En el fondo, compañeros y también clásicos rivales