Boca-River y el TAS: los ocho puntos para entender qué piden, cómo se defienden y cómo se puede resolver la final de la Copa Libertadores

Daniel Angelici y Rodolfo D´Onofrio
Daniel Angelici y Rodolfo D´Onofrio Fuente: Archivo - Crédito: Emiliano Lasalvia
Pablo Lisotto
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
16 de julio de 2019  • 23:59

"Iremos hasta las últimas consecuencias", anticipó Daniel Angelici en varias ocasiones desde que el lunes 26 de diciembre de 2018 inició acciones legales para reclamar por el ataque que había sufrido el micro que transportaba al plantel de Boca a jugar la vuelta de la final de la Copa Libertadores en el estadio Monumental. Esas "últimas consecuencias" llegan hasta estos días, en el que el presidente de la entidad de la Ribera está en Madrid, adonde también viajó Rodolfo D'Onofrio, defendiendo los intereses de los de Núñez.

Así llegaba el micro de Boca al Monumental

00:34
Video

Boca y River presentaron sus argumentos en la primera de las dos sesiones de audiencia fijadas por el Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS, por sus siglas en inglés) para resolver el recurso del club xeneize a la decisión de la Conmebol de no descalificar al "Millonario" en la ultima final de la Copa Libertadores.

Boca recurrió al TAS después de que la Confederación Sudamericana rechazara descalificar a Ríver por el ataque que sufriera el ómnibus xeneize cuando se dirigía al estadio Monumental para disputar el partido de vuelta de la final de la Copa Libertadores, el 24 de noviembre. El Tribunal de Arbitraje rechazó aplicar medidas cautelares para impedir que se disputara aquel partido en el estadio Santiago Bernabéu, el 9 de diciembre, en el que River se impuso por 3-1 y se coronó campeón.

Boca decidió proseguir con el recurso ante el Tribunal de Arbitraje, cuya audiencia ante los tres jueces designados comenzó hoy en Madrid, al haber recurrido ambos clubes a estudios de abogados españoles, lo que reducía los gastos para ambas entidades. River está asesorado por la firma Senn-Ferrero y Boca por Pinto-Ruiz.

En la sede de la Liga de Fútbol Profesional de España, que ofreció sus instalaciones, los presidentes de ambos clubes, Daniel Angelici y Rodolfo D'Onofrio, junto a los representantes de la Conmebol y sus abogados, expusieron sus posturas. Boca solicitó que se lo declare campeón y además pretende una compensación económica por los perjuicios que le supuso no disputar ni el Mundial de Clubes ni la Recopa Sudamericana. River expuso que los hechos se produjeron fuera del anillo de seguridad, lo cual no implicaba responsabilidades al club millonario.

Antes de las audiencias en Madrid, el doctor Gustavo Abreu, argentino y miembro del tribunal, avisó que es difícil que el pedido de Boca progrese, en diálogo con radio Mitre: "Si bien el Tribunal le puede dar la Libertadores a Boca, porque está dentro de las posibilidades, veo difícil que le den la razón. Siempre se le ofrece a las partes llegar a un acuerdo antes de la audiencia, pero este tema es muy difícil porque está la copa en el medio".

Ocho puntos para entender lo que sucede en el TAS con la final eterna

  • ¿Por qué el TAS? Luego de que el 6 de diciembre del año pasado el Tribunal de Apelaciones de la Conmebol rechazara el reclamo de Boca, en el que solicitaba que se le diera por ganada la revancha en Núñez como consecuencia de aquel ataque a piedrazos al ómnibus, el paso siguiente fue recurrir al Tribunal Arbitral Supremo (TAS), máxima autoridad del deporte, incluso por arriba de la FIFA y del COI. En diciembre pidió postergar la final en Madrid a través de una medida cautelar. Ante la negativa, el club de la Ribera continuó con la demanda contra esa determinación de Conmebol a otro nivel.
  • ¿Boca puede ganar la Copa? Si bien dentro de las atribuciones del TAS figura la de poder rectificar un resultado deportivo, el tribunal arbitral, máxima instancia de apelación, nunca lo ha hecho en el fútbol. Sí ha firmado multas económicas, pero no una modificación de resultado.
  • ¿Qué pretende Boca? El objetivo de máxima es que le den por ganada la Libertadores, a pesar de que la perdió en el campo de juego del Santiago Bernabéu. El estudio de abogados que contrató el club (el español Pinto Ruiz & Del Valle) considera que las agresiones que sufrió el micro con el equipo al llegar al Monumental y la consecuente suspensión de ese partido son pruebas suficientes de que River es el responsable directo de la organización y la seguridad del evento.
  • ¿El reclamo es sólo deportivo? De ninguna manera. Además del planteo de "que le den la Copa a Boca", en Brandsen 805 saben que hay muchos dólares en juego, en concepto de todo el dinero que Boca no recibió por los premios como campeón de América, y por participar del Mundial de Clubes y la Recopa. Solo de premios (sin contar los derechos de TV y la hipotética recaudación del partido de local en la Recopa) son 9.250.000 dólares
  • ¿Qué espera Boca? Según fuentes del club consultadas por LA NACION, se aguarda una fuerte sanción económica. Y nada más. Ni cambio de vereda para la Copa, ni castigo deportivo para River.
  • ¿Qué pretende River? Que nada modifique la histórica victoria 3-1 en el campo de juego. Uno de los argumentos de la defensa es que el escándalo provocó la renuncia de Martín Ocampo, ministro de Justicia de la Ciudad de Buenos Aires y hombre confianza de Daniel Angelici, una decisión política que en River interpretan como una aceptación de responsabilidad por parte de las autoridades. "Nuestra postura es que no solamente no somos responsables, sino que ha sido responsable, como también es de público conocimiento, el Gobierno de la Ciudad de Buenos Aires, un tercero por el cual River no debe responder, los hechos ocurrieron fuera del perímetro de seguridad, que claramente están a cargo de la Policía de la Ciudad. Que por otra parte se firmó un acuerdo de postergar el partido, que Boca aceptó y después no respetó. Sin perjuicio de eso, no solamente no quiso jugarlo sino que después encima lo jugó", señalan desde Núñez.
  • ¿Cuáles son sus argumentos? Consideran que desde el club se hizo todo lo que correspondía para garantizar la seguridad en el Monumental el 24 de noviembre, y que el ataque al micro de Boca es ajeno a la institución, porque sucedió fuera del tercer anillo de control. Al mismo tiempo, consideran que ya fue suficiente sanción haberle quitado la localía y trasladarla a Madrid y con hinchas de los dos equipos, los dos partidos a puertas cerradas y la multa de US$ 400.000.
  • ¿Cuándo se puede definir? Después de los días de la audiencia, los integrantes del tribunal definirán cuál es el plazo máximo que se tomarán para emitir el fallo. Por lo general, los veredictos del TAS suelen definirse entre dos y tres meses después de la audiencia, por lo que tanto River como Boca lo esperan para septiembre-octubre de este año. Es decir, casi 10 meses después de la Superfinal.

Tras un gran pase de Nández, Benedetto puso el 1-0 para Boca en Madrid

00:36
Video

Golazo de Pratto tras una gran jugada colectiva de River

00:16
Video

Quintero puso el 2-1 para River Plate

00:16
Video

Gol del Pity Martínez, el punto final para el histórico superclásico. River logró dar vuelta el marcador y consiguió su cuarta Copa Libertadores

00:19
Video

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.