Suscriptor digital

CUBA se abraza a su sueño

Con su victoria frente a San Luis por 29 a 20, se aseguró un lugar en las semifinales
Carlos Travaglini
(0)
27 de agosto de 2000  

Con la ambición de ambos equipos por lograr un lugar en la semifinal del torneo de la URBA, CUBA logró asegurar su pasaporte para dicha instancia al vencer a San Luis por 29 a 20.

En un encuentro que tuvo sus mejores pasajes en los primeros 40 minutos, el conjunto de Villa de Mayo sacó una mínima luz de ventaja sobre un oponente que lo exigió en todo momento.

La diferencia final a favor de CUBA premió al equipo que intentó arriesgar más, pues conocidas son las virtudes de sus backs cuando buscan desplegar el juego.

Pero el primer golpe de la tarde lo produjo San Luis. En un avance de sus tres cuartos, Sebastián Crispo intentó eludir a su marca con un sombrerito y la pelota, tras un rebote, quedó a merced de Guillermo Mir.

Dos penales de Agustín Ezcurra acercaron a CUBA en el marcador, e incluso pudo ponerse en ventaja cuando una gran corrida de Matías Trotta (dejó en el camino a cuanto rival le salió al paso) culminó en un error del ala al ceder mal la pelota a Ignacio Ergui.

La respuesta de San Luis llegó a través de la mejor jugada del cotejo. En un veloz contraataque, Rodolfo Merbilhaá y Santiago Ferrara combinaron en dos ocasiones para que el último llegara al try.

CUBA no se quedó atrás y en una buena salida desde sus veinticinco yardas José Casas, luego de recorrer sesenta metros, volvió a vulnerar la meta de su oponente, para dejar un parcial de 14 a 13 en favor de San Luis.

Hasta los 30 minutos de la segunda etapa, la lucha pasó a ser patrimonio de los forwards, quienes tuvieron un mayor protagonismo, pero en ese período ambos carecieron de profundidad en sus avances. El marcador sólo se movió con el duelo de pateadores entre Agustín Ezcurra y José Altube, del cual resultó victorioso el apertura de CUBA, pues con cinco aciertos sobre seis intentos superó a su rival.

A 3 minutos del final, con el resultado 22 a 20 en favor del equipo local, apareció una vez más Ignacio Corleto, quien con su acostumbrada velocidad culminó una buena maniobra colectiva.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?