Boca y un examen copero: por qué Newell's fue un anticipo de lo que le puede tocar en la Libertadores

Tevez marcó su décimo gol en 14 partidos jugados este año
Tevez marcó su décimo gol en 14 partidos jugados este año Crédito: Javier Garcia Martino - Photogamma
Pablo Lisotto
(0)
9 de noviembre de 2020  • 00:35

Boca tuvo en Rosario una prueba más que oportuna. Un examen con aroma a Copa Libertadores. Un ensayo general de lo que puede ocurrir dentro de 16 días, cuando visitará a Inter, en Porto Alegre, por la ida de los octavos de final.

El 2 a 0 a Newell's fue, sobre todo en la primera parte, más apretado que el resultado. La victoria quedó del lado xeneize por el poder de sus individualidades, en particular, porque Carlos Tevez volvió a exhibir un nivel superlativo. Y porque luego construyó con bases sólidas un triunfo indiscutible.

Lo del Nº 10 no deja de sorprender. No sólo por la enorme calidad y frialdad para aprovechar el pase exac-to de Salvio y, con apenas un toque, dejar en el camino al arquero Aguerre para luego definir con el arco vacío, sino porque un fuerte cabezazo hizo lucir al Nº 1 local.

Antes, el capitán había tenido otra clara. Una gran recuperación de Capaldo en el medio campo derivó en Cardona y el pase del colombiano hizo que Tevez enganchara hacia adentro ante el defensor rival antes de que su derechazo se fuera apenas por encima del ángulo derecho. Sólo 90 segundos después, otra vez el Apache tuvo el 1 a 0. Su cabezazo hizo lucir al arquero.

El Apache ya dejó atrás a Aguerre y define ante el arco vacío. Es el 1 a 0 para Boca
El Apache ya dejó atrás a Aguerre y define ante el arco vacío. Es el 1 a 0 para Boca Crédito: Javier Garcia Martino - Photogamma

El equipo conducido por Frank Kudelka incomodó al actual campeón. Le quitó la pelota. Y eso es algo a lo que hasta ahora los dirigidos por Miguel Ángel Russo no están acostumbrados. Inter bien puede hacer un trabajo similar.

El comienzo fue a todo ritmo. Porque Newell's le jugó de igual a igual a Boca. A apurarlo. A provocar el error cerca del arco. Con la experiencia de Maxi Rodríguez, Nacho Scocco y Pablo Pérez, con la velocidad de Sebastián Palacios y con la juventud del chico Moreno.

Y Boca en esa primera media hora no la pasó bien. Porque la visión de Pérez y la intensidad de la Fiera dominaron el medio campo y desacomodaron a Campuzano y a Capaldo. Y porque ese tridente conformado por Salvio, Cardona y Villa justo por detrás de Tevez tuvo una tarea discreta. El Toto perdió 11 balones ape-nas durante la primera mitad. El volante colombiano caminó la cancha y prácticamente no tocó la pelota. Y al delantero se le notó demasiado los 194 días que enhebró sin jugar un partido oficial desde el lejano 14 de marzo (4-1 a Godoy Cruz en Mendoza).

Desde la tranquilidad de Andrada y la firmeza de la zaga central, Boca sostuvo esos embates rivales que jamás tuvieron la profundidad suficiente.

Villa volvió a jugar luego de 194 días y la denuncia por violencia de género que realizó su ahora exnovia
Villa volvió a jugar luego de 194 días y la denuncia por violencia de género que realizó su ahora exnovia Crédito: Javier Garcia Martino - Photogamma

Hubo una jugada polémica. Fue a los 22 del primer tiempo, cuando un centro desde la izquierda cayó al área xeneize. Allí, la pelota dio en la rodilla derecha de Campuzano y luego le rebotó en su mano izquierda. Todo Newell's pidió penal. El árbitro dio a entender que vio ese contacto, pero como indica el reglamento, como el balón primero tocó otra parte del cuerpo del colombiano, dejó seguir las acciones.

Poco antes del entretiempo, Aguerre salió con prisa a bloquearle a Tevez una clara chance para el 2 a 0. El Apache nunca vio al arquero y ambos chocaron. El arquero se llevó la peor parte porque debió ser reemplazado por una luxación en el codo derecho.

Sorprendió Russo con el equipo. Un dibujo 4-2-3-1, con Villa como extremo izquierdo, con Salvio por la derecha y con Cardona como enlace, apenas detrás de Tevez parado como único hombre de punta. Y un medio campo aguerrido, pero a la vez más retrasado, con Capaldo y Campuzano. Soldano y Zárate lo vieron desde el banco, aunque sobre la hora el exVélez ingresó.

"Yo no la toqué", le dice Tevez a Lisandro López, autor del 2 a 0
"Yo no la toqué", le dice Tevez a Lisandro López, autor del 2 a 0 Crédito: Marcelo Manera / POOL ARGRA

Como era previsible, el segundo tiempo mantuvo la intensidad, pero bajó su ritmo. En ese contexto, Newell's se fue alejando del área boquense y Boca primero se fue amigando con el apretado 1 a 0. Con la pelota lejos de Andrada, la victoria estaba fuera de peligro. Pero apenas vio la oportunidad fue a asegurarlo. El 2 a 0 llegó por vía aérea: centro desde la izquierda de Cardona y cabezazo de Lisandro López que Tevez, en el camino del balón a la red, intentó sin éxito tocar.

Existía la visión de que el conjunto de la Ribera aún no había tenido un examen de riesgo desde que se reanudó el fútbol. Que los triunfos se encadenaban por decantación, frente a rivales muy inferiores. Es por eso también que es muy valiosa esta victoria. Porque al igual que lo que ocurrió hace 9 días frente a Lanús, la competencia en el plano local le elevó la vara, a diferencia del relajado grupo que le tocó en la Libertadores. Por todo eso resulta más que oportuno este partido. Para aprender a resolver sofocones, para corregir erro-res, e incluso para comparar el trabajo de los que ayer tuvieron su chance (Villa y Cardona) y los que final-mente no jugaron (Soldano y Pol Fernández).

En la cuenta regresiva a los octavos de final, Boca aprobó un examen importante en Rosario, sumó su 16º partido sin derrotas desde que asumió Russo y disfruta de su muy buen presente.

Conforme a los criterios de

Más información
ADEMÁS

MÁS LEÍDAS DE Deportes

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Descargá la aplicación de LA NACION. Es rápida y liviana.