Duelo verbal entre Montoya y Schumacher

El piloto colombiano criticó con dureza al alemán por una maniobra; irónica respuesta del campeón
(0)
25 de abril de 2004  • 20:18

IMOLA.- Juan Pablo Montoya afirmó hoy que Michael Schumacher debe ser "ciego o estúpido" por no haberlo visto y cerrar su marcha y se preguntó "hasta cuándo seguirá (el alemán) sin que lo sancionen", en una agitada conferencia de prensa tras el Gran Premio de F1 de San Marino.

"Yo perdí todas mis opciones al título el año pasado por una penalización debido a un episodio banal con Rubens Barrichello, que fue mucho menos de lo que pasó hoy", afirmó Montoya, de Williams-BMW, quien calificó de "desleal" al alemán.

"Sin aquel drive through (penalización) que me aplicaron en Indianápolis habría sido campeón del mundo. Pero lo hace él y se salva. No es justo. Las reglas valen para todos. No importa si corres con Ferrari y te llamas Michael Schumacher", agregó.

Pero Schumacher, que cerró hoy su marcha en las dos primeras vueltas del GP y evitó dos veces que Montoya lo desplazara de la segunda ubicación, se defendió diciéndole que no lo vio, en un intercambio que ganó interés cuando ambos vieron el incidente en un aparato de TV de la sala de prensa.

"Ahí, ahí es cuando él no me ´ve´", dijo Montoya, arrancando risas de los periodistas cuando la TV mostró el episodio, pero inmediatamente la imagen muestra al colombiano cerrándole también él el paso a Ralf Schumacher, su propio compañero de equipo en Williams.

"Y aquí es cuando vos no lo viste a Ralf", le replicó Schumacher.

Montoya admitió luego que sí vio a Ralf Schumacher detrás suyo pero aclaró que la maniobra previa de Michael no le dejó otra opción: "es verdad, lo cerré, pero no me arrepiento porque fue consecuencia del primer incidente. Iba a perder diez posiciones. Tengo la conciencia limpia", respondió.

El alemán, siempre frío ante la furia de Montoya, ironizó también al preguntársele a ambos qué se dijeron apenas terminada la carrera, cuando el colombiano, tras la cruzar la meta, puso su Williams al lado de la Ferrari y con su dedo en la cabeza parecía preguntarle a Schumacher si estaba "loco".

"Pensé que me estaba felicitando", dijo Schumacher, a lo que Montoya replicó: "ni pensaba hacerlo".

"Michael partió lento y llegó lento a las dos primeras curvas. Intenté pasarlo por adentro, pero me cerró y me mandó al pasto", intentó explicar Montoya, tras lo cual un periodista le dijo que la propia TV mostraba que su intento fue por afuera.

"Eso fue después. En las primeras tres curvas intenté pasarlo por dentro porque él partió mal", replicó Montoya, quien allí dijo luego que Schumacher debe ser "ciego o estúpido" porque éste aseguró que no lo vio por su espejo retrovisor.

"Ni siquiera lo vi porque su intento fue insensato. Es imposible pasar por afuera", fue la seca respuesta de un impasible Schumacher.

Schumacher se opuso sin contemplaciones al ataque de Montoya por el segundo puesto apenas producida la largada y, después de obstaculizar al colombiano en la curva Tamburello, volvió a hacerlo con mayor vehemencia aún en la curva Tosa, cuando el piloto de Williams lo atacó por cuerda externa, viéndose obligado a transitar sobre el pasto, con serio riesgo de despistarse.

Jean Todt, director deportivo de Ferrari, calificó al colombiano de "mañero, que siempre hace polémicas", no sólo con los pilotos rivales, "sino también con sus propios compañeros de equipo".

"Michael no sabía quien estaba segundo, pero tenía un perseguidor excitado. Cualquiera hubiera hecho la misma maniobra que él", afirmó Todt, en defensa de su piloto.

La Federación Internacional de Automovilismo (FIA) consideró correctas las maniobras de Schumacher pues no abrió un expediente sobre el tema, como sí hizo en cambio con un incidente ocurrido entre Ralf Schumacher y Fernando Alonso, que luego fueron absueltos.

Más categórico fue David Richards, responsable del equipo BAR: "No ví el episodio. Michael es agresivo y Juan Pablo también, pero si vemos la distancia que hay entre Ferrari y Williams, ¿de qué estamos hablando?".

Lejos de pelearse con Montoya, como demostrando que no le hacía falta discutir si ya lo había dejado tercero en carrera, Michael Schumacher felicitó en cambio a BAR por el segundo lugar de Button y dijo que Ferrari obtuvo hoy "un resultado de ensueño".

"El de hoy fue un triunfo especial. Y si realmente alguien no quedó contento, bueno, le digo entonces que esa persona hoy estaba en el puesto equivocado", completó el sextúple campeón mundial.

Fuente: ANSA

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.