Los señores de los anillos. De Sergio a Fernando: los hermanos Batista y el legado olímpico

De ayer a hoy: Sergio Batista, en los Juegos Olímpicos de 2008; Fernando, su hermano, conducirá a la selección en Tokio
De ayer a hoy: Sergio Batista, en los Juegos Olímpicos de 2008; Fernando, su hermano, conducirá a la selección en Tokio
Fernando Vergara
(0)
7 de febrero de 2020  • 10:18

De Sergio a Fernando y de Fernando a Sergio. De China a Japón y de Japón a China. Como si fuera una especie de legado, la hermandad de los hermanos Batista tendrá un nuevo capítulo en los Juegos Olímpicos de Tokio 2020. De Checho, medallista de oro en Beijing 2008 a Bocha, el flamante campeón del Preolímpico de Colombia. Hermanos en la vida y en el fútbol. Los señores de los anillos.

Hay que viajar 12 años para comenzar con la historia de amor de los Batista y el mundo olímpico. El recuerdo es imborrable. El 23 de agosto de 2008, en el Estadio Nacional de Pekín, la selección argentina de fútbol consiguió su último título. El equipo que conducía Sergio Batista se quedó con la medalla de oro olímpica tras vencer 1-0 a Nigeria, con un gol de Angel Di María. Así, la Argentina logró tomarse revancha de la final perdida ante ese mismo país en los Juegos Olímpicos de Atlanta 1996.

Después de aquella consagración, el conjunto nacional nunca pudo quedar en lo más alto; estuvo muy cerca en la final del Mundial de Brasil 2014 y, sobre todo, en las definiciones de las Copas América de 2015 y 2016, que se escaparon ante Chile por penales.

Tal como estipulaba el reglamento, aquel seleccionado de 2008 contaba con todos jugadores Sub 23, excepto tres mayores (Nicolás Pareja, Juan Román Riquelme y Javier Mascherano). En la jornada final ante los nigerianos Checho Batista dispuso este equipo: Sergio Romero; Pablo Zabaleta, Ezequiel Garay, Pareja y Luciano Monzón; Fernando Gago, Javier Mascherano, Juan Román Riquelme y Angel Di María (entró por él Ever Banega); Lionel Messi (ingresó Ezequiel Lavezzi) y Sergio Agüero (reemplazado por José Sosa).

Fernando y Sergio Batista: el primero acaba de lograr el pasaje a Tokio 2020; el segundo fue campeón en Pekín 2008
Fernando y Sergio Batista: el primero acaba de lograr el pasaje a Tokio 2020; el segundo fue campeón en Pekín 2008 Fuente: Archivo

Aquel seleccionado de 2008 caminó de menor a mayor en el rendimiento a lo largo del certamen, y apoyó su estrategia sobre la experiencia de sus hombres en definiciones importantes. A tal punto que los integrantes de ese plantel sumaban entre todos 58 títulos antes de colgarse la medalla dorada en el pecho. "Miren que en este grupo todos son ganadores, ¿eh? Acá todos saben lo que es ganar cosas importantes", enfatizó uno de los líderes, Mascherano.

Además, en esa ocasión, el logro fue un desahogo tras la cadena de lamentos sufridos en el Mundial de Alemania 2006, las dos últimas Copa América. Sergio Batista, héroe circunstancial pero pieza clave en la obtención del oro, se emocionó. "Sabía que tenía la obligación de ganar la medalla dorada, por lo de Atenas; así que el desafío valía doble. Por suerte lo logramos y fuimos los justos vencedores", consideró el campeón del mundo en México 1986.

Fernando Batista, en tanto, siempre estuvo ligado a la formación de jugadores. Más de 19 años en ese rubro lo capacitaron largamente para llegar a los seleccionados argentinos. Bocha tiene su origen en Argentinos Juniors. Además, jugó en San Lorenzo y tuvo un paso por Godoy Cruz y All Boys. Pero a partir del 2000 decidió dedicarse al trabajo con los juveniles. En su nueva tarea tuvo su estreno en el Ciclón y después pasó por el club de La Paternal. Su andar inicial con la celeste y blanca lo dio como ayudante de Claudio Úbeda.

La confirmación de Lionel Scaloni como DT de la Argentina le abrió la puerta a Fernando con el campeonato Sudamericano Sub 20 de Chile a la vista. Un torneo en el que quedó a las puertas del título. Al tiempo, en el Mundial de la misma categoría de Polonia, el equipo cayó eliminado por penales ante Mali en octavos de final. Más tarde, el DT de 49 años condujo al seleccionado a la medalla de oro en los Panamericanos de Lima. Los pergaminos se fueron sumando.

Previo a eso, en el medio de uno de los tantos desbarajustes de la AFA, Fernando Batista armó las valijas y aceptó una oferta de la Federación Armenia para coordinar las selecciones juveniles. Allí la aventura tuvo un abrupto desenlace con un cambio de autoridades. Pero Claudio Tapia volvió a llamarlo nuevamente y Bocha viajó al predio de Ezeiza con su grupo de colaboradores: el preparador físico Cristian Palandella, Damián Ayude y Esteban Solari como ayudantes de campo y Damián Albil como entrenador de arqueros.

Minucioso, detallista, conocedor, el menor de los hermanos Batista no deja nada librado al azar. Visita con frecuencia a los jugadores que militan en otras ligas y se encuentra constantemente -una situación similar a la que vive en su país- con el rechazo a ciertas convocatorias. Pero cuenta con una cualidad fundamental: siempre se las arregla para sacar la situación adelante.

"Estoy muy orgulloso del proceso y el proyecto. Estos 23 jugadores están haciendo un torneo increíble y se los agradezco muchísimo. Son los campeones del Preolímpico y además lo hicieron ganando seis partidos seguidos. Son humildes, dejan el alma y esto para el fútbol juvenil de mi país es maravilloso. La gente debe saber que tenemos muchos jugadores de categoría en la Sub 17, Sub 20 y Sub 23", remarcó Bocha, el DT que dentro de cinco meses tendrá su experiencia con los anillos olímpicos .

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.