Con un Balotelli intratable, Italia venció a Alemania y es finalista

El delantero marcó un doblete ante los germanos, en el triunfo por 2-1, por la semifinal de la Euro 2012; cerca del final, descontó Özil, de penal; el domingo, los de Prandelli definen el torneo ante España
Balotelli, el poder del gol para la azzurra
Balotelli, el poder del gol para la azzurra Fuente: AFP
El delantero marcó un doblete ante los germanos, en el triunfo por 2-1, por la semifinal de la Euro 2012; cerca del final, descontó Özil, de penal; el domingo, los de Prandelli definen el torneo ante España
(0)
28 de junio de 2012  • 17:54

VARSOVIA.- La selección alemana de fútbol tenía que remar contra la historia si quería pasar a la final de la Eurocopa 2012 de Polonia y Ucrania, ya que jamás pudo eliminar a Italia en una gran competición internacional. Y la semifinal de la Euro no fue la excepción: con un Mario Balotelli en gran forma, los italianos ganaron 2-1 y accedieron a la final, que se disputará el próximo domingo, El rival en el partido decisivo será ante España.

En Eurocopas y Mundiales, entre partidos de la liga de la fase de grupos y eliminatorias directas, ambos combinados suman siete enfrentamientos. En ninguno ganó Alemania por culpa de una de sus "bestias negras". Incluso contando los amistosos, el computo general favorece a los transalpinos.

Con una gran actuación de Balotelli, el triunfo en la semifinal de la Euro sólo se vio en peligro sobre el final, cuando Özil puso, de penal, cifras definitivas para el 2-1. En los últimos minutos, hasta el arquero germano buscó el empate, pero no alcanzó el tiempo. La clave del triunfo azzurro se dio por el dominio en los duelos personales, pero también porque impuso su ritmo en el campo y sacó de punto a la máquina germana, menos vertiginosa que de costumbre.

Aunque Italia perdió la pelota en la segunda mitad, tras un buen primer tiempo, sabe defenderse por naturaleza. Lo hizo a la perfección, hasta el final, sin apenas sobresaltos, e incluso pudo aumentar el marcador decontragolpe, pero Marchisio y Di Natale definieron mal. Con los germanos sobrados de empuje, pero faltos de ideas, el partido fue muriendo poco a poco y sólo el gol de Özil creó incertidumbre.

España, su rival el próximo domingo (15.30, hora argentina), había sellado su pasaje al último partido ayer ante Portugal. La final tendrá lugar en el estadio Olímpico de Kiev.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.