El nuevo Boca, en marcha

Carlos Bianchi ya comienza a diseñar el nuevo Boca
Carlos Bianchi ya comienza a diseñar el nuevo Boca Fuente: LA NACION
Bianchi dijo que los dirigentes le confirmaron su continuidad y ya planifica el equipo post Mundial. Para pensar en refuerzos, primero quiere saber quién se irá: defensivamente está conforme y sólo pediría un lateral izquierdo si se va Insúa y ofensivamente, las llegadas y el esquema táctico dependerán de si sigue o no Riquelme
Christian Leblebidjian
(0)
16 de mayo de 2014  • 23:20

El mapa xeneize para el segundo semestre de 2014 empieza a despejarse. Tras la reunión entre Daniel Angelici y Carlos Bianchi , en la que el presidente le confirmó al DT que seguirá (los dirigentes tenían una cláusula para dar por finalizado el vínculo que vence en diciembre de 2015), ahora se aguarda la respuesta de Juan Román Riquelme , a quien el club le ofreció renovar el vínculo por 18 meses. El N° 10 respondería afirmativamente en una semana, antes de que Angelici se vaya de vacaciones. Mientras, el nuevo Boca comienza a pensar en incorporaciones ante posibles transferencias. En el equipo que proyecta Bianchi, en cuanto a las decisiones por tomar, dependerá mucho de si continúa o no Román.

"Ellos tenían la posibilidad de rescindir el contrato el 30 de junio y decidieron que sigamos trabajando juntos. Me da placer, tengo más ganas que hace seis meses. Yo me exijo a mí mismo, la tranquilidad no me la dan los demás", comentó ayer Bianchi, luego del entrenamiento matutino en el complejo Pedro Pompilio.

El entrenador dijo que su trabajo, desde enero de 2013 hasta la fecha, fue de "menor a mayor", que logró un buen rendimiento en los últimos partidos porque consiguió regularidad en la formación, con la misma defensa y sin lesiones importantes en el resto del campo de juego. "Este buen presente nos ilusiona para tener un muy buen futuro", había dicho luego de la victoria ante Lanús. Y sabe, desde su lugar de entrenador más exitoso en la historia xeneize, que Boca exige protagonismo y campeonatos: "Le debemos un título al hincha, pero debe estar tranquilo de que de nuestra parte hacemos un trabajo profesional. Dimos más que antes. Y si nos tiene paciencia y nos espera es porque algo le hemos dado al hincha de Boca. Hasta el día que se mueran van a recordar que en tres años hemos ganado tres Copas Libertadores y dos Intercontinentales. Fue una cosa única..."

¿Cuál es la situación hoy con referencia al equipo que se viene? Bianchi no habló de nombres con Angelici. Le dijo que está conforme con el plantel. No interfirió (ni lo hará) en las negociaciones entre Riquelme y los dirigentes, aunque cada vez que puede respalda al enganche desde sus decisiones para no exponerlo a las lesiones y de elogiarlo (otra vez ayer) calificándolo como "el mejor jugador de la historia de Boca".

Román podría arreglar por un año y medio más en Boca
Román podría arreglar por un año y medio más en Boca Fuente: LA NACION - Crédito: Aníbal Greco

¿En materia de refuerzos? Partiendo de la base de que no hay intransferibles, defensivamente depende de que haya ventas para incorporar. Por eso ayer el DT sostuvo: "Para sumar hay que restar primero". Y, ofensivamente, de si sigue o no Riquelme. Bianchi está conforme con el bloque de atrás: Orion , Grana , Cata Díaz , Forlín e Insúa ; más Federico Bravo como volante tapón. Existe la posibilidad de que sea vendido Emmanuel Insúa y, en ese caso, sí llegaría un lateral izquierdo que pelee el puesto con Nahuel Zárate .

Arriba, si Riquelme continúa seguirá jugando 4-3-1-2 y, en ese caso, podría llegar un volante por la derecha explosivo, con cambio de ritmo, más un delantero rápido, que pueda asociarse con las descargas de Román. También habrá que ver si siguen Erbes , Ledesma y Martínez . De la larga lista que deben regresar de sus préstamos, muy pocos tendrían la posibilidad de quedarse.

Si Riquelme no sigue, el nuevo Boca se apoyará en un sistema 4-4-2. Y allí se potenciaría la necesidad de jugar con mediocampistas externos veloces, con desequilibrio y gol.

Uno de los problemas que ya tenía Julio Falcioni en 2012 era el de las divisiones en el vestuario, una interna que incluso salpicó a Bianchi, sobre todo en los comienzos, cuando los futbolistas cercanos al ex técnico de Banfield estaban distanciados de Riquelme y su entorno. Y si bien quedan algunas diferencias (recordar la pelea entre Agustín Orion y Pablo Ledesma), el DT está convencido de que hoy el plantel le responde mejor y se trabaja en un clima más satisfactorio: "Yo sé cómo encontré el grupo en 2013 y sé lo que es hoy Boca", dijo ayer en referencia a esta cuestión, aunque no profundizó en el análisis. Pero quedó claro el concepto con la pregunta final, cuando le consultaron, vía Twitter, si pudiera, a qué ex jugadores de sus ciclos anteriores traería como refuerzo: "Elegiría al grupo. Traería a los grupos del 98 y 2003. Porque las individualidades son importantes, pero el grupo hace la fuerza del equipo".

Pasado mañana, con Gimnasia, Boca apostará a terminar lo mejor posible. Luego, el primer compromiso en el corto plazo será el amistoso del 31 del actual ante River, en México. Para ese entonces, todos tendrán un panorama más definido.

Riquelme tiene la pelota

Juan Román Riquelme, que no jugará ante Gimnasia, recibió el ofrecimiento de los dirigentes para renovar el vínculo por 18 meses y ahora la pelota quedó en campo del enganche, que respondería afirmativamente. El acuerdo podría sellarse antes del miércoles próximo, cuando el presidente Angelici se irá de vacaciones.

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.