Estudiantes festejó el triunfo ante Patronato por la Superliga como un desahogo

Argentina Superliga
  • 1
Estudiantes La Plata

Estudiantes La Plata

  • Iván Gómez
  • 0
Patronato

Patronato

Joaquín Sánchez
(0)
20 de septiembre de 2019  • 23:59

El cierre, con una pelea general que dejó dos expulsados, mostró lo que estaba en juego y justificó el desahogo que significó la victoria 1 a 0 de Estudiantes sobre Patronato, que le permite separarse de su rival en la lucha pareja por mantenerse en la Superliga.

El inicio del partido no fue el esperado para el local. Se lo notó incómodo en la salida de la pelota por la presión que le imprimía su rival antes de cruzar la mitad de cancha. Y, lo que es peor, con el correr de los minutos fue creciendo el nerviosismo tanto adentro como afuera de la cancha. "...Esta tarde, cueste lo que cueste, esta tarde, tenemos que ganar", comenzó a sonar en un Estadio Ciudad de La Plata que no lucía a pleno.

El resumen de la victoria de Estudiantes

El equipo dirigido por Gabriel Milito seguía cometiendo errores y dejaba muchos espacios en el retroceso, que no fueron aprovechados por Patronato, que dejó pasar sus chances de ponerse arriba en el marcador.

Sin embargo, el que no desaprovechó su casi única posibilidad clara fue el Pincha. Todo comenzó con una buena apertura de Federico González para Manuel Castro, el más desequilibrante de su equipo, quien desbordó a toda velocidad y envió un centro que no pudo ser aprovechado, pero en el rebote llegó Iván Gómez para anotar la diferencia.

Los ánimos se calmaron y hasta Gastón Fernández casi anotó el segundo con un remate esquinado que terminó sacando al córner Matías Ibáñez.

El segundo tiempo se abrió con el arquero del equipo entrerriano como protagonista con una gran tapada ante Federico González, y minutos más tarde, frente a un tiro libre de la Gata Fernández, en lo que fueron las dos acciones de mayor peligro en ese reinicio.

Del otro lado, Patronato controló la pelota y desbordó por los costados, pero no encontró precisión para definir las jugadas que generó. Y le entregó a su rival los espacios para el contraataque -sobre todo cuando se quedó con un jugador menos por la expulsión de Cristian Chimino- , que no aprovechó en parte por una nueva aparición de Ibáñez en un mano a mano ante Retegui.

En los últimos minutos, el Pincha sufrió con los centros que cayeron en el área, pero pudo resolver cada envío. Así festejó un triunfo necesario que le permite cortar la mala racha y alejarse de esa zona siempre amenazante del descenso. El "Estudiá, Estudiá" del final premió al equipo y le dio más aire a Gabriel Milito como entrenador.

ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.