Bayern aprovechó la derrota de Leipzig y lo alcanzó en la cima de la Bundesliga