Boca, la barra brava y los nuevos (viejos) problemas ahora con Jorge Ameal

La barra brava de Boca y una preocupación latente
La barra brava de Boca y una preocupación latente Fuente: Archivo
Franco Tossi
(0)
5 de febrero de 2020  • 23:59

Jorge Amor Ameal dejó la presidencia de Boca a finales de 2011, tras las elecciones que marcaron el inicio del ciclo de ocho años de mandato de Daniel Angelici.Retornó hace poco menos de dos meses y descubrió que el contexto en las tribunas no cambió.La interna de la barra brava, la denominada La 12, enseñó un episodio más de su saga interminable: una situación previsible, que esconde cierta lógica si se tiene en cuenta que antes, durante o después de los comicios se desata una lucha por el control del poder de la tribuna, una mala costumbre de nuestro fútbol que continúa su rumbo feroz.

Por aquellos tiempos, en los que el equipo de Julio César Falcioni estaba a tiro de salir campeón invicto del torneo Apertura 2011, es imposible olvidar la escena que se vivió en las tribunas, durante el triunfo por 3-1 sobre Atlético de Rafaela, en la Bombonera: en la segunda bandeja Sur, la reaparición de Rafael Di Zeo y su séquito, luego de cumplir condena en la cárcel; enfrente, alineado, pero en la tribuna Norte, la imagen de un Mauro Martín desafiante, con la mirada fija en el sector opuesto y un gesto amenazador, al llevar su mano sobre la garganta. Separados, generaron un fuerte revuelo en una etapa futbolística que era ideal.

Jorge Ameal asegura conocer a los barrabravas de Boca
Jorge Ameal asegura conocer a los barrabravas de Boca Fuente: LA NACION - Crédito: Santiago Filipuzzi

. Yo sí los conozco, pero no les doy ningún derecho y no entrego entradas a nadie", había dicho Ameal en aquel contexto caliente. En diálogo con La Oral Deportiva, el presidente se refirió a una cuestión similar con expresiones de hace más de ocho años: todo un síntoma de que la seguridad sigue como materia pendiente en todos los clubes del país: "Los barras son un problema que también es del Estado. Si hay un Estado ausente, no se puede resolver. Todos lo reconocen, pero nadie tiene un proyecto. Por eso también hay que volver a la AFA y discutirlo", opinó y aprovechó -una vez más- para mostrar su descontento con el doble manejo que existe en el fútbol argentino, con la inclusión de la Superliga.

¿Por qué tuvo que tocar esta cuestión? Porque se produjeron varios episodios en las últimas semanas que marcan claramente la disputa del poder. Según trascendió, ante Independiente, en el reinicio del campeonato, la barra oficial liderada por Di Zeo y Martín -fijaron una alianza en 2015-, tomó conocimiento de la presencia de Maximiliano Mazzaro, un exaliado que ahora es referente de la barra disidente, que se ubica en la tribuna Sur. Los videos de seguridad enseñan que la policía actuó rápido al final del encuentro para evitar un cruce entre ambos bandos, algo que buscaba especialmente el grupo oficial.

Otra de las versiones indica de un apuñalamiento que se relaciona directamente con una fuerte interna en la facción de Lomas de Zamora, un hecho que engloba una cuestión de liderazgo del bloque. ¿Cuándo habría sucedido? El domingo, en Córdoba, cuando Boca derrotó 2-1 a Talleres. Pero los capítulos se acumulan: anteayer, en la zona de descanso del club dedicado a los socios, existió una fuerte discusión, con pelea de por medio. Muchos la vinculan con una nueva escena de esta historia que arde, pero desde la institución le bajan el tono a la disputa: "Fue una trifulca mínima, con piñas entre un grupo de pibes", según le comentaron a LA NACION. El propio presidente Ameal descartó el rumor: "Hubo un hecho desgraciado en la pileta. Ayer mismo [por el martes], armamos una comisión y tomaremos precauciones. No fue una pelea entre barras, porque no hay barras en la pileta".

Rafael Di Zeo volvió al centro de la escena
Rafael Di Zeo volvió al centro de la escena Fuente: Archivo

No es extraño que se enciendan las alarmas. En particular, si se analiza lo que fue sucediendo a partir del 8 de diciembre pasado, día de las elecciones. Di Zeo, Martín, y sus soldados se enseñaban cercanos a Christian Gribaudo, candidato de Angelici, aunque también se ocuparon de tender lazos con el frente que lideraba Ameal, aceitando la vieja relación con los ex futbolistas del club: además de una pequeña charla con Juan Román Riquelme, vicepresidente segundo, junto a Martín tuvieron un encuentro cálido Raúl Cascini, Sebastián Battaglia y Marcelo Delgado. Todo a la vista de la gente que caminaba por la calle Irala, apenas se abrió el acto electoral. Ahora, la presencia de Mazzaro, que habría estado del lado de Ameal desde un primer momento, alteró las cosas el día del clásico con Independiente.

Aquel encuentro con Riquelme resultó corto y respetuoso. El ahora vicepresidente fue en los días de futbolista uno de los pocos jugadores que se mostraba rebelde en situaciones así, ayudado también por el peso y significado que tiene su nombre en la historia xeneize. De hecho, en 2015, no eludió el tema y declaró: "La barra me pedía plata y nunca le dí. Sin miedo, les decía que yo le doy plata a la gente que quiero y que me la gano trabajando. Y eso está mal en este país, es ser raro... Entonces, yo prefiero ser raro".

Ameal vuelve a padecer la interna de la barra brava como hace más de ocho años. El sábado, en el partido ante Atlético Tucumán, que se jugará en la Bombonera, los violentos podrían protagonizar nuevo actos y alimentar las muchas historias de terror y vergüenza del fútbol argentino.

Esteban Andrada o Marcos Díaz

La práctica de hoy echará luz sobre quién atajará el sábado, frente a Atlético Tucumán. La incógnita es conocer si el entrenador Miguel Ángel Russo le devolverá el puesto a Esteban Andrada o si el guardián del arco xeneize seguirá siendo Marcos Díaz, de actuaciones convincentes frente a Independiente y Talleres, de Córdoba.

En el entrenamiento de ayer, Andrada, que se repuso de una lesión en la rodilla, se ejercitó con sus compañeros de puesto, bajos las órdenes de Fernando Gayoso; en la intimidad, aseguran que Andrada deberá esperar un juego más para reaparecer.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.