Los mejores del año: "Usain Bolt, el rockstar del atletismo", por Germán Chiaraviglio

Fuente: AP
Con sus logros de este año, el jamaiquino se convirtió en el tercer tricampeón mundial de los 100 metros, podio que comparte con Carl Lewis y Maurice Greene
Germán Chiaraviglio
(0)
22 de diciembre de 2015  • 13:50

Fue la primera vez que lo vi. Uain Bolt llamó la atención de todos en el Mundial Sub 18, en Sherbrooke, Canadá, en 2004. Después me lo cruzaría en muchos torneos. Ya en ese entonces era el payaso del grupo. Tenía 17 años y una estatura insólita para su edad: medía 1, 95 metros. Era más delgado que ahora. En esa competencia ganó en los 200 metros y yo, en salto con garrocha. Antes había corrido en los 400 metros. Y en 2007 tomó la decisión que lo conduciría a ser una especie de rockstar del atletismo internacional: decidió competir en la venerada prueba de los 100 metros llanos.

No es fácil ser un atleta de elite. Hay que tomarlo con responsabilidad y profesionalismo, desde la mañana hasta la noche. Absolutamente en todo lo que uno hace. Además, hay que ser apasionado. Ése es el motivo principal para nunca ceder. Afortunadamente, el balance para mí siempre fue positivo. Hay momentos duros, y cada tanto se tiene la sensación de desarraigo, especialmente cuando se es joven.

Fuente: AFP

El caso de Usain Bolt (Sherwood Content, Jamaica, 1986) es muy particular. Rompe con todos los paradigmas de lo que debería ser el cuerpo perfecto de un velocista. De acuerdo a lo que indican los manuales, un atleta de 1,95 metros debe correr 400 o 200 metros. Pero 100 metros... es algo impensado. Es algo verdaderamente extraño. Porque él tiene la capacidad de acelerar y, en la segunda mitad de la carrera, que es su parte más fuerte, mantiene esa velocidad. Sus rivales no lo logran, y él los supera.

Biomecánicamente, es excelente. Es particularmente llamativo (y eficiente) cómo se desplaza en el plano horizontal, con una gran amplitud de zancada pero también con una frecuencia inusual. Eso es puro ADN: está antes en su dispositivo genético que en el trabajo de entrenamiento. Bolt lo hace con mucha soltura y naturalidad: se nota en la relajación de los músculos de la cara y en la posición de sus hombros. Se aprecia, sobre todo, en la carrera de los 200 metros, cuando él empuja tanto en la primera curva, apenas sale. Entra en la recta con una ventaja muy marcada sobre sus rivales.

Es una de las grandes estrellas en la historia de los 100 metros, heredero de una dinastía que tiene a Jesse Owens, Maurice Green y Carl Lewis. A los que nos gusta el atletismo, nos produce un goce muy especial verlo en escena. Más allá de sus cualidades excepcionales, ofrece un show increíble. Tanto antes como después de la carrera.

Usain Bolt –9,58 segundos es su récord, ocho medalllas doradas en mundiales, seis oros olímpicos–ha sido una gran noticia para el atletismo mundial.

Conocé a las otras 49 personas que nos inspiraron en 2015

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.