En la vuelta de Boca estarán Russo y dos que quedaban en duda: Tevez y De Rossi

Miguel Ángel Russo llega con el cartel de último DT campeón de la Copa Libertadores en Boca.
Miguel Ángel Russo llega con el cartel de último DT campeón de la Copa Libertadores en Boca.
Franco Tossi
(0)
2 de enero de 2020  • 22:16

Se pone en marcha la era Miguel Ángel Russo en Boca, su segunda etapa en el club xeneize luego de su exitoso 2007, cuando obtuvo la sexta y última Copa Libertadores de la historia azul y oro. Hoy mismo comenzará la pretemporada con los tradicionales estudios médicos en el Complejo Pompilio y, por la noche, se instalarán en el Centro de Entrenamiento de Ezeiza para hacer la preparación más fuerte.

La presencia de Juan Román Riquelme en la nueva dirigencia, ocupando tanto la vicepresidencia segunda como el Departamento de fútbol, hacía pensar que las incorporaciones (sobre todo de jerarquía, por el peso de su figura) se darían con cierta agilidad, pero a casi un mes de que la lista de Jorge Amor Ameal y Mario Pergolini se impusieran con amplia diferencia en las elecciones, todavía no hay novedades. No obstante, Russo se pondrá al mando de un equipo que no tendrá más caras nuevas que aquellas que retornan de sus préstamos: Leonardo Jara (DC United, de Estados Unidos), Nahuel Molina Lucero (Rosario Central), Guido Vadalá (Deportes Tolima), Gonzalo Lamardo (San Martín, de Tucumán), Federico Abadía (Talleres, de Córdoba), Mauro Luna Diale y Lucas Arzamendia (ambos de Cerro Largo, de Uruguay).

De esos siete nombres, el que parece ponerse por encima en la consideración es el que viene desde Arroyito: el resto podría ser renegociado con otras cesiones. La cuestión es que Boca ha tenido muchos problemas en ambos laterales y Molina ha tenido un buen paso, con titularidad, en la entidad rosarina. De hecho, fue una de las figuras cuando Central derrotó por 1-0 a Boca, en la última fecha. Así, quizás, sea el momento de aprovechar un recurso de las inferiores. La cuestión es que, con respecto a los refuerzos, no hay novedades. Se mantiene la expectación por Paolo Guerrero, pero las pretensiones del peruano son muy altas, recordó Jorge Bermúdez, consejero de Riquelme.

Por otro lado, avanza la auditoría solicitada para conocer profundamente la situación económica de la institución. Aunque los dirigentes hace tiempo que tienen un panorama bastante claro. Desde que arribaron al club y recorrieron los pasillos de la Bombonera avisaron permanentemente que el club no vivía una situación económica satisfactoria y relajada como mencionaba la última gestión comandada por Daniel Angelici. Hasta el propio Ameal utilizó un espacio de la presentación del nuevo entrenador, el pasado lunes, para graficar la realidad en la que vive el club: "Boca vendió por 55 millones de dólares, pero en la caja hay sólo cinco. Y ya se cobraron adelantos por US$ 13.000.000, dinero que tenía que entrar en 2020. Queremos saber en qué se invirtió todo eso", aportó el nuevo mandamás.

Por eso, son prudentes con los apellidos que puedan llegar: si bien no falta mucho para que las competencias comiencen, creen que hay margen para actuar en el mercado. A eso, se le suma la delicada situación económica del país, un aspecto que, en su mayoría, los futbolistas tienen en consideración antes de tomar la decisión de pisar suelo argentino, sobre todo por las dificultades de los clubes para pagar en dólares.

Sea como fuere que se termine de armar el plantel, Boca siempre tiene con qué soñar. Con algunas piezas incompletas con respecto a lo que deseaba Gustavo Alfaro, igualmente le alcanzó para llegar a la semifinal de la Copa Libertadores pasada. La búsqueda de Riquelme y Miguel Ángel Russo, lógicamente, tienen que ver con dar dos pasos al frente: llegar al partido definitivo y, ahora sí, poder ganarla después de trece años para jugar el Mundial de Clubes. Y es que ese es el objetivo. No hay más. Obvio, tal como lo describió el técnico, todas las competiciones son fundamentales para los xeneizes, pero los hinchas ya no puede ndormir sin esa conquista que fue una costumbre en la primera década del siglo. Para ello, saben bien que necesitan incorporar en calidad y ya no en cantidad. Pero, hasta el momento, no hay avances.

De todas maneras, sería un gran impulso volver a ser campeón local. ¿Por qué? Russo no pudo ganar el título criollo en su primer ciclo y, lo más importante, restan sólo siete fechas para su finalización. Boca lamenta los puntos perdidos en el final del año pasado, especialmente los dos que perdió en la Bombonera ante Argentinos, el puntero. Sin embargo, se mantiene bien parado: escolta a un punto, tiene que jugar de local en cuatro partidos de este sprint final. ¿La mala? En los tres que tendrá como visitante, deberá viajar al interior, exactamente a Córdoba (Talleres), Santiago del Estero (Central Córdoba) y Santa Fe (Colón).

Russo no dio precisiones en su primer contacto con la prensa; este viernes conocerá a sus jugadores, con una práctica liviana y un almuerzo en el predio de La Boca.
Russo no dio precisiones en su primer contacto con la prensa; este viernes conocerá a sus jugadores, con una práctica liviana y un almuerzo en el predio de La Boca. Fuente: Télam

¿Cuál será el dibujo táctico de Russo? Cuando se lo preguntaron, dejó entrever, sin mencionarlo, que el 4-3-1-2 -que fue marca registrada en esas épocas gloriosas- sería la principal idea. "A los generadores de juego hay que buscarlos y encontrarlos. Uno siempre sueña con buenos jugadores", dijo Russo el lunes pasado. Los amistosos (aún sin confirmaciones) que el equipo tiene por delante, en San Juan (16 y 19 de enero), serán importantes para empezar a darle forma al ensamble estratégico.

El Boca de Miguel Ángel Russo pone primera. El recuerdo alimenta el sueño.

Tevez y De Rossi, firmes en el inicio de la nueva era

En contra de los rumores de salida, tanto Carlos Tevez como Daniele De Rossi se presentarán en el comienzo del ciclo Russo. El caso del delantero generó sorpresa a partir de lo que desprendió Ameal: "Tiene contrato hasta junio de 2020, con posibilidad de rescindir hasta el 15 de enero. Es su decisión", lanzó el nuevo presidente, derrumbando la información de que finalizaba el 31 de diciembre pasado, según decía la dirigencia saliente. La estada del italiano se puso en duda por la salida de Nicolás Burdisso, su amigo. Sin embargo, al cierre de esta edición, el romano estaba regresando en avión al país. El volante tiene un desafío: que la pretemporada sea el motor que active un mejor rendimiento. Al igual que el deseo de los futbolistas, la intención del club es que permanezcan en el plantel.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.