El Mundial o la Copa Libertadores: la controvertida decisión que tomó Pablo Pérez

La visita de Pablo Pérez a Andy Kusnetsoff en "Podemos Hablar"
La visita de Pablo Pérez a Andy Kusnetsoff en "Podemos Hablar" Crédito: Captura de TV
(0)
14 de abril de 2019  • 12:16

Pablo Pérez siempre fue un punto de referencia en su estadía en Boca . Talentoso, polémico titular indiscutido y capitán en el elenco dirigido por Guillermo Barros Schelotto, el rosarino dejó la Ribera a fines de 2018 y ahora milita en Independiente. Sin embargo, el volante volvió a llamar la atención con una confesión: "Hubiera preferido ir al Mundial de Rusia y salir campeón con la selección antes que ganar la final de la Libertadores con Boca".

El excapitán de los xeneizes fue entrevistado en el programa Podemos Hablar, que conduce Andy Kusnetzoff, y sus declaraciones sorprendieron a varios. "Si pudieras volver el tiempo atrás, ¿elegirías ir al último Mundial y salir campeón con la Argentina o ganar la final de la Libertadores con Boca?", le preguntó el periodista. "Uh, me mataste, en las dos estuve cerca. Hubiera querido ir al Mundial porque la camiseta de la selección no se negocia con nada. Creo que defender al país es lo más lindo que hay, y más jugando al fútbol que es lo que nos gusta a nosotros", respondió Pérez.

Además, el futbolista recordó los malos momentos que vivió en la previa de la final con River tras la salvaje agresión al micro xeneize en Núñez. "De un segundo al otro nos encontramos en un momento muy difícil que no tiene nada que ver con el fútbol. Estaba shockeado. No sabía si ir al hospital. Y una vez que fui no sabía si tenía que volver, si se jugaba o no. Era para pasarlo para otro día porque ya se había arruinado la fiesta", dijo. "Cuando volvimos a la cancha nos volvieron a tirar piedras: se ve que la policía no estaba muy capacitada para parar a esa gente", agregó.

Ganador de cuatro títulos en Boca entre 2015 y 2018, Pérez quedó en el centro de la escena luego de la final perdida contra River. En aquel momento, el volante declaró que quería quedarse en la Ribera, pero esa intención no iba de la mano con los deseos de los dirigentes ni de los fanáticos. Esa poca simpatía que causaron en el público algunas de sus acciones (insultar a la platea, o tirar al césped la cinta de capitán en la final en Madrid), además de su bajo rendimiento, impulsaron el final de su ciclo vestido de azul y oro.

Así, Pérez dejó de ser jugador de Boca en enero de este año y se convirtió en refuerzo del Rojo. Al respecto de su partida del club xeneize, aseguró: "No sé por qué me fui. Me tocó irme y es mejor dejarlo ahí".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?