Suscriptor digital

Cardozo y Salcedo, los paraguayos que con goles hacen vibrar a Newell´s

Llegaron esta temporada y son la sensación del conjunto rosarino; con tres tantos cada uno se convirtieron en los artilleros del campeonato
Alberto Cantore
(0)
14 de agosto de 2006  

Humildes, sencillos, con bajo perfil, los paraguayos Santiago Salcedo y Oscar Cardozo llegaron al fútbol argentino con el propósito de triunfar. Newell s les abrió la puerta, y en la toma de la decisión fue fundamental la opinión del entrenador Nery Pumpido, un técnico que dejó su huella en el fútbol guaraní -se consagró campeón de la Copa Libertadores con Olimpia-, que no dudó en aceptarlos en el plantel. Ellos, delanteros y goleadores, ya presentaron sus credenciales: son los autores de los seis tantos que anotó el conjunto rosarino en el Apertura y, con tres goles cada uno, se erigen como los artilleros del certamen.

En el debut, ante Vélez, asombraron; ayer, en el Monumental, ratificaron sus condiciones y demostraron que nada había sido una casualidad. "Estoy haciendo mi trabajo, que es hacer goles, pero para que eso suceda me tienen que ayudar mis compañeros. Mi sueño es jugar en Europa, aunque para eso todavía falta tiempo", dice Cardozo, de 23 años, que arribó por una recomendación de Héctor Enrique. "Empecé a jugar al fútbol en Campo Nueve, mi ciudad natal, y a los 16 años me fui a Ciudad del Este. Luego pasé por Tres de Febrero y Nacional, de Asunción [convirtió 27 goles en 63 encuentros], y ahora Newell s me está dando la oportunidad de hacerme conocido", sostiene el atacante, cuyo espejo es el brasileño Adriano, de Internazionale, de Italia.

"La jugada del primer gol fue una hermosa combinación entre varios de mis compañeros, y yo tuve que cabecear; en el tanto de tiro libre, apunté y le pegué con fuerza porque me tenía mucha confianza", dice Tacuara , el apodo con el que fue bautizado por sus compañeros. "Hay un poco de casualidad y fortuna, pero después de cada práctica me quedo a ejecutar tiros libres y eso ayuda a perfeccionar el remate", agrega. El disparo de media distancia es un distintivo de Cardozo, que le convirtió un gol a Gastón Sessa, de Vélez, desde 37 metros, y ayer Germán Lux sufrió su excelsa pegada.

No menos feliz es el presente que vive Santiago Salcedo, aunque sus antecedentes son más conocidos para el público argentino. "Tuve algunas experiencias en el fútbol extranjero que no fueron del todo buenas, pero este comienzo en Newell s es mejor de lo que cualquier jugador puede imaginarse", empieza comentando Sasa . En Ankargücü, de Turquía, apenas disputó 8 partidos y anotó un gol; en Tokyo FC, de Japón, sus números crecieron: 6 tantos en 18 cotejos. "En Turquía no me adapté y en Japón había entrado en sintonía con mis compañeros, pero después todo se derrumbó. Por suerte, en Cerro Porteño recuperé mi estima y mi juego", añade el delantero de 24 años. Las estadísticas no mienten: 9 goles en 8 partidos en la Copa Libertadores con la camiseta de Cerro Porteño lo transformaron en el goleador del máximo certamen continental en 2005.

"Puedo jugar tanto por los laterales como centro de la delantera, no me incomoda ninguna de las dos posiciones, y eso es bueno porque le puedo dar variantes al entrenador. Nunca había compartido una cancha con Cardozo, ni siquiera había hablado. Lo conocía por ser compatriota y porque seguía las instancias del torneo paraguayo por Internet. Cuando yo me fui de Paraguay, al año siguiente él empezó a aparecer, ahora Newell s nos juntó y espero que podamos seguir brindándole alegrías a la gente", dijo Salcedo.

El dulce presente no le quita el principal objetivo que se propuso: obtener el título. "Ahora vamos a tener más responsabilidades y es lógico que la gente nos vaya a pedir más goles. Nosotros vamos a intentar hacerlos, porque Newell s nos trajo para ser goleadores", asegura el atacante.

Salcedo y Cardozo conforman la fórmula de ataque del nuevo modelo que pergeñó Pumpido, después de las partidas de Ariel Ortega e Ignacio Scocco. Llegaron a Rosario en silencio y muchos los miraron con cierta desconfianza porque sus apellidos no son parte de la elite del fútbol. En dos jornadas, ellos se encargaron con sus goles de presentarse en sociedad y hacer delirar a los hinchas de Newell s, que se ilusionan con la conquista de una nueva estrella.

  • Violentos en Nuñez

    El arribo y la partida de los hinchas de Newell s fueron con incidentes. Antes del cotejo, los rosarinos intercambiaron proyectiles con hinchas millonarios en la avenida Figueroa Alcorta y Sáenz Valiente; luego del match, se repitieron los hechos. No hubo detenciones.
  • "Son delanteros que nos darán satisfacciones"

    El DT Nery Pumpido no ocultó su alegría por las actuaciones de Salcedo y Cardozo. "Se complementan muy bien y seguro que Newell s tendrá muchas más satisfacciones con ellos. Sasa era conocido, lo había visto cuando dirigí a Olimpia, pero Cardozo me deslumbró. Lo vi por video, pero en vivo es mucho mejor", sostuvo el entrenador.
  • ADEMÁS
    Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?