Paranaense-River: el "sabor amargo" de Gallardo por el empate en Brasil y qué cree que le faltó a su equipo

Gallardo destacó que el 1-0 "era demasiado para un rival que hizo poco"
Gallardo destacó que el 1-0 "era demasiado para un rival que hizo poco" Fuente: AFP
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
24 de noviembre de 2020  • 22:29

Ni conformidad ni molestia. Marcelo Gallardo se llevó una híbrida sensación de la presentación de River en Curitiba frente a Athletico Paranaense. Por un lado, el entrenador se mostró conforme por el rendimiento general de su equipo a pesar de haber logrado solo un agónico empate 1-1 en un partido en el que dominó desde principio a fin. Por el otro, también dejó en claro el "sabor amargo" por no haber transformado esa supremacía en el resultado y dejar abierta la serie para la definición del próximo martes en Buenos Aires

"Si tenemos que hacer el análisis el partido de cómo lo presentamos y cómo jugamos, fuimos un equipo dominador de la pelota y el espacio. Tuvimos alternativas para abrir el marcador, pero no pudimos. Nos encontramos en el segundo tiempo con un gol totalmente inesperado que nos movilizó y después intentamos, siempre con la idea de ir ocupando el terreno y el frente de ataque contra un equipo que se cerró muy bien y al que nos costó entrarle", explicó Gallardo en conferencia de prensa tras la consulta de LA NACION.

"Tuvimos situaciones con centros desde los costados y termina llegando el empate de un córner a favor. Si tengo que decir cuál es el sabor que nos quedamos, es un sabor amargo porque podíamos haber ganado el partido. Lo manejamos, lo dominamos y nos faltó un plus para ser determinantes en la zona de definición. No tuvimos ese plus para definir las jugadas que producíamos. Y eso es lo que nos queda. Un poquito de sabor amargo. Pero viendo cómo se presentó el partido, logramos un empate y un gol de visitante que nos deja una buena perspectiva para la vuelta", agregó el DT de River.

Según los números de Opta, el Millonario tuvo el 69.8% de la posesión, dio 504 pases (83,3% precisos) contra 228 (63,2% precisos) del rival, remató 16 veces (5 al arco) contra cinco (uno solo), tuvo 15 córners contra cuatro, envió 32 centros al área en jugada contra tres y ganó 61 duelos contra 46. Pero toda esa superioridad ante un tímido Paranaense que se supo inferior no la pudo transformar en un dominio total desde el juego y el resultado. La falta de eficacia en el arco rival fue el gran déficit que notó Gallardo a la hora de analizar el desarrollo del partido, aunque no hizo hincapié en los atacantes Matías Suárez, Rafael Borré y Lucas Pratto.

"Me inquieta que no pudimos darle terminación a lo que producimos", dijo Gallardo
"Me inquieta que no pudimos darle terminación a lo que producimos", dijo Gallardo Fuente: AFP

"No me inquieta la falta de gol de los delanteros porque suelen aparecer en los momentos importantes. Me inquieta que no pudimos darle terminación a lo que producimos, pero no recaigo en ellos. El equipo produce y los delanteros generan, y hoy no pudimos definir y queda sabor a poco. Nos faltó ser contundentes. Éramos visitantes en Brasil, en una cancha difícil, donde se complica controlar el balón, y dominamos desde el primer minuto. Hubo una apuesta del equipo para jugar en el campo rival. Eso nos deja tranquilos porque no perdemos la esencia de lo que somos como equipo. Lo que molesta es que te hagan un gol de la nada, totalmente inesperado y aislado, y era demasiado para un rival que había hecho tan poco", comentó el DT.

"No creo que hayamos hecho un mal segundo tiempo. No todos los días se ve un equipo que viene a Brasil con una propuesta muy arriba, con la idea de ir a buscar el partido... después el rival juega, hace su juego, tuvo problemas y nace el orgullo siempre también. Dentro del análisis global, fuimos claros dominadores", agregó el Muñeco.

Acerca de la decisión de utilizar a Paulo Díaz como titular, pese a que no venía teniendo buenos rendimientos y el paraguayo Robert Rojas se había destacado frente a Banfield, el técnico millonario fue contundente y no dejó lugar a dudas: "Soy el entrenador y tomo decisiones de quién juega y quién no juega. El que considero que está mejor, por más de que Robert Rojas hizo un buen partido, le di la confianza a Díaz y cumplió".

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.