Actor y pescador: las dos facetas de Rodrigo Mora que lo ampararon en un momento crítico

Rodrigo Mora y Nicolás Furtado en el rodaje de El Marginal
Rodrigo Mora y Nicolás Furtado en el rodaje de El Marginal Fuente: LA NACION - Crédito: Instagram
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
11 de julio de 2019  • 23:59

Tan solo un par de días después de conquistar la Supercopa Argentina frente a Boca, aquel histórico 14 de marzo del año pasado, las fotos de Rodrigo Mora como carcelero para participar en "El Marginal 2" revolucionaron las redes sociales. El delantero de River integró el último día de grabación, invitado a través de su amigo actor Abel Ayala, y generó una alta expectativa. Pero tan solo tuvo una presencia fugaz en el último capítulo de la segunda parte de la exitosa tira.

"Por aquel entonces no quería ir, porque si vas y después sale en algún lado no sabía cómo podía reaccionar River. Cualquiera podía pensar: '¡Ey! Andás boludeando vos, tenés que pensar en River, tu vida está acá'. Aparte volvía de entrenar en Ezeiza muerto, imagínate: Gallardo nos sacaba hasta el último jugo, jaja (risas). Yo llegaba a casa y necesitaba dormir siesta. Estaba que iba o no iba. Y terminé de decidir el 14 de marzo, después de ganarle la final a Boca, que fue un miércoles y yo fui al viernes siguiente que era el final de la grabación", cuenta Mora con LA NACION sobre sus inicios como actor.

"Entonces, como fui después de ganarle la final a Boca no pasó nada. Y en el plantel se me reían todos. '¿Qué vas a hacer? ¿Vas a matar al Sapo Quiroga?', me decían todas pavadas, jaja (risas). Pero fui como extra y se hizo mucho ruido", recuerda el uruguayo, que, tras confirmar su retiro de forma oficial, se abocó a la filmación de la tercera parte, integrando el elenco formal -su personaje se llama Máximo, como su hijo- de la serie que produce Underground y dirige Sebastián Ortega. Y la actuación fue un salvavidas en un momento crítico de su vida.

-¿Cuánto te ayudó participar de la serie?

-Me sirvió muchísimo para la cabeza. Me mantuvo ocupado, no sé qué hubiera sido de mí sin tener nada que hacer. Venía con la intensidad de levantarme temprano todos los días, ir a entrenar, volver a casa, siesta, mate, cena y se acababa el día. Una rutina armada desde hace 17 años. Vivís todo de la misma manera y de repente no lo tenés más. ¿qué hacés?

-¿Cómo se dio todo para llegar a formar parte?

-Me lo propusieron entre Abel Ayala y Heber Marchioni (amigo de Mora, representante de futbolistas y artistas y socio de Ayala), ellos me entusiasmaron para hacerlo. También le agradezco a Sebastián Ortega por dejarme estar y participar y a todo el grupo que me ha tratado muy bien, fue algo muy nuevo para mí. Parecía fácil ser actor, pero es un sacrificio, hay que estar más de 10 horas trabajando y grabar las mismas escenas siete u ocho veces.

Rodrigo Mora junto al elenco de El Marginal
Rodrigo Mora junto al elenco de El Marginal Fuente: LA NACION - Crédito: Instagram

-¿La relación con Abel Ayala cómo se generó?

-Por intermedio de Heber. Un día me dijo que Abel estaba haciendo unos videos de su personaje "El Guachín" y quería hacerme una nota para charlar de la vida y le dije que no tenía problema. Así que nos conocimos, nos empezamos a juntar a comer, a compartir cosas y me terminó invitando al Marginal 2. Formé una linda amistad con él. Me cuidó, me aconsejó y me hizo meter rápido en el grupo.

-¿Y cómo te fuiste sintiendo en este nuevo rol?

-Me sentí bien, disfruté muchísimo, más después de sentir un dolor tan grande. La lesión me obligó a dejar el fútbol porque no podía más. Y lo mejor que me llevo de los tres meses de grabación son las relaciones que hice. Todos me hicieron sentir respetado. Además de con Abel, con Brian Buley y con Carlitos Portaluppi, el "Morcilla", que es fanático de River, también quedó una linda relación. Ahí no me veían como Rodrigo Mora de River, sino como uno más de ellos.

-Y también te cruzaste con el Flaco Schiavi.

-Sí, aparece también, en el sexto capítulo. He conversado un poco con él. Yo la última vez que lo vi fue en el Monumental en 2012 en un clásico que nos habíamos dado con todo, pero con respeto, cada uno hacía lo suyo, nunca me insultó ni nada. Pero en la serie cambiamos: yo jugué de 2 y el de 9, pero igualmente se olvidó y me pegó una patada, jaja (risas).

Rodrigo Mora y el flaco Schiavi en el rodaje de El Marginal
Rodrigo Mora y el flaco Schiavi en el rodaje de El Marginal Fuente: LA NACION - Crédito: Instagram

-¿Es más difícil jugar en el Monumental o a trabajar en el set?

-Y. el set de grabación es otro mundo, para mí fue más fácil jugar en el Monumental. Jugar al fútbol es lo que hice toda mi vida, me sale con naturalidad. Lo otro era algo nuevo para mí, entonces había que hacerle un esfuerzo más.

-Fuera de lo que fue El Marginal, ¿en qué otras cosas te amparaste en estos meses?

-He ido mucho a pescar, que me hace muy bien, no solo por la adrenalina sino por lo bien que hace al espíritu. Se puede conseguir paz y encontrarse con uno mismo para disfrutar. Si voy lleno de mugre a pescar, vuelvo limpio, dejó todo ahí. Me hace muy bien.

-¿Siempre te gustó la pesca?

-Sí, heredé esa afición de mi padrino y ahora la llevo yo. En Uruguay no voy a pescar porque no se pica nada. Voy mucho a Entre Ríos, ahí es mejor y además hice una relación muy linda con los chicos de Crespo (a 42 kilómetros al sudeste de Paraná). También voy seguido a Villa Urquiza (a 42 kilómetros al norte de la capital, en la costa del río Paraná). Conozco mucha gente de clubes de pescadores y me voy sumando a ese grupo. Me encanta.

-¿Hoy cómo proyectás tu futuro?

-No tengo planes todavía sobre cómo conectaré mi vida con el fútbol. No sé qué hacer, solo me enfoqué en la despedida. D'Onofrio y Gallardo me dijeron que tengo las puertas abiertas en el club, pero tengo que ver en qué me quiero preparar y qué quiero hacer. No puedo ir probando porque sí. Tengo que pensar qué me hace feliz. Ahora pienso en la despedida e irme a Uruguay a disfrutar de mi hijo porque necesito estar cerca de él.

Rodrigo Mora con amigos, en una tarde de pesca
Rodrigo Mora con amigos, en una tarde de pesca Fuente: LA NACION - Crédito: Instagram

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.