Bielsa y Leeds: un romance que empezó por el estilo de juego y se hizo idilio con el ascenso a la Premier League

22 de julio, un día inolvidable para Leeds y Bielsa: los festejos con la copa de la Championship y el plantel
22 de julio, un día inolvidable para Leeds y Bielsa: los festejos con la copa de la Championship y el plantel Fuente: Reuters - Crédito: Leeds
Claudio Mauri
(0)
31 de diciembre de 2020  • 09:00

En el año en que la humanidad vio frustrados un montón de planes y debió aplazar otros tantos, Marcelo Bielsa concretó objetivos infrecuentes en su carrera de director técnico. En un 2020 atravesado y paralizado durante largos meses por una pandemia, el Loco unió a sus firmes convicciones futbolísticas el premio de un título. Dieciséis años después de la obtención de la medalla dorada en los Juegos Olímpicos de Atenas, Bielsa volvió a gritar campeón. Devolvió a la Premier League a un Leeds que hacía 16 años que ni siquiera era un animador de la segunda división, además de haber rodado en una temporada hasta la tercera categoría.

Había que despertar a un gigante venido a menos, nostálgico de sus tres títulos en primera -el último, en 1991/92, año previo a la creación de la Premier League-y de haber sido semifinalista de la Champions League. Los encargados de tomar el toro por las astas fueron el presidente Andrea Radrizzani y el director deportivo Víctor Orta. A partir de ellos dos se llega a Bielsa. "Nos propusimos ascender cuanto antes. En Leeds había una presión histórica, que debía ser manejada por gente especial. Teníamos que invertir en alguien que marcara la diferencia y fui por Bielsa", expresó Orta.

Uno de los murales dedicados a Bielsa en la ciudad de Leeds
Uno de los murales dedicados a Bielsa en la ciudad de Leeds Fuente: AP

Para Bielsa, este 2020 es reivindicatorio para su carrera luego de los conflictivos vínculos que estableció con las autoridades de los clubes anteriores, en Lille (se fue con el equipo cerca de los puestos de descenso), Lazio (no llegó a asumir) y Olympique de Marsella. Con 65 años empezaba a correr el riesgo de convertirse en un genio huraño, incomprendido y difícil de complacer para estructuras deportivas que funcionan bajo el concepto del management.

El salto cualitativo de Leeds se dio en el primer año del rosarino, pero no alcanzó para ascender, tras perder las semifinales de los play-off en un curso marcado por dos acontecimientos que hicieron de anabólicos del Bielsa-personaje: el espía-gate y la decisión de devolver un gol.

Un Bielsa desconocido en los festejos

Convencido del acierto que fue viajar a la Argentina a mediados de 2018 para ofrecerle la propuesta de dirigir Leeds, Orta hace un punteo del aprendizaje que significa trabajar con Bielsa: "1) Los modelos siempre deben ser revisados, aunque sean exitosos; 2) evitar los caminos cortos y los atajos, hacer las cosas que sean beneficiosas a futuro, y 3) el tiempo es una herramienta para optimizar el trabajo".

El hincha de Leeds fue recuperando la ilusión arrumbada durante tantos años. Como en otros lugares por los que pasó, el bielsismo fue ganando adherentes. No se habían equivocado en confiar en ese técnico que solo quería conquistarlos desde el juego y la ambición ofensiva, sin la mínima concesión demagógica, ya fuera a través de gestos o de un inglés en el que no se siente seguro para poner en palabras sus pensamientos y sentimientos.

El capitán Cooper, el presidente Radrizzani y Bielsa, protagonistas esenciales en el ascenso de Leeds
El capitán Cooper, el presidente Radrizzani y Bielsa, protagonistas esenciales en el ascenso de Leeds Crédito: Leeds

Los tres meses y medio de inactividad por la pandemia no desestabilizaron una campaña de campeón, con diez puntos de ventaja sobre el segundo. En el condado de Yorkshire se pasó a otra escala, a la bielsamanía, reflejada en innumerables muestras de afecto y admiración. Lo fueron a buscar a su casa el día del ascenso. Su rostro pasó a ser omnipresente en murales, estatuas, tatuajes, remeras, tazas y vasos. Se renombró una calle con su apellido. Se transformó en un vecino receptor del saludo cordial cuando lo encontraban haciendo compras en el supermercado o lo cruzaban en sus largas caminatas.

Festejó con sus jugadores con la alegría de un niño, dejó caer la máscara de hierro, esa que se pone porque "la demostración de afecto es muy difícil de administrar en el fútbol. La función del entrenador es tomar decisiones que favorezcan al equipo, aunque perjudiquen a algunos jugadores".

Uno de los tantos reconocimientos a Bielsa: una de las calles de Leeds fue renombrada
Uno de los tantos reconocimientos a Bielsa: una de las calles de Leeds fue renombrada Crédito: @TrinityLeeds

Su continuidad y renovación del contrato para dirigir en la Premier no fueron automáticas. Desde el club tendieron un velo para cubrir negociaciones muy arduas, con discusiones subidas de tono para acordar los nuevos términos económicos -Bielsa está entre los seis DT mejores pagos- y la inversión en refuerzos. Si bien las charlas nunca se cortaron, en algún momento existió la posibilidad de una ruptura. La incertidumbre se mantuvo hasta 48 horas antes de comenzar el torneo. Mientras, Leeds incorporó futbolistas por 106,78 millones de euros, cifra que lo ubica en el sexto lugar entre los que más gastaron en las cinco grandes ligas europeas, detrás de Chelsea, Manchester City, Barcelona, Tottenham y Juventus. En el último mercado cerró la compra más alta en la historia, con los 30 millones de euros pagados a Valencia por el delantero Rodrigo Moreno. Los desembolsos tuvieron como contrapartida la falta de ingresos por no haber hecho ninguna venta.

Los hinchas posan con un Bielsa retratado como un salvador
Los hinchas posan con un Bielsa retratado como un salvador Crédito: Simon Hulme / yorkshirepost.co.uk

El desafío de la Premier, con desniveles en el juego y los resultados, tiene de todo para el Leeds de Bielsa, que mantiene la propuesta ambiciosa y ofensiva que permitió el ascenso. La diferencia no solo pasa por los rivales de más envergadura colectiva y jerarquía individual, sino también por los analistas mediáticos -varios exfutbolistas ingleses- y la mayor repercusión de los comentarios sobre la fragilidad defensiva del equipo en varios partidos. El DT rosarino denunció una campaña de desestabilización, tendiente a hacerle creer a sus futbolistas que deben modificar el estilo. Bielsa dejaría de ser el Loco sin esas batallas ideológicas con sonido de sable de fondo.

Ya en la Premier League, el saludo y la admiración mutua con Pep Guardiola
Ya en la Premier League, el saludo y la admiración mutua con Pep Guardiola

Contra los descreídos que le auguraban un paso fugaz por el fútbol inglés, Bielsa ya superó su récord de permanencia en un equipo, que eran los 113 partidos que dirigió en Athletic Bilbao. Suma 117 cotejos al mando de The Whites. "Me siento cómodo y aceptado", dijo sobre este vínculo, en un 2020 que le dio un título, pero que a como todo el mundo le quitó algo: "La falta de los hinchas es una ausencia dolorosa. Siempre hay motivos para decir qué lástima que el público no está".

Conforme a los criterios de

Más información

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.