El campeón en 2013 que sueña con recuperar a San Lorenzo: el nuevo desafío de Juan Antonio Pizzi

Matías Lammens y Marcelo Tinelli rodean a Pizzi, de regreso en el Ciclón
Matías Lammens y Marcelo Tinelli rodean a Pizzi, de regreso en el Ciclón Fuente: FotoBAIRES
Fernando Vergara
(0)
18 de junio de 2019  • 23:59

En un frenético fútbol argentino que devora entrenadores de a decenas año tras año, son contadas las ocasiones en las que un director técnico decide marcharse con un título bajo el brazo. Suelen ser casos especiales, aislados. Juan Antonio Pizzi entra en ese lote. Campeón con San Lorenzo del torneo Inicial en diciembre de 2013, se fue de Boedo ganador cuando asomaba la Navidad de ese año. Dejó una huella bien marcada, un equipo armado, combativo y con potencial. Pero eligió viajar a Valencia. Ayer, cinco años y medio después, el santafesino asumió su segundo mandato en el Ciclón con una realidad totalmente opuesta a la de aquellos días: un plantel de menor jerarquía que terminó en los últimos lugares de la Superliga. Un equipo que también fue eliminado rápidamente de la Copa Argentina y la Copa de la Superliga, y que a pesar del acceso a los octavos de la final de la Libertadores preocupa a sus hinchas por el vuelo bajo en cuanto al juego.

El paso del tiempo no modificó el semblante sereno con el que Pizzi suele mostrarse. Es una especie de antihéroe, un hombre que hace un culto del bajo perfil. Un protagonista que le escapa a la demagogia. El peinado siempre hacia atrás, un estilo que adoptó desde sus primeros días como DT de Colón en 2005. En el look además luce una barba que le da cierto aire de actor hollywoodense. Es el mismo Pizzi que en la sala de conferencias del Nuevo Gasómetro supo diferenciar los momentos mejor que nadie. "La situación en ese entonces, cuando fuimos campeones, era completamente distinta que la de ahora", remarca. "Hoy me siento mucho más preparado y capacitado, por todo lo que viví en estos últimos años. Gané experiencia, pero no me garantiza el éxito. Sí me permite tener confianza en lo que transmito. Me siento mejor entrenador que en 2013", asegura con firmeza.

Las vueltas enrevesadas que tiene fútbol: cuando Pizzi se fue a Valencia, los dirigentes azulgranas quedaron molestos porque contaban con él para comandar al equipo en la Copa Libertadores 2014. También los simpatizantes, desde ya. Estaban envalentonados e ilusionados. ¿Quién tomó el control después? Edgardo Bauza, quien le daría al Ciclón el máximo trofeo continental por primera y única vez. Lo cierto es que aquel San Lorenzo de Juan Antonio tenía una base de muy buenos futbolistas: el talentoso Nacho Piatti como el más destacado; Romagnoli, Mercier, Ortigoza, Alvarado, Torrico, Cauteruccio y Buffarini como puntales. Y el piberío: Correa, Villalba y Kannemann. Los mismos que unos meses después de celebrar el certamen doméstico le dieron al club la gloria máxima.

En ese 2013, tras obtener el título, Pizzi se fue de vacaciones con la idea de meterse de lleno en la pretemporada azulgrana. Pero Valencia se quedó sin entrenador, Roberto Ayala asumió como director deportivo de la entidad Che y postuló al santafesino para ser el DT. Tentado, la propuesta lo sedujo y la costa valenciana fue el destino. Duró poco tiempo, pero esa es otra historia. Al tiempo, su gran oportunidad se abrió en 2016. Acostumbrado a las situaciones incómodas, comandó al seleccionado chileno que le ganó la Copa América a la Argentina. Sus últimos pasos los dio en Arabia Saudita.

Actualmente, Pizzi, de 51 años, se encontró con un Ciclón en estado de alerta. El técnico pidió paciencia y equilibrio, pero sabe que los buenos resultados vienen escaseando. Surgen las necesidades y obligaciones. Aseguró que usará las cosas buenas de los anteriores procesos y en ese ítem mencionó a Bauza, Biaggio y Almirón. Lo primero que se cruzará en su camino es nada menos que Cerro Porteño. "La Libertadores es una ilusión que se me presenta y no lo tomo como una revancha. Vamos a tratar de trabajar y acelerar los tiempos para presentar un equipo que nos permita pasar de ronda. Nos ilusiona competir en la Copa", confesó.

Pizzi empieza su segundo ciclo en San Lorenzo
Pizzi empieza su segundo ciclo en San Lorenzo Fuente: FotoBAIRES

La situación de pelearla desde atrás no es nueva para Pizzi en San Lorenzo. Quedarse solo con la foto del campeonato de 2013 sería una mirada parcial. Para llegar a eso sufrió, y mucho. En abril de ese año tambaleó cuando perdió con Racing 4-1 en el Bajo Flores. Lo mismo en octubre, cuando cayeron en la final de la Copa Argentina contra Arsenal. Dolió la eliminación ante River en la Sudamericana. Pero se sostuvo y encontró una vuelta olímpica reparadora.

Ahora, una de las premisas iniciales de Pizzi será recuperar a varios soldados. En el club quieren renovarle a Belluschi (cuyo vínculo vence el 30 de junio), que en los últimos meses jugó poco y nada debido a las lesiones. También se quedará Poblete. A Monetti se le vence el préstamo y su futuro estará en Europa. Asimismo, continuarán las charlas para incorporar a Menossi. Resta saber qué sucederá con Blandi y Gaich, por quienes hay sondeos.

Tal como sucedió en su primer ciclo, para Pizzi la promoción de juveniles es primordial. Un aspecto en el que Almirón no hizo hincapié y molestó a los simpatizantes. Y a la cabeza de esas ilusiones figura Matías Palacios, de 17 años, la joyita de las inferiores que ya debutó en la máxima categoría. En la primera practica se lo vio al entrenador caminando y conversando con el volante, cruzando su brazo por la espalda del chiquilín, en un gesto paternal.

"Estoy muy contento de volver a dirigir a este equipo. Vivimos momentos muy felices y sabemos que tenemos desafíos importantes de cara al futuro. Contamos con las ganas, la energía, vemos que tenemos las herramientas para de a poco llevar a cabo nuestra idea", aseguró el hombre que buscará ganarse el respeto del vestuario del mismo modo que en 2013.

Cuando Pizzi habla de ideas se refiere a un estilo ofensivo, de arriesgar, de transiciones veloces. Con desequilibrio y ataques explosivos. Varios aspectos que San Lorenzo extrañó muchísimo en el último año. Eso que el Ciclón vivió en 2013 y que pretende recuperar con el santafesino al mando.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.