Ambicioso, agresivo y goleador: el Sevilla de Sampaoli y la armada argentina crece en la Champions League

Vietto marcó el primer gol de Sevilla
Vietto marcó el primer gol de Sevilla Fuente: EFE
El equipo español goleó 4-0 a Dinamo Zagreb y quedó muy cerca de clasificarse a los octavos de final del torneo; el ex delantero de Racing hizo un golazo
Claudio Mauri
(0)
2 de noviembre de 2016  • 19:19

Sevilla cumplió sobradamente con su parte para estar ya en los octavos de final de la Liga de Campeones: vapuleó 4-0 a Dinamo Zagreb en el Sánchez Pizjuán, pero el empate 1 a 1 en el final de Lyon ante Juventus postergó su clasificación para alguna de las dos fechas que restan. Cuestión de tiempo. Tricampeón vigente de la Liga Europa, Sevilla está a un paso de festejar su salto a una dimensión superior, la de estar en los octavos de final de la Liga de Campeones, la competencia reina de Europa

Luciano Vietto, que no era tenido en cuenta por Simeone en el Atlético de Madrid y Jorge Sampaoli captó para su proyecto, abrió el marcador con una maniobra que acreditó su muy buena técnica al girar para sacarse un defensor de encima y definir con un remate cruzado de zurda. Fue el segundo gol del delantero surgido en Racing por la Liga de Campeones. El anterior lo había marcado para el Atlético de Madrid, hace casi un año.

El gol de Vietto

Sampaoli puede estar satisfecho. Asumió en un equipo en el que su antecesor, Unai Emery, había dejado la vara muy alta en cuanto a resultados y espíritu competitivo. Sevilla cultivó en las últimas temporadas una identidad copera, se transformó en un equipo de cuidado para los grandes. El casildense no llegó para extender el hilo conductor de Emery. Conformó un plantel a su gusto, con la incorporación de varios argentinos (Mercado, Kranevitter, Mudo Vázquez, Vietto, Joaquín Correa; ya estaba Pareja, ayer ausente, pero líder de la defensa para el entrenador); también sumó talento para la conducción y elaboración del juego, con el francés Nasri y el brasileño Ganso. Y fiel a sus convicciones, el técnico argentino le imprimió al equipo un estilo más agresivo y ambicioso que el que tenía con Emery. El sistema ha ido variando, con línea de tres o cuatro defensores, con un volante más o menos, pero no modifica la idea de presión alta y búsqueda ofensiva.

Justamente, la ausencia de ayer del lesionado Nasri era una de las preocupaciones de Sampaoli porque es uno de los futbolistas de mejor rendimiento. “Debemos aprender a jugar sin Nasri; es difícil, pero es nuestra obligación”, había dicho Sampaoli en la previa.

De todas maneras, Sevilla fue el dominador absoluto (67% de posesión) ante el limitado rival croata. La abultada victoria se consumó en la segunda etapa con los goles de Escudero, Nzonzi (un gigante con mucha calidad) y Yedder.

El gol de Escudero, después de una gran jugada

La campaña de Sevilla es impecable. Obtuvo 10 puntos sobre doce, le sacó dos de ventaja a Juventus en la cima de las posiciones, seis al tercero (Lyon), marcó seis goles y no recibió ninguno. El 22 de este mes, cuando reciba a Juventus, deberá completar el trabajo de la clasificación que ya tiene ampliamente adelantado.

cm/ae

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.