El Enard, con temor por la pérdida de su autonomía y la baja del presupuesto