Riquelme y Angelici le ponen fecha a la despedida de Román en La Bombonera

Sonrisas de Riquelme y Angelici; hoy el vínculo es bueno y ambos acordaron hacer el partido de despedida en La Bombonera a principios de septiembre.
Sonrisas de Riquelme y Angelici; hoy el vínculo es bueno y ambos acordaron hacer el partido de despedida en La Bombonera a principios de septiembre.
(0)
24 de mayo de 2019  • 21:55

Hace cinco años, el 11 de mayo de 2014, Juan Román Riquelme protagonizó su último partido en Boca. Desde entonces no volvió a jugar sobre el césped de La Bombonera, salvo para el amistoso de homenaje a Sebastián Battaglia, de julio de 2015.

Ahora, el exnúmero 10 tiene mes en su agenda para volver a ofrecer su repertorio de pisadas, caños, pases y remates en el Alberto J. Armando: septiembre de este año. Riquelme y Daniel Angelici, el presidente de Boca, acordaron que el demorado encuentro de homenaje al talentoso enganche tenga lugar en la ventana FIFA del noveno mes del año, que se desarrollará entre los días 2 y 10.

"Hablé con Román y la idea es hacer el partido en la fecha FIFA de septiembre. Él decide la fecha y Boca pondrá todo para que sea una gran fiesta y él pueda despedirse de su gente", comentó Angelici en el programa radial CNN Deportes, justo el día en que se cumplían 19 años del caño más comentado de la historia del fútbol argentino, el del número 10 a Mario Yepes, de River, en un superclásico por la Copa Libertadores (aquel 3-0 con el gol de Martín Palermo en "muletas").

Riquelme dejó el club cuando Angelici, ya presidente, no quiso renovarle el contrato en las condiciones que quería el volante de entonces casi 36 años, que pasó a Argentinos Juniors, jugó unos meses en La Paternal, logró el ascenso a la primera A a fin de 2014 -lo hicieron diez clubes a la vez- y se retiró definitivamente. El directivo y el exjugador, de ríspida relación en el pasado, se encuentran hoy en mejores términos, aun cuando empieza a tomar temperatura la campaña electoral en Boca.

Angelici no será candidato, ya que el estatuto le impide ir por un nuevo mandato (completará dos, consecutivos), y Riquelme dejó abierta la posibilidad de competir pero nunca se definió. "No sé si puede ser dirigente, porque tenés que prepararte para eso. Boca tiene un presupuesto de 2800 millones y en los clubes de fútbol, si no estás encima de la caja, es muy fácil cerrar en negativo. Si te sobrepasa la pasión en las contrataciones, también cerrás en negativo. Tenés que ir buscando un equilibrio que lleva años de experiencia", evaluó hace un tiempo el también empresario, que sin embargó elogió a Román: "Tiene una inteligencia innata para ver el fútbol. Creo que sería un gran director deportivo y un muy buen técnico", sostuvo en su momento ante TyC Sports.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.