Atlético Madrid derrotó a Eibar y sigue firme como escolta de Barcelona