El desafío de River: un partido vital para reforzar el respeto que se ganó

"Jugamos un partido importante para clasificarnos, no nos jugamos la clasificación", es el mensaje de Gallardo, en la antesala del choque de hoy con Palestino, en Chile; si el equipo millonario gana, pasará a los octavos de final
"Jugamos un partido importante para clasificarnos, no nos jugamos la clasificación", es el mensaje de Gallardo, en la antesala del choque de hoy con Palestino, en Chile; si el equipo millonario gana, pasará a los octavos de final Fuente: LA NACION - Crédito: Rodrigo Néspolo
Juan Patricio Balbi Vignolo
(0)
24 de abril de 2019  • 00:20

"Jugamos un partido importante para clasificarnos, no nos jugamos la clasificación". Marcelo Gallardo sabe más que nadie la trascendencia que tiene el encuentro que River afrontará hoy desde las 19.15 en Santiago de Chile ante Palestino: un triunfo lo depositará en los octavos de final de la Copa Libertadores. Pero, durante todos los días previos, el DT intentó transmitir calma para que los 90 minutos cruciales no se transformen en una pesada mochila que termine siendo perjudicial.

Su equipo tendrá el gran desafío de volver a decir presente en un duelo vital como visitante para seguir reforzando también el respeto obtenido durante los últimos cinco años. Esa consideración por parte de los rivales se ha transformado en una pieza fundamental a la hora de competir internacionalmente: acumula 13 triunfos, 16 empates y siete derrotas fuera de casa en el ciclo Gallardo entre Libertadores, Copa Sudamericana y Recopa Sudamericana.

Con 47 goles a favor y 38 goles en contra, más 13 vallas invictas, solo San José de Oruro (2-0), Liga de Quito (1-0), Chapecoense (2-1), San Pablo (2-1), Independiente del Valle (2-1), Jorge Wilstermann (3-0) y Lanús (4-2) han podido derrotarlo desde 2014 a la fecha. Además, en la Libertadores acumula un récord histórico para el club: lleva nueve juegos en fila sin perder, con tres victorias y seis empates. La igualdad 2-2 con Inter en Brasil le permitió superar su mejor marca histórica en este torneo (ocho invicto entre 1986 y 1987).

Más allá de que el Muñeco no es un ferviente estadista y suele contextualizar cada partido por fuera de los números, el pasado reciente marca que River ha dejado atrás el pánico escénico que solía tener al salir del Monumental. "El respeto del rival se da por lo que viene mostrando el equipo hace tiempo. Eso te hace sentir fuerte y te obliga a intentar no bajar ese respeto ganado. Es una posibilidad para alimentarnos y seguir siendo sólidos, como un equipo que busca y quiere afrontar cada compromiso de la mejor manera posible. Los rivales lo reconocen", aseguró el DT tras derrotar 3-0 a Alianza Lima en casa hace dos semanas.

Esta tarde, en el Estadio Monumental David Arellano de Santiago y con capacidad para 47 mil espectadores, tendrá otra oportunidad para confirmarlo ante un marco que promete ser espectacular: los "Árabes" tienen planeado armar un mosaico con la bandera de Palestina a través de 3.200 cartulinas. Y además de los fanáticos locales, habrá alrededor de cinco mil hinchas argentinos.

La intención de River es clara y no deja demasiado margen para la especulación, ya que, con seis puntos (tres empates y una victoria), necesita lograr un éxito que le permita abrochar su pasaje a la siguiente fase. De conseguirlo, también seguirá de cerca lo que ocurra con Inter frente a Alianza Lima en Perú desde las 21.30: si los brasileros ganan, se quedarán con el primer puesto del Grupo A; pero si empatan o pierden, deberán definir las ubicaciones en Núñez el martes 7 de mayo.

Palestino acumula cuatro unidades producto de un triunfo (3-0 a Alianza Lima en Chile), un empate (0-0 con River en Buenos Aires) y dos derrotas (1-0 con Inter en Chile y 3-2 en Brasil), por lo que también necesita ganar para soñar con la clasificación, debido a que el empate dejaría mejor parado al Millonario para la definición en la última fecha.

Para evitar llegar con la soga al cuello al último compromiso del grupo, Gallardo pondrá lo mejor que tiene en tierras chilenas. Con la estructura defensiva consolidada y Matías Suárez un paso delante de Rafael Borré en la delantera.

Sin importar los nombres, luego del triunfo por 3-0 de la semana pasada ante Argentino de Merlo que le permitió clasificar a los 16vos de final de la Copa Argentina, el entrenador les exigió concentración y compromiso a todos para llegar al 100% de rendimiento y energías a Chile: "Necesito que estén todos preparados, el que entra, el que inicia y el que está para entrar. Entran para resolver situaciones. Es la competencia de la que hablamos siempre".

River vuelve a tener una cita copera esencial y, cada vez que eso sucede, revive en carne propia los éxitos recientes que le permitieron dar un salto en la historia grande del fútbol sudamericano.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.