Fue una paliza: Velazco, nuevo rey de los medianos

Ante casi 10.000 personas en el Palacio de los Deportes, el argentino venció al húngaro András Gálfi por KOT en el 8° round y se alzó con el título de la OMB; antes, Carrera destronó a Brítez
Diego Mazzei
(0)
11 de mayo de 2003  

Otra noche de boxeo en el Luna Park, y otra ocasión para el alumbramiento de un campeón mundial argentino. Esta vez fue Héctor Velazco, el hombre nacido en Avellaneda y que vive en Villa Gesell, el peleador que se adueñó del cetro que alguna vez fue de Carlos Monzón. Velazco (72,25kg) es desde anoche el nuevo monarca de los medianos de la OMB, tras derrotar con comodidad al húngaro András Gálfi (72,15kg) por knock-out técnico en el 8° round ante casi 10.000 personas.

Fue una pelea extraordinaria la del argentino, más allá del pobre nivel de su rival. Velazco, con una notable preparación, se ajustó a lo que exige el boxeo moderno: variedad y cantidad de golpes. Dominó a voluntad desde el comienzo; a Gálfi, sus desplazamientos lentos lo convertían en blanco fácil para el pistoneo de izquierda del local, que tranquilamente buscaba huecos para ubicar su derecha. Velazco trabajaba también sobre la zona baja de Gálfi y sumaba ventajas.

El castigo del argentino dejaba huellas en el rostro del visitante; la definición estaba al caer, y llegó antes del comienzo del 8° round, cuando el médico, por solicitud del propio húngaro, que no podía ver bien, determinó que Gálfi no debía continuar. Era el momento consagratorio para Velazco, de 29 años.

  • Mucho KO. Pero la noche del Luna tuvo la pimienta del knock-out desde antes. El título nacional de los medianos quedó en poder de Mariano Carrera (71,55kg), que destronó por la vía rápida a Ramón Brítez (72,5 kg) en el sexto round. Primero, Brítez recibió la cuenta de protección tras una serie de golpes de Carrera; segundos después llegó el desenlace, cuando el ganador lo derribó con un derechazo cruzado.
  • Antes, fue tremendo el knock-out que le aplicó Néstor Casanova (75,85kg) en el primer round a Walter Romero (74,25kg), que demoró varios minutos en ponerse de pie, tras recibir una tremenda combinación. Casanova había sufrido una derrota similar el 13 de julio último, en la reapertura del Luna al boxeo, ante Mariano Carrera.

    En el primer choque, Sebastián Valencia (69,8kg) derrotó por puntos, en cuatro rounds, a Claudio Olivera (68,85kg). Luego, Pablo Olivetto (61,75kg) noqueó en el primer round a Alejandro Ontivero (61,75kg), en una decisión apresurada del árbitro Luis Guzmán.

    Noche con caras conocidas

    Como es usual cuando hay boxeo, hubo varias caras conocidas en el Luna: entre otros, los DT César Menotti, Roberto Perfumo y Reinaldo Merlo, la modelo Carolina "Pampita" Ardohain, el diseñador Ante Garmaz, el rugbier Rolando Martin, el periodista Santo Biasatti y el actor Antonio Grimau.

    Narváez, otra vez por la corona

    Aunque todavía restan ajustar algunos detalles, es muy probable que el Luna Park vuelva a albergar un combate mundialista en poco tiempo. La fecha prevista es el 7 del mes próximo, y el protagonista sería Omar Narváez, que en la reapertura del estadio, el 13 de julio del año último, venció al nicaragüense Adonis Rivas y obtuvo el título mosca de la OMB. En este caso, Narváez haría la tercera defensa de la corona ante el mexicano Everardo Morales, que fue rival del chaqueño Carlos Salazar, ex campeón mundial mosca y supermosca. Para resolver el tema, se cuenta con la ayuda del promotor Osvaldo Rivero, uno de los managers de Narváez, y de mucha llegada en la OMB.

    ADEMÁS

    MÁS LEÍDAS DE Deportes

    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.