Clásico de Avellaneda. Para revivir: los cinco triunfos históricos de Racing e Independiente

Aquellos tiempos y las notas del clásico en las revistas: el motivo fue el 7-0 del Rojo sobre Racing en 1940
Aquellos tiempos y las notas del clásico en las revistas: el motivo fue el 7-0 del Rojo sobre Racing en 1940 Fuente: Archivo
Nicolás Zuberman
Rodolfo Chisleanchi
(0)
9 de febrero de 2020  • 01:00

Un capítulo siempre apasionante para Avellaneda se abre este domingo. Racing recibe a Independiente por la fecha 19 de la Superliga. Un nuevo juego se disputará en el Cilindro para seguir escribiendo la historia entre estos clásicos rivales. Jugaron 192 partidos entre ellos, donde Independiente se impuso en 75 oportunidades, Racing en 52 y lograron empatar en 65.

Ahora bien, ¿qué mejor que repasar cinco victorias memorables de ambos a lo largo de la historia como para ir entrando en clima?

Los impactos de Racing

El primero profesional: Racing 7-Independiente 4 (Torneo de Primera 1931)

El primer clásico de Avellaneda que se jugó en el fútbol profesional fue el 27 de septiembre de 1931, por la segunda rueda del campeonato de Primera. Sí: Independiente-Racing estaba programado para la primera fecha, pero los dirigentes de la Academia pidieron postergar ese juego porque aún no habían logrado armar el equipo. Y sus colegas vecinos lo aceptaron. Aquel primer partido profesional, por la fecha 18 del campeonato de 1931, fue el que más goles tuvo en la historia de todos los clásicos argentinos durante el profesionalismo: la Academia se impuso por 7 a 4.

El partido se jugó en el antiguo estadio de Racing, que tenía un estilo inglés, con una tribuna con techo a dos aguas y columnas que complicaban la visión del partido. Siete de los 11 goles se dieron en 16 minutos, entre los 14 y los 30 del primer tiempo. Vicente Del Giudici, con tres gritos, fue la gran figura del encuentro.

Racing 2 vs. Independiente 1 (Torneo de Primera División 1988/89)

El 11 de diciembre de 1988, mientras el gobierno de Raúl Alfonsín iniciaba su cuenta regresiva, Rubén Paz empezaba a consolidarse como ídolo de Racing. Tras un saque de arco de Ubaldo Matildo Fillol, el uruguayo recibió la pelota en el área, dejó en el camino a Pedro Monzón con un caño y definió al primer palo para luego ir a festejarlo colgado del alambrado. Fue un golazo que abrió el marcador de aquel clásico, que luego terminó 2 a 1. La victoria de la Academia en esa fecha 16 no impidió que el Rojo luego se terminara consagrando campeón.

Para el talentoso uruguayo Ruben Paz, los clásicos de Avellaneda siempre fueron una historia aparte. Si bien lamenta nunca haber convertido de tiro libre, su sello clásico, saca chapa con su historial personal: "ya desde mi debut en 1987 me fue bien, perdíamos 1 a 0 y anoté el empate. No perdí nunca con, le hice goles, anduve bien. ¿Qué más puedo pedir?"

La mano del turco (2m18s del video)

Racing 2 vs. Independiente 1 (Supercopa 1992)

Sólo una vez el clásico de Avellaneda tuvo una versión internacional: fue por los octavos de final de la Supercopa 1992. Fue una serie que quedó para la historia. El partido de ida, en el Cilindro, será recordado como el día que el Omar "Turco" García hizo un gol con la mano (ver a los 2m18s del video). En una noche de tormenta, el Turco aprovechó la confusión en un córner y definió con un remate al mejor estilo vóleibol. El juez de línea que no vio la infracción fue nada menos que Javier Castrilli, el implacable Sheriff.

Luego, en el partido de vuelta jugado en la Doble Visera, también fue una noche recordada. El partido terminó 0 a 0, lo que le dio a Racing el pase de ronda. Pero Independiente insistió hasta el final, al punto que en una de las últimas jugadas del partido el arquero Luis Islas estrelló el travesaño, en otra de las escenas más recordadas de la historia del clásico entre estos dos equipos.

Independiente 1 vs. Racing 3 (Apertura 98)

El clásico del Apertura 98 tuvo condimentos variados. En la previa, se trataba de un choque entre un equipo que dirigía César Luis Menotti contra otro entrenado por Ángel Cappa. Se descontaba que el espectáculo en el clásico de Avellaneda estaba garantizado. El que más fútbol mostró aquella tarde noche en la Doble Visera fue Racing, que con Ángel "Matute" Morales, Diego Latorre y Marcelo Delgado como estandartes jugó un gran primer tiempo. Con un gol de Morales (ex Independiente) y otro del Chelo, la Academia se encaminaba al entretiempo con una ventaja de 2 a 0. Pero a cinco minutos de final de la primera mitad, se cortó la luz. Y no volvió. El árbitro Francisco "Pancho" Lamolina debió suspender el juego, que se reanudó el siguiente miércoles.

El descuento de Raúl Cascini le puso suspenso a los dos tiempos de 28 minutos que se jugaron el miércoles siguiente al corte de luz. Pero luego Pablo Bezombe puso el resultado definitivo, con un cabezazo. Para Racing ese triunfo resultó el primero en 17 años en la cancha de su clásico rival.

El festejo académico ante un triunfo en el clásico
El festejo académico ante un triunfo en el clásico Fuente: FotoBAIRES

Independiente 0 vs. Racing 2 (Liguilla Pre-Libertadores 2015)

Entre los múltiples cambios de formato que tuvo el campeonato argentino en los últimos años, el 2015 entregó un novedoso formato de Liguilla para clasificarse a la Libertadores. Y los equipos que terminaron jugando para definir quién se quedaría con ese cupo fueron nada menos que Racing e Independiente. Para el partido de ida, la Academia, que tenía a Diego Milito suspendido, debía visitar a su clásico rival: llevaba nada menos que 11 años, seis meses y seis días sin ganarle al Rojo como visitante. Pero dicen que las rachas están para cortarse y eso sucedió aquella tarde.

Con una contundencia asombrosa, Racing se puso en ventaja por 2 a 0 en el primer tiempo. Primero, con una patriada de Gustavo Bou. Y luego, con un derechazo suave del paraguayo Oscar Romero, que ya le había pedido el cambio a Diego Cocca por estar lesionado. En el segundo tiempo Independiente sufrió la expulsión de Diego Rodríguez, pero el resultado no se movió. El partido de vuelta quedó para el Rojo por 2 a 1, pero de todos modos la Academia sacó boleto para la Libertadores 2016.

La marea roja: la hora de Independiente

Independiente 3 vs. Racing 2, en el torneo de 1907

La primera vez que un equipo de Racing y uno de Independiente se vieron las caras fue en 1907. Por entonces, desde ya, no se trataba de un clásico. Racing ya estaba consolidado en Avellaneda y había levantado un par de copas de carácter amistoso, el Rojo ni siquiera vestía de rojo sino de blanco. Fue el año que Independiente se mudó al barrio, más específicamente a Crucecita, después de deambular por distintos campos de la Capital Federal, y fue en su cancha donde tuvo lugar el encuentro por la 3ª Liga Sección A de la Argentina Football Association.

Esa fría tarde de junio se enfrentaron los equipos llamados Independiente III y Racing A. Según relata Claudio Keblaitis en su libro Alma Roja, el local "penaba en mitad de la tabla" y había recibido goleadas estrepitosas: 1-21 contra Atlanta, 0-7 ante Banfield, 0-6 frente a Quilmes. Racing peleaba el título con los bohemios. Se auguraba un triunfo fácil de los albicelestes. Pero Independiente dio la gran sorpresa y con goles de Tagliaferro, Arregui y Rosendo De Giorgi en el minuto 87 derrotó 3-2 al que tiempo después sería su eterno rival.

Independiente 7 vs. Racing 0, por el certamen de 1940

Independiente logró sus dos primeros títulos en el profesionalismo en 1938 y 1939. Con un arquero como Fernando Bello, uno de los primeros en trascender el tiempo, y una delantera inolvidable -Maril, De la Mata, Erico, Sastre y Zorrilla-, el Rojo batió todos los récords goleadores, alcanzando cifras que aún perduran en los registros del fútbol argentino.

No pudo repetir al año siguiente, postergado por el Boca de Sarlanga, Gandulla y Emeal, pero mantuvo la efectividad en ataque. En la 15ª fecha le había ganado 7-1 justamente a Boca, y en la 27ª, el 3 de noviembre, venció 7-0 a Racing, que acabaría quinto en aquel torneo. 2 tantos de Erico, 2 de Zorrilla, 2 de De la Mata y uno de Leguizamón sirvieron para rubricar la mayor diferencia de goles establecida en la historia del clásico de Avellaneda

Independiente 4 vs. Racing 0: otra goleada en 1967

El 4 de noviembre de aquel año, un golazo del Chango Cárdenas en el Centenario de Montevideo le dio a Racing, y al fútbol argentino, su primera Copa Intercontinental. El 17 de diciembre, por la última fecha del primer Campeonato Nacional, el clásico se disputó en la Doble Visera y hubo fiesta doble. El Rojo armó un homenaje descomunal, impensable en estos días, que incluyó un descenso en helicóptero de las Copas del vecino, pasillo de honor con ramas de palmeras y demás agasajos.

Una tapa de LA NACION tras la consagración de Independiente
Una tapa de LA NACION tras la consagración de Independiente Fuente: Archivo

Después, con 2 tantos de Artime, uno de Tarabini de penal y otro de Savoy, consumó la goleada que le permitió consagrarse campeón de aquel torneo que dio el puntapié inicial a la integración del fútbol de Buenos Aires con el del resto del país.

Independiente 4 vs. Racing 1, en 1974 y con tres goles del "Bocha"

Ninguno de los vecinos de Avellaneda alcanzó la ronda final del Metropolitano '74. Racing quedó a un punto en la Zona A; Independiente, a tres en la Zona B. Pero la ida del enfrentamiento "interzonal" quedó en la memoria de los hinchas del Rojo. Fue el 24 de marzo en cancha propia y el resultado categórico exime de más comentarios sobre el partido.

El hecho histórico fue que aquella tarde Ricardo Bochini marcó el único hat-trick de su carrera. "Dos fueron rebotes que pesqué, pero el tercero fue lindo", recordaba el máximo ídolo del club en su autobiografía, "la bola me llegó desde la derecha, podría haberle pegado de primera pero era un riesgo, así que la paré de zurda y la crucé de derecha arriba, al palo derecho de Guibaudo". Racing fue el rival más castigado en las redes por el Bocha: 9 goles en total.

Independiente 2 vs. Racing 0: victoria y campeonato en 1983

Como en el '67, los caminos de ambos volvieron a cruzarse en la última fecha de un torneo, pero las circunstancias eran diametralmente opuestas a las de 16 años antes. En la jornada previa, Racing había quedado matemáticamente condenado al descenso a Primera B; Independiente necesitaba ganar para consagrarse campeón.

Giusti define cruzado en el clásico de 1983: fue 2-0 y título para el Rojo
Giusti define cruzado en el clásico de 1983: fue 2-0 y título para el Rojo Fuente: Archivo

El encuentro se jugó en la Doble Visera el 22 de diciembre, en una calurosa tarde de jueves, y el Rojo se impuso con goles de Ricardo Giusti y Enzo Trossero para sumar su 11º título en el profesionalismo, el 13º de su historia en el fútbol local, y celebrar por partida doble.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.