Alemania salvó el invicto en la última jugada del partido y le empató 2-2 a Francia