Coronavirus y fútbol. La intimidad de un entrenamiento virtual: gritos por computadora y frazadas en el living

El profe Ferella, cronómetro en mano, dirige el entrenamiento de Bolívar a través de una plataforma virtual
El profe Ferella, cronómetro en mano, dirige el entrenamiento de Bolívar a través de una plataforma virtual
Cristian Grosso
(0)
1 de abril de 2020  • 07:22

Esta es una historia austera. No hay estrellas en el plantel. Tampoco un club que mande a las casas de los jugadores bicicletas fijas de spinning o máquinas de musculación. Ninguno cuenta con un gimnasio en el altillo. El relato ocurre a 3650 metros de altura, en la serpenteante ciudad de La Paz. Los futbolistas de Bolívar doblan frazadas para transformarlas en colchonetas, se afirman en escobas para combinar ejercicios, las zapatillas se convierten en conos y las sillas del comedor reemplazan a los bancos de fitness . No hay excusas para no entrenarse.

La cuarentena en Bolivia es bien restrictiva: las compras sólo pueden realizarse entre las 7 y las 12, y en días determinados, según el último dígito del número de documento. El campeonato Apertura se interrumpió el 15 de marzo, pero el ingenio para practicar no descansa. Y acceder a la intimidad de la ‘Academia’ permite descubrir cómo la vida deportiva sigue adelante en tiempo de la angustiante pandemia.

El trabajo físico, a distancia

El método inusual del preparador físico argentino Diego Ferella, del club Bolívar (Bolivia)

01:28
Video

Claudio Vivas , ex entrenador de Banfield y Estudiantes, ayudante de campo de Marcelo Bielsa en la selección argentina, es el técnico de Bolívar. Obsesivo, intenso, detallista, desestimó el primer plan remoto por considerarlo demasiado lejano. Casi ausente. Los jugadores debían completar una grilla de actividades y reportar los resultados al profe. Sin indicaciones, sin seguimiento, sin correcciones. No. Entonces, desde el 22 de marzo, a través de la aplicación Zoom.us, que días más tarde comenzaría a ser furor en varios planteles del mundo –y empresas–, el grupo se sintió realmente unido. Casi pioneros, a partir de verse todo cambio: el preparador físico, el argentino Diego Ferella, se sintió de nuevo como en el campo aunque, quizás, sus gritos de series, pasadas, cargas y repeticiones les hayan molestado a algunos vecinos. En las imágenes se advierte que vive la tarea con el desborde que reclamaba Vivas. Y que necesitaba, también, algún futbolista algo perezoso.

Claudio Vivas, DT de Bolívar
Claudio Vivas, DT de Bolívar

Frente a sus computadoras, los futbolistas se encuentran tres veces al día, de lunes a sábado, divididos en tres grupos: a las 9, a las 11 y a las 18. Quince minutos antes de la conexión deben empezar con la entrada en calor, para luego dedicarse exclusivamente a trabajos intermitentes neuromusculares, preventivos y de fuerza. Los movimientos aeróbicos los tienen diagramados en otros horarios.

"Necesitábamos innovar y acompañar de otra manera a los jugadores durante la cuarentena. La idea se le ocurrió a Claudio, a través del apoyo tecnológico, y la implementamos. Estar en contacto con los jugadores nos pareció que era vital en este momento; nosotros con ellos, y ellos entre sí, porque también se observan entrenar. La propuesta nos mantiene activos, alerta y en forma", le describe a LA NACION el profesor Ferella.

El certamen se detuvo después de la 12da fecha. Bolívar marcha tercero, con 20 puntos, solo uno detrás de The Strongest y Always Ready. En el plantel celeste, Vivas cuenta con tres argentinos: el delantero Jorge Pereyra Díaz, ex Lanús y Ferro; el también atacante Marcos Riquelme, de largo recorrido por el fútbol chileno, y el volante Emiliano Vecchio, enganche, de buen paso por Colo Colo y último registro en Al Ittihad, de Arabia Saudita.

Detrás de la condición atlética, el propio Vivas también avanza en un sostén estratégico de la mano de la aplicación Zoom. Son charlas técnicas nocturnas. "Les muestro videos, por líneas, y analizamos todos los partidos que jugamos hasta ahora. Revisamos detalles, de manera colectiva y también individual. Hay mucho tiempo para hacer correcciones y tenemos que aprovecharlo. También estamos avanzando sobre los rivales que vendrán, aunque no sabemos cuándo será. Por ejemplo, ya hemos diseccionado a Palmeiras, contra quien retomaremos la actividad por la Libertadores, pero vaya a saber en qué momento", explica el entrenador rosarino. Bolívar integra el Grupo B de la Copa, y hasta aquí perdió con Guaraní y derrotó a Tigre. El paso siguiente será recibir a Palmeiras en el estadio Hernando Siles. Sin fecha, pero con los deberes al día.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.