"Buscando a Panzeri", el documental sobre el periodista más citado y menos leído: archivos con humor, ironía, críticas y presión militar

Dante Panzeri, un emblema revolucionario del periodismo deportivo argentino
Dante Panzeri, un emblema revolucionario del periodismo deportivo argentino Crédito: "Buscando a Panzeri"
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
30 de julio de 2020  • 08:00

"Al periodista deportivo le cabe la obligación de pensar. Su misión en la sociedad es sociológica y pedagógica, no escenográfica".

"Me siento como Napoleón Bonaparte caminando por Florida". María Luisa Maestri, esposa de Dante Panzeri, suelta una frase que alguna vez le confió el incomprendido periodista deportivo y abre un nuevo hueco para llegar a su incoquistable mente. Su reconocida idea del fútbol como "dinámica de lo impensado", reflejada en el libro publicado en 1967 que se reeditó en 2012, quedó en el inconsciente colectivo del deporte nacional, pero su figura, su obra y su estilo se fue perdiendo con el correr del tiempo. Hasta que hoy, tras una búsqueda de casi una década, Sebastián Kohan Esquenazi revive el espíritu de un autor tan revolucionario como olvidado con un largometraje documental.

"Buscando a Panzeri", dirigida por Sebastián Kohan Esquenazi, es una película que tiene un objetivo central: sacar a Panzeri del ostracismo y traerlo de vuelta a este mundo. "Fue un hombre honrado, un periodista crítico, un librepensador. Se enfrentó al poder y murió solo y olvidado. Sin Panzeri el fútbol tiene los días contados", describe la sinopsis del documental, que tiene decenas de entrevistados entre periodistas, escritores y exfutbolistas: Tomás Abraham, Norberto Verea, Ezequiel Fernández Moores, Ariel Guiñazú, Matías Bauso, Roberto Perfumo, Alejandro Caravario, Tomas Sanz, Pablo De Biase, Dante Zavatarelli y su esposa María Luisa y sus hijos Sandro y Flavia.

El documental se estrena hoy en la sala virtual de Puentes de Cine y tiene un costo de 160 pesos, que se puede hacer a través de Mercado Pago, tarjeta de débito o crédito. El pase para verlo dura 24 horas y el largometraje se extiende durante 69 minutos, en los que el director intenta reconstruir la figura de Panzeri con una extensa búsqueda de años entre llamadas a partir de la guía telefónica, visitas a bibliotecas, archivos y escuelas y conversaciones con familiares, periodistas y viejos conocidos.

No puede seducir lo que carece de alegría. Y el fútbol ha matado su alegría para dar paso a la importancia comercial
Dante Panzeri

Panzeri nació en Las Varillas, Córdoba, en 1921, pero antes de cumplir 20 años ya se había instalado en Capital Federal. Desde sus inicios en el mundo del periodismo a comienzos de la década del 40 hasta su muerte en 1978, trabajó en El Gráfico, Crónica, El Día, Satiricón, Chaupinela, Confirmado, La Prensa, Teleonce, Canal 13, Canal 7 y las radios Nacional, Municipal, El Mundo, Belgrano, Splendid, Porteña y Argentina.

Romper esquemas e incomodar eran dos pilares centrales del trabajo de Panzeri, uno de los periodistas deportivos más emblemáticos en el mundo gráfico. Quienes lo conocieron en su intimidad lo describen como una persona abierta, de muy buen trato y de buen humor, pero con firmes valores que se replicaban en su vida privada y pública. Así, con sus punzantes artículos en El Gráfico cambió la forma de pensar, analizar y criticar el fútbol, hasta que en 1962 decidió dejar su cargo de director de la revista: renunció tras discutir con Constancio Vigil, hijo de los dueños de Editorial Atlántida, por negarse a publicar una columna con propaganda de Álvaro Alsogaray, por entonces Ministro de Economía.

"Yo soy un observador y tengo una sola seguridad. La de poder decirle a mi conciencia que aquello que digo en voz alta pasó previamente por el tamiz de mi cerebro, de mi examen y de mi análisis y desprovisto de todo cálculo de materialidad". Dante Panzeri.

"Panzeri es el periodista más citado y menos leído, el más crítico y más olvidado. Argentina, un país con memoria selectiva, un periodismo deportivo cada vez más sangriento y un fútbol cada vez más triste. Buscando a Panzeri es el relato de una busqueda tenaz, de casi una década, de todo aquello que quedara de él, para volver a construirlo y traerlo al presente. Panzeri es una herramienta de combate, recuperarlo, un ejercicio de resistencia", describe Kohan Esquenazi, quien además es productor, guionista, cronista y sociólogo.

A lo largo de los 69 minutos de la película, el director reconstruye un perfil detallado y definido de un precursor del periodismo deportivo argentino. "Al periodista deportivo le cabe la obligación de pensar. Su misión en la sociedad es sociológica y pedagógica, no escenográfica. El oficio es oscuro, el fin efímero y el instrumento imperfecto, pero la misión es grande y el halago no es el fin. Y esa misión no es simpática", describe Panzeri en una voz en off de archivo que se reproduce en la película.

Su figura fue muy discutida, cuestionada y mirada de reojo en su época de esplendor, al punto tal que tanto Carlos Bilardo como César Luis Menotti no quisieron formar parte del documental, con una diferencia: Bilardo aceptó la llamada y explicó que no quiso hablar de Panzeri ya que no estaba vivo y no podían discutir, mientras que Menotti nunca atendió los llamados.

Sebastián Kohan Esquenazi es el director del largometraje documental sobre Panzeri
Sebastián Kohan Esquenazi es el director del largometraje documental sobre Panzeri Crédito: "Buscando a Panzeri"

El histórico defensor Roberto Perfumo, quien disputó el Mundial de Inglaterra 1966 con la Selección Argentina, tiene su espacio en el documental y recuerda una increíble anécdota de aquella cita: "Tengo una escena grabada. Estábamos en Londres, él caminaba por el subte, y recuerdo que nuestros futbolistas lo insultaban, lo chiflaban y le gritaban. Él criticaba a todo el mundo...".

Panzeri murió el 14 de abril de 1978 a la temprana edad de 56 años por un cáncer. Y la fecha también tiene un marcado simbolismo: faltaban 56 días para el inicio del Mundial de Argentina 1978, evento al que el periodista se opuso firmemente pese a las presiones de la Junta Militar, al punto tal que le llevó sus inquietudes a Carlos Alberto Lacoste, presidente del Ente Autárquico Mundial '78.

Tengo una escena grabada. Estábamos en Londres, él caminaba por el subte, y recuerdo que nuestros futbolistas lo insultaban, lo chiflaban y le gritaban. Él criticaba a todo el mundo
Roberto Perfumo

"En la época de la dictadura, él fue a presentarle una famosa carpeta donde le decía que no se podía hacer el Mundial en la Argentina. Y Lacoste, además de atenderlo mal, agarró la carpeta, la tiró a la basura y le dijo: 'Esto es un acto político, hasta luego Señor Panzeri'", recuerda su esposa María Luisa en la película. "Estaba muy amargado en esa época, estaba muy preocupado por la casa, pero yo le dije que me ponía a vender limones, pero que él no vendiera sus ideas por el interés de unos pocos que tienen dinero".

Su hija Silvia Panzeri también recuerda una escena emblemática: "Una vez se presentaron tres militares en mi casa. Tocaron el timbre, a nosotros nos dejaron en la cocina y vinieron a presionarlo a él para decirle que se callara la boca, que era lo mejor porque era muy inconveniente lo que estaba haciendo, provocando mucho desagrado. Él los invitó con un café, ninguno se sentó, él habló y les dijo que iba a hablar igual e iba a decir lo que tenía ganas. Ninguno se tomó el café, él se tomó los de ellos, les dio la mano y se fueron".

Panzeri fue periodista auténtico, combativo, revolucionario y leal a sus principios. Construyó su propio estilo, marcó una era y nunca se rindió ante el poder o los ganadores de turno. Y su insoslayable figura siempre tendrá un lugar reservado en la historia grande del periodismo argentino.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.