El incómodo momento de Militao, nuevo refuerzo de Real Madrid: se mareó y debió abandonar la conferencia

Militao debió suspender antes de lo previsto su presentación en Madrid
Militao debió suspender antes de lo previsto su presentación en Madrid Crédito: Captura de TV
(0)
10 de julio de 2019  • 10:17

Las emociones, los nervios, la ansiedad, la presión y los más de 30 grados en una calurosa ciudad de Madrid le jugaron una mala pasada a Militao, el nuevo refuerzo de Real Madrid. ¿Qué ocurrió? Tras regresar de la Copa América que obtuvo con Brasil, se realizó los estudios médicos y tuvo su presentación oficial, pero sufrió un mareo en la conferencia que lo obligó a abandonar la sala de prensa antes de lo previsto.

Fue un día intenso para el defensor central brasilero de 21 años, que en marzo del presente año oficializó su pase al Merengue por 50 millones de euros desde Porto de Portugal. Por la mañana, pasó el reconocimiento médico en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja y luego se acercó con su familia al Estadio Santiago Bernabéu para las primeras fotos oficiales y la clásica presentación ante la gente. Y el primer contacto con la prensa como jugador del club español tuvo una situación particular.

"Sé que hay presión. Es un club muy grande, pero es bueno para hacer un buen trabajo, con seguridad siempre existirá esa presión. Vengo para hacer mi trabajo, pero tengo los pies en la tierra: jugaré si lo quiere el entrenador. Yo voy a dar todo por esta camiseta y voy a jugar siempre como si fuera el último partido para hacer una buena temporada aquí y dar alegría a la afición", comentó Militao en sus primeras respuestas, pero con el paso de tiempo comenzó a mostrar gestos de incomodidad.

Militao debutó en San Pablo en 2017 y, tras solo 57 partidos en Brasil, pasó a Porto en 2018 por 4 millones de euros. Allí solo disputó 47 juegos oficiales en la única temporada que estuvo, marcó cinco goles y dio cuatro asistencias.

"Ha sido un año muy bueno en Porto. Desde el principio me recibieron de la mejor manera posible, todos creyeron en mí y mi mensaje es que agradezco mucho haber pasado por allí. Estoy muy feliz. Las cosas están pasando muy rápido y cuando recibí la noticia de Real Madrid no lo pensé dos veces. Me veía jugando en el mejor club del mundo. Fui muy feliz", agregó el defensor brasilero, que no pudo llegar a la última pregunta porque empezó a marearse e intentó desabrocharse la corbata, mientras hizo gestos de molestia ante las cámaras.

Ante la situación, la transmisión oficial en YouTube decidió dejar de enfocar al jugador y comenzó a hacer planos de los periodistas y las cámaras. Pero, finalmente, mientras escuchaba la última pregunta, Militao decidió terminar la conferencia: "No puedo decir nada más, es una emoción enorme", sentenció y se levantó de su asiento.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.