El adiós del Mago: al final, las lesiones doblegaron al talento de Juan Martín Hernández