un equipo denso y estático en la primera mitad y otro más suelto y liberado en la segunda. Al menos desde la intención de ponerle a Messi y Agüero más socios y menos guardaespaldas.

Cualquiera que tenga interés en el juego desearía saber qué se dijo y qué pasó en ese vestuario en el entretiempo para cambiar tanto. La mitología del fútbol mundialista se construye con esas historias hoy imaginadas y en el futuro reveladas en off. Será cuestión de tener paciencia.

En tanto, Sabella registró que su equipo no estaba cómodo así y lo reconfiguró. Cambió mientras ganaba, lo cual es un buen síntoma. Cuentan que el DT recién avanzada la tarde del partido le confirmó a los jugadores el equipo titular. Probablemente tantas vueltas para definirlo haya obedecido a lo más difícil de todo: decírselo a sus propios jugadores. El experimento le duró desde la salida del hotel hasta el final del primer tiempo, El vestuario fue el escenario del cambio de rumbo. El esquema fue a parar a la papelera de reciclaje.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.