En el conteo final, sólo 30 de los 170 clubes tienen saldo positivo

Es el número que arrojan los registros de la Tesorería de la AFA en los últimos diez años
Alejandro Casar González
Fernando Czyz
(0)
9 de mayo de 2016  • 23:16

De aquel cuaderno escolar –escrito a mano con lápiz negro– de Julio Grondona en su estación de servicio de Bernal a la hoja de cálculos actual en la Tesorería de la AFA, la fría realidad de los números sentencia que sólo 30 de los 170 clubes contabilizados en la última década tienen saldo positivo en sus cuentas corrientes con la entidad madre del fútbol argentino.

Mirá el informe completo con los clubes con más deudas.

En este mundo de desigualdades económicas en el reparto del dinero, el capricho del número podría vincular el emblemático 30 a las instituciones de primera división, pero tan sólo cinco de los actuales participantes en la elite del fútbol argentino no tienen saldo en rojo con la AFA.

River, acompañado por los éxitos deportivos de los últimos dos años, logró ponerle fin a un pasivo que lo siguió durante toda la década y que llegó a los casi 83 millones durante la gestión Passarella. Hoy, el club conducido por Rodolfo D’ Onofrio puede jactarse de ser el único de los grandes que mantiene una independencia con el Fondo Monetario del fútbol argentino. "Hemos aumentado todos los ingresos del club y depende de la administración propia. En el caso de la gestión por la televisación supone apenas un 6% del total, un número totalmente marginal pero que depende de la gestión de AFA", enfatizó Andrés Ballotta, tesorero del club ‘millonario’ en diálogo con la nación.

Los otros cuatro clubes de Primera que al cierre del balance de abril mantienen números positivos con la AFA son Atlético de Rafaela, Belgrano de Córdoba, Aldosivi de Mar del Plata y Godoy Cruz de Mendoza.

"Claro que me gustaría tener a Tevez, pero todos los clubes deben saber sus limitaciones y ajustar su presupuesto, porque después hay que pagarlos. Se trata de ser serios. No hemos cambiado cheques en las financieras de AFA y nos hemos ajustado, a rajatabla, al presupuesto de principio de año", le expresó el actual vicepresidente de Atlético de Rafaela, Gabriel Carlucci, a de la nacion.

Crucero del Norte y Central Córdoba de Santiago del Estero, actuales equipos en el Nacional B, son las entidades con mejores números absolutos, mientras que Villa San Carlos y UAI Urquiza, entidades que militan en la Primera B, pueden jactarse además de tener actuales cifras positivas, de no haber superado los 200 mil pesos de deuda en la década pasada.

"Nosotros le damos prioridad siempre a una administración sustentable sobre cualquier otra variable. En 2008 recibimos un club que era para ponerle el candado y cerrarlo, pero de a poco fuimos ordenando las cuentas y sin pedir ningún tipo de adelanto a la AFA. En ocho años hemos mejorado mucho la infraestructura del club además de cumplir una función social importante en Berisso", explicó Alejandro Colombo, presidente de Villa San Carlos a la nacion.

El plan de sinceramiento de deuda y pago efectivo, que comenzó este año con los descuentos a los clubes en sus ingresos, terminó de enterrar aquella economía informal y unipersonal que gobernó a la AFA durante la era grondonista.

A pesar de la presencia formal de una tesorería, una secretaría general y una secretaría ejecutiva de la presidencia, la realidad es que la arquitectura económica y financiera de la AFA dependió exclusivamente de la discrecionalidad de Grondona.

Con el fallecimiento del legendario y longevo caudillo, las arcas de la entidad del fútbol argentino sinceraron un default que echó por tierra el histórico lema que indicaba que "en la Argentina convive una AFA rica con clubes pobres".

Además de la contabilidad en cuenta corriente, desde 2011 la AFA ponderó otra herramienta financiera a través del canje de cheques y en este ítem, por ejemplo, River consiguió bajar su deuda de 220 a 60 millones de pesos, fundamentalmente con la constitución de un fideicomiso privado.

Junto con Estudiantes y Vélez, River denunció que esta ‘bicicleta financiera’ determinó y sigue generando el pago de intereses usureros en detrimento de las economías de los clubes supuestamente beneficiados.

La rueda económica de la AFA sigue girando y en el mundo de los saldos negativos algunos –los menos– han conseguido la tan mentada independencia financiera de la Casa del Fútbol de la calle Viamonte.

acg/jt

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.