El peruano Burga es el primer dirigente absuelto del FIFAgate